Congreso de los Diputados

Maza pasa al ataque y culpa a los medios de las dudas surgidas sobre su actuación

El fiscal general defiende su derecho a dar "instrucciones particulares" a sus subordinados en los casos que investiguen a cargos aforados, como el que afecta al presidente de Murcia. La oposición critica que se presionara a las fiscales de la 'Púnica' para que no emitieran informes desfavorables a Pedro Antonio Sánchez. Maza asegura que actúa "sin atender a la ideología" de los implicados y que corrigió a las fiscales porque "no tienen el don de la infalibilidad".

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, en el Congreso.
El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, en el Congreso. EFE

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ha defendido este miércoles la limpieza y transparencia de su proceder, cuestionado por la oposición a cuenta de las órdenes que su institución dio a las fiscales del caso Púnica. El Ministerio Público pidió a estas fiscales que no emitieran informes desfavorables contra el presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez -señalado en el caso-, lo que llevó a PSOE y Ciudadanos a exigir la comparecencia urgente de Maza en el Congreso. Se fijó para la mañana de hoy y en ella el fiscal general ha manifestado que se debe "a la ley, exclusivamente a la ley" y eso es lo único que ha regido su actuación.

Las dudas surgidas sobre su imparcialidad, ha asegurado, se deben a una desvirtuación de su comportamiento, "fundamentalmente a causa del tratamiento informativo que a ciertas cuestiones ha venido dándose en las últimas fechas por algunos medios". "Mi interés es el suyo", ha garantizado a los diputados, "en aras de aclarar y justificar, con la debida y posible transparencia" cada maniobra que pueda "suscitar alguna clase de dudas".

Maza ha indicado que la Fiscalía General "no es solo que pueda, sino que debe" dar "instrucciones particulares" en los casos de presunta corrupción que afecten a aforados, como ocurre con el presidente de Murcia. Y ello es así desde la época de Zapatero, ha explicado, pues fue entonces cuando se estableció que "de todos esos asuntos" debe informarse a la Fiscalía General para que los estudie y, en su caso, guíe la actuación del Ministerio Público. Maza destaca que el organismo que dirige "considera la lucha contra la corrupción" un "eje central" de su política y ejercita "acciones penales" cuando se reúnen los elementos incriminatorios correspondientes. Sin atender a la “ideología” de la persona investigada, ha remarcado adelantándose a los previsibles ataques de la oposición. A su juicio, la Fiscalía General pone "especial celo" en esta materia.

La comparecencia de Maza ante la Comisión de Justicia del Congreso fue aprobada la semana pasada por la Mesa, después de que lo solicitaran los grupos de PSOE y Ciudadanos. La Cámara baja se propuso averiguar si hubo presiones injustificadas a las fiscales del caso Púnica y también si ocurrió algo similar en un contencioso urbanístico que afectó al expresidente de La Rioja, Pedro Sanz. Con posterioridad a la solicitud de comparecencia se produjeron los cambios en la cúpula fiscal, muy criticados por la oposición y también objeto de atención en la sesión de este miércoles.

Críticas de la oposición

Juan Carlos Campo, portavoz de Justicia del PSOE, ha recordado que su grupo mostró "desconfianza" ante el nombramiento de Maza desde el primer momento. Ahora, ve justificado ese recelo con la difusión de las maniobras del fiscal general, que han dejado "estupefacta" a la carrera "y también a una gran parte de la ciudadanía". Campo ha recordado la frase que el exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, transmitió al director de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso -"esto la Fiscalía te lo afina"-, para desear que no tenga "visos de realidad y costumbre".

"Dos palabras sintetizan su actuación", ha continuado el portavoz socialista: "sospecha y decepción". A su modo de ver, hay indicios de "trato de favor" a miembros del PP salpicados por corrupción. Además, y como el resto de grupos de la oposición, el PSOE ha lamentado que Maza no entre al detalle de los casos concretos por los cuales se le ha convocado y se escude en que no puede hablar de procesos judiciales en marcha. Campo ha preguntado por qué el presidente de Murcia conoció antes que nadie que la Fiscalía no iba a apoyar las acusaciones contra él en la Púnica, por qué dio esa orden la Fiscalía General o qué criterios se han seguido en los citados relevos de la semana pasada.

"Dos palabras sintetizan su actuación: sospecha y decepción", espeta el Grupo Socialista al fiscal general del Estado

José Manuel Villegas, de Ciudadanos, ha subrayado que Maza "no ha despejado ninguna de las dudas por las cuales pedimos su comparecencia" y que ponen en cuestión la "imparcialidad del Ministerio Fiscal". "Esas actuaciones están centradas en el marco de la lucha contra la corrupción", ha seguido: "uno de los principales problemas de este país desde hace mucho tiempo". Para Villegas, "está claro que los mecanismos existen" para dar las órdenes que la Fiscalía dio en el caso Púnica, pero "asalta" la duda de si "siempre" se sigue esa misma dirección, la de "corregir a fiscales favoreciendo el criterio de los presuntos corruptos".

Ciudadanos también ha criticado las "filtraciones" que permitieron a Pedro Antonio Sánchez conocer el criterio fiscal y el hecho de que los profesionales de la Justicia se tengan que "enfrentar a unas mafias que han parasitado nuestro sistema", como ponen de manifiesto las denuncias del exfiscal superior de Murcia, Manuel López Bernal, que denunció presiones e intimidaciones por haber perseguido la corrupción. López Bernal fue uno de los fiscales relevados por el Gobierno, cambio que lleva a Villegas a preguntar a Maza "si hubo purga o no" en ese proceso y si los cambios se hicieron en base al "dedazo por interés político".

"Le dábamos el beneficio de la duda, pero en estos tres meses ha dilapidado el beneficio y solo ha dejado dudas", indica Ciudadanos a Maza

"Le dábamos el beneficio de la duda", ha concluido el portavoz de Ciudadanos, pero "en estos tres meses ha dilapidado el beneficio y solo ha dejado dudas". El diputado del PNV Mikel Legarda también ha lamentado el tono genérico empleado por Maza para no dar detalles de los asuntos que le llevan al Congreso, punto que ERC ha aprovechado para "agradecer" irónicamente la "lección teórica" ofrecida por el fiscal general del Estado.

Por Unidos Podemos ha tomado la palabra Irene Montero, su nueva portavoz parlamentaria. Montero ha denunciado la existencia de una "trama del canapé" formada por élites políticas y económicas para mantener sus presuntos privilegios a costa de la ciudadanía. "Hablamos de una trama", ha dicho, de "relaciones que vinculan a personas con nombres y apellidos" y que tendrían una muestra más en las injerencias a los fiscales. "La independencia del poder judicial está en entredicho", ha zanjado Montero, que ha calificado la de Maza como una "comparecencia opaca" incomprensible para el ciudadano común. "Frente a los crímenes de corrupción de la trama del canapé" estará su formación política rigiéndose bajo los principios de "verdad, justicia, reparación y no repetición".

Solo el PP ha defendido al fiscal general del Estado, respondiendo a los ataques de la oposición por boca de su portavoz de Justicia, María Jesús Moro: "Han traspasado los límites de la pataleta para entrar en la irresponsabilidad. La parlamentaria popular se ha enfrentado en un rifirrafe con Irene Montero que ha marcado en parte la sesión.

Corrigió a las fiscales

En el turno de réplica, Maza sí ha sido más explícito y ha comentado los asuntos concretos de los que la oposición demandaba explicaciones. Si antes no lo hizo, ha argumentado, es porque creía apropiado ceñirse a hablar del funcionamiento genérico de la Fiscalía. "He tenido la ocasión y el padecimiento de leer informaciones" que "no se ajustan en absoluto" ni a la "realidad" ni a lo que establecen las "leyes" al respecto, ha apuntado dando una nueva pulla a los medios.

El fiscal general defiende los cambios ejecutados en la cúpula del organismo y niega haber dado trato de favor a Pedro Antonio Sánchez

Sobre Murcia y las órdenes que dio a las fiscales de la Púnica, Maza ha señalado que encajan "absolutamente" en los cauces establecidos. Se le informó de la exposición razonada que podía elevarse ante el TSJ murciano en lo tocante al presidente regional, él pidió sendas opiniones a la secretaría técnica de la Fiscalía General y a los cuatro fiscales de la Sala de lo Penal del Supremo y, en base a estos -contrarios a la imputación de Sánchez-, tomó una decisión: ordenar que las fiscales cambiaran su criterio, favorable en un primer momento a proceder contra el barón del PP. "Ellas no tienen el don de la infalibilidad" y en la institución impera el "principio de jerarquía: quien tiene que decidir es quien tiene que decidir".

Sobre la filtración o no de todo esto a Sánchez, Maza ha indicado que no hay pruebas de que se produjera y que el presidente autonómico solo habló del criterio fiscal después de que se hiciera público. Además, ha negado "ninguna" injerencia en el caso del expresidente de La Rioja y ha defendido los cambios en la cúpula fiscal, que entiende perfectamente normales. Sembrar dudas sobre todo esto, ha concluido, es desgastar a una "institución básica" del Estado que no merece tampoco "ciertas informaciones ni cierto trato público". "Se va a perder el crédito en una institución" clave para "construir un Estado decente y digno", ha solemnizado.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba