Investidura en Cataluña

Junqueras se postula como 'president' si Puigdemont no cede el poder

Oriol Junqueras amenaza con dar una patada al tablero de las negociaciones. Se postularía como presidente en el caso de que Puigdemont se empeñe en dirigir Cataluña desde Bruselas

Oriol Junqueras, exvicepresidente de la Genrealitat
Oriol Junqueras, exvicepresidente de la Genrealitat GTRES

Oriol Junqueras no admite las exigencias que está planteando Carles Puigdemont en las negociaciones para una investidura. El líder de ERC, interno en la cárcel de Estremera, ha amenazado con presentarse candidato a la presidencia en el caso de que el expresidente fugado pretende controlar la política de Cataluña desde Bruselas.

Las conversaciones entre JxCat y ERC para dirimir la fórmula de gobierno parecían avanzar en las últimas horas. Tanto, que se hablaba ya de una posible solución para finales de mes o la primera semana del mes próximo. Sin embargo, la insistencia de Puigdemont en mantener el control de algunas resortes de poder desde su refugio belga ha irritado a los republicanos.

El expresidente reniega de asumir la condición de 'florero' o 'reina madre'.  Todo lo contrario. Pretende ser investido de forma simbólica pero seguir ejerciendo el mando en cuestiones clave, como la convocatoria de elecciones o la de nombrar y cesar consejeros, informa Catalunya Ràdio

De no aflojar en sus pretensiones, es decir, si no renuncia a ejercer de líder de Cataluña e la distancia, Oriol Junqueras daría un paso al frente y se postularía para asumir la presidencia 'legal' en Barcelona. De esta forma, actuaría como una especie de primer ministro o vicepresidente ejecutivo, con mando sobre el terreno. Una especie de comtrapoder del dirigente refugiado en Flandes.

Contrapoder a Flandes

No hay que olvidar que el líder de ERC ocupaba precisamente la vicepresidencia y a consejería de Economía antes de la intervención del 155. Los republicanos quieren el área económica, exteriores y los medios de comunicación del futuro 'Govern'.

El panorama se adivina vidrioso. Los equilibrios están a punto de saltar por los aires. La fórmula que ahora se plantea desde ERC entrañaría una bicefalia extraña, con dos poderes, uno fuera y otra en Cataluña, separados  por más de mil kilómetros. Junqueras podría asumir ese cargo efectivo dado que todavía no ha sido inhabilitado por el juez Llarena

Para evitar este extraño híbrido en la cúpula del poder, Puigdemont debería renunciar a su ambición de proseguir al frente como si nada hubiera pasado, algo que por ahora no parece demasiado factible, según fuentes de la negociación.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba