Cataluña

Alemania descarta la rebelión y enviará a Puigdemont a España solo por malversación

El tribunal alemán ha asegurado que el delito de rebelión es "inadmisible" porque no se produjo el grado de violencia "suficiente"

Carles Puigdemont
Carles Puigdemont EFE

La Audiencia territorial de Schleswig-Holstein ha decidido este jueves extraditar a España al expresidente catalán Carles Puigdemont por un presunto delito de malversación de fondos, pero no rebelión, como pedía la Justicia española. La Fiscalía General alemana ha asegurado que no puede recurrir la decisión, mientras que los abogados del líder de JxCat ya han avanzado que recurrirán el fallo.

El tribunal alemán ha asegurado que el delito de rebelión es "inadmisible" porque no se produjo el grado de violencia "suficiente", aún cuando la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo español destacó que veía claramente que Puigdemont había cometido el delito. En un auto, la Sala aseguraba que aunque en el caso de delito de rebelión se "evoca a los pronunciamientos militares", se podía entender que había sido "sin armas", dado que tanto el 20 de septiembre como el 1 de octubre de 2017 se produjeron hechos violentos contra personas.

El tribunal considera que los hechos descritos por Llarena, que se conoce como una "rebelión", "no cumplen con la ofensa criminal alemana"

El tribunal considera que los hechos descritos por las autoridades españolas, que se conoce como una "rebelión", "no cumplen con la ofensa criminal alemana". Asimismo, justifica la extradición por malversación al asegurar que el expresidente pudo haber tenido una "corresponsabilidad" en las decisiones que supusieron una carga para las arcas públicas. Pero subraya que ello se deberá sustanciar en un juicio en España.

En este sentido, el tribunal alemán ha decidido que Puigdemont no entre en prisión preventiva, desoyendo la petición de la fiscalía, al considerar que el líder de JxCat "siempre ha cumplido con las obligaciones derivadas de su estado actual de libertad bajo fianza".

La Audiencia de Schleswig-Holstein no es la única en considerar que Puigdemont no actuó de forma violenta. Tal y como explicó Vozpópuli, la magistrada de la Audiencia Nacional Carmen Lamela quiere procesar al expresidente por un delito de sedición, que no incluye la violencia, y no por rebelión.

Cuatro meses de espera

La decisión de la Justicia alemana llega después de que el pasado 29 de junio el juez del Tribunal Supremo PabloLlarena le remitiera la providencia donde certificaba que el procesamiento contra el expresident y otros 24 imputados era firme; por lo que "la decisión de buscar y detener e ingresar en prisión" a Puigdemont continuaba "ejecutiva y vigente".

En este sentido, el magistrado remarcó que la orden de búsqueda, detención y prisión dictada en España contra Puigdemont "nunca se había desactivado". 

El mismo 29 de junio, la Audiencia de Schleswig-Holstein comunicó que aplazaba su decisión sobre la entrega del expresidente catalán, sin fijarse un plazo máximo para resolver sobre el asunto. El Gobierno español calculaba que, si llegaba finalmente a producirse, la entrega no sería "antes de seis meses" dada la complejidad procesal del caso. 

La Fiscalía General alemana tendrá que informar en breve cómo se llevará a cabo el proceso de extradición

Puigdemont fue detenido el 25 de marzo en un área de servicio del norte de Alemania, en virtud de una orden de arresto europea emitida dos días antes por el juez Llarena. La detención duró solo 12 días. La Justicia alemana resolvió dejar al expresidente en libertad bajo fianza mientras se decidía su entrega. ¿Ahora qué? La Fiscalía General alemana tendrá que informar en breve cómo se llevará a cabo el proceso de extradición, ya que es la entidad competente para la ejecución de este proceso judicial.

El independentismo celebra

El presidente de la Generalitat catalana, Quim Torra, ha sido de los primeros en celebrar la decisión del tribunal alemán. "Una gran noticia. Muy contento por el presidente Puigdemont y porque se demuestra una vez más los engaños y mentiras de una causa judicial que nunca debería haberse iniciado. Será en Europa donde ganaremos", ha publicado en su cuenta de Twitter.

Esta misma semana, el presidente catalán se sentaba con el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, para escenificar la vuelta a la "normalidad" en la relación bilateral entre ambas administraciones. Pero no sin subrayar que "si Sánchez dice 'no' a un referéndum, valorará si sigue abierto el diálogo". 

Puigdemont considera que, con la decisión de este jueves, han "derrotado la principal mentira sostenida por el Estado", ya que la justicia alemana "niega que el referéndum del 1-O fuera rebelión", al tiempo que ha prometido: "Lucharemos hasta el final y ganaremos".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba