Política

JxCat y Bildu harán un cordón sanitario a Vox para no quedar juntos en el Congreso

Las dos principales formaciones del Grupo Mixto quieren que los diputados de Na+ y CC ejerzan de 'tapón' frente a los escaños del partido de Santiago Abascal

Los diputados independentistas presos, en el Congreso
Los diputados independentistas presos, en el Congreso

El último cordón sanitario que se va a formar contra Vox va a tener a dos sorprendentes protagonistas: Junts per Catalunya (JxCat)y Bildu, las dos formaciones mayoritarias en el Grupo Mixto de esta legislatura y que van a ejercer el rodillo para que sus escaños no queden junto a los del partido de Santiago Abascal.

JxCat cuenta con 7 diputados y Bildu tiene 4. El resto de formaciones del Grupo Mixto son Coalición Canaria (2), Navarra Suma (2), Compromís (1) y el Partido Regionalista de Cantabria (1). Todos estos escaños han sido ubicados en las dos últimas filas del hemiciclo, en el llamado 'gallinero', justo al lado de los 24 representantes de Vox en virtud del reparto que impusieron PSOE y Podemos en la reunión de la Mesa del Congreso celebrada hoy.

Los miembros del Grupo Mixto se reunirán mañana para decidir dónde se sentará cada uno en los plenos y tanto JxCat como Bildu no quieren ver ni en pintura a los diputados de Vox. Por ello, impondrán que los escaños de Na+ y CC sirvan de 'tapón' ante la amenazante presencia de la formación 'verde', según supo Vozpópuli de ambos grupos nacionalistas.

Vox se queja que lo arrinconen

Bildu, por ejemplo, ya ha decidido ocupar cuatro de los cinco escaños que están pegados al PSOE -el quinto asiento podría recaer en Compromís-, mientras que JxCat desea ocupar los asientos más visibles que se han asignado al Grupo Mixto sin quedar, por ello, hombro con hombro con los de Vox. Es decir, ocuparán cuatro escaños de la primera fila y tres de la segunda pero con los diputados de Na+, CC y PRC ejerciendo de 'cordón sanitario'. 

La asignación de los escaños del hemiciclo provocó revuelo en gran parte de los grupos parlamentarios. Vox anunció que recurrirá la decisión de la Mesa, según anunció su portavoz, Iván Espinosa de los Monteros, y censuró que se le arrincone entre los diputados "separatistas" de ERC, los "etarras" de Bildu y los "golpistas de Waterloo" de JxCat.

La decisión de la Mesa del Congreso fue impuesta por PSOE y Podemos. Los populares no se han posicionado porque querían unanimidad de los cuatro grupos que están en la Mesa, pero socialistas y 'morados' llegaron a la reunión con el reparto ya consensuado entre ellos e impusieron su mayoría (5 a 4) en este órgano de decisión de la Cámara baja. Mientras, Ciudadanos votó en contra al no quedar en el 'quesito' central como en la pasada legislatura.

Los diputados de Albert Rivera quedan un poco escorados hacia la derecha del Congreso, junto al PP, ya que los populares se han quedado en 67 escaños y dejan libre una parte de su bancada. Pablo Casado seguirá en el mismo asiento que la pasada legislatura y ve confirmado de facto su papel de líder de la oposición.

Podemos y PNV, en escaños visibles

Mientras, los parlamentarios de Podemos estarán ubicados en el 'quesito' central, ya que los diputados del PSOE, con los 123 escaños que les corresponden en esta legislatura, ocuparán toda la parte izquierda. La primera fila centrada del hemiciclo, la más deseada por los grupos pequeños debido a su visibilidad, se la repartirán Podemos y PNV ya que los nacionalistas vascos negociaron con el PSOE y Podemos esta ubicación.

Detrás del PNV se colocarán los 14 diputados de ERC repartidos en tres filas. Por último, dentro de las filas del Grupo Mixto se ha guardado un sitio para Pablo Echenique (Podemos) ya que es la única zona posible para los diputados con problemas de movilidad.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba