Apenas media hora antes de que Rodrigo Rato, exministro de Economía, exvicepresidente del Gobierno de España y expresidente de Bankia, compareciese este martes ante la comisión de investigación sobre la crisis financiera España y el programa de asistencia financiera para dar explicaciones para dar su versión sobre la crisis que ha hecho que Bankia esté bajo control del Estado, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien defendió que debía ser Rato el que presidiera la caja, inauguraba la VIII edición del Spain Investors Day dando por "superada" la crisis económica.

Tras el 21D, esperamos que se pueda formar pronto un Gobierno que acate el orden constitucional y el Estado de Derecho y la situación política se normalice"

Durante la cita, que reúne durante dos días en Madrid a casi 40 grandes compañías cotizadas con más de 170 inversores de Europa, EEUU, Canadá y Malasia, el dirigente del Gobierno ha asegurado que espera que en Cataluña se forme "pronto" un Gobierno que acepte el orden constitucional y permita "normalizar" la situación política porque "si eso sucede", el crecimiento en España podría ser "muy superior" a las previsiones económicas actuales.

"Tras las elecciones catalanas del 21 de diciembre, esperamos que se pueda formar pronto un Gobierno que acate el orden constitucional y el Estado de Derecho y la situación política se normalice", ha señalado. Y ha apuntado que la incertidumbre e inestabilidad política en Cataluña representan "la única sombra que se cierne sobre la economía española" y, por tanto, suponen un "reto" para España y sus instituciones. Según Rajoy, el secesionismo "se combate desde la legalidad" y si el nuevo Gobierno vuelve a los cauces legales "serán Cataluña y los catalanes los mayores beneficiados".