Cataluña

Llarena tendrá que pedir la suspensión de Puigdemont al TSJ catalán si el Parlament no le aparta

Ciudadanos ya ha anunciado su intención de interponer una querella contra el letrado mayor de la Cámara catalana, Joan Ridao

Quim Torra y Carles Puigdemont.
Quim Torra y Carles Puigdemont. Efe

El juez del Supremo Pablo Llarena, que acordó la suspensión del acta de diputado del expresident Carles Puigdemont y de los diputados Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull (JxCat) y de Oriol Junqueras y Raül Romeva (ERC), procesados por el 1-O, tendrá que dirigirse al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), órgano ante el cual están aforados los parlamentarios catalanes, para lograr que se suspendan sus actas de diputados, según explican fuentes del Tribunal Supremo a Vozpópuli.

Llarena, que fue el magistrado que realizó la instrucción y dictó el auto mediante el cual sentaba en el banquillo de los acusados a los independentistas catalanes, es también el responsable de que sus decisiones sean finalmente ejecutadas, explican las diferentes fuentes jurídicas consultadas, que rechazan que la Fiscalía sea la encargada de poner en marcha el procedimiento.

No obstante, otras fuentes consideran que la Fiscalía del Tribunal Supremo sí podría instar a Llarena a que inicie la ejecución de sus autos, que se están saltando los nacionalistas catalanes.

Suspensión temporal

La mayoría independentista en el Parlament ha bloqueado la suspensión de los líderes fugados y en prisión que han sido apartados por Llarena, que sin embargo abrió la puerta a que Puigdemont y el resto de procesados en el Tribunal Supremo puedan ser sustituidos temporalmente en el Parlament, hasta que se resuelva su situación judicial.

Puigdemont y los otros cinco diputados no han sido inhabilitados, sino que sus actas de diputados fueron suspendidas tras ser procesados por el juez del ‘procés’. Seguirán suspendidos hasta que haya una sentencia, que podría finalmente inhabilitarles o, por el contrario, exonerarles.

Sin embargo, la comisión del Estatuto de los Diputados del Parlamento catalán aprobó la semana pasada el dictamen de Junts per Catalunya (JxCat) y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) para resolver la situación de los diputados suspendidos por el Tribunal Supremo, por lo que en los próximos días el Pleno de la cámara votará sobre la propuesta.

Dictamen

Con los votos a favor de JxCat, ERC, los comunes y CUP –(Ciudadanos abandonó la comisión y PSC y PP no participaron en la votación), la Cámara catalana aprobó un dictamen que pretende lograr que los seis diputados del Parlament suspendidos puedan ceder temporalmente sus funciones parlamentarias a un miembro de su grupo que ellos designen, hasta que se resuelva su situación jurídica, aunque formalmente el Pleno rechace apartarles.

Ciudadanos está preparando una querella contra los miembros soberanistas de la Mesa del Parlament por "desobedecer" al Supremo sobre la suspensión de los diputados procesados, así como contra el letrado mayor por su "colaboración" al no haber puesto ninguna objeción a una votación "ilegal", según informa Efe.

Joan Ridao

La querella, según el portavoz de Ciudadanos en la cámara catalana, Carlos Carrizosa, se dirigirá contra los miembros independentistas de la Mesa, contra el letrado mayor, Joan Ridao, y contra los representantes de JxC y ERC en la mesa de la comisión del Estatuto de los Diputados, una querella que presentarán si, finalmente, este dictamen se vota en el Pleno.

Por su parte la CUP, dentro de su estrategia de no reconocer la autoridad del Estado español, y por tanto del juez Pablo Llarena, es partidaria de no suspender a los procesados.

Y por registró el viernes una enmienda de supresión del punto del acuerdo entre JxCat y ERC para que seis diputados del Parlament suspendidos puedan ceder temporalmente sus funciones a un miembro de su grupo.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba