Desafío secesionista

Treinta días para convocar elecciones: Puigdemont apura los plazos rumbo a las urnas

Los plazos corren. Falta un mes para que se convoquen elecciones en Cataluña si no se logra sacar adelante una investidura. Puigdemont no tiene prisa. Su objetivo parecen ser las urnas

Carles Puigdemont en Berlín
Carles Puigdemont en Berlín EFE

Hace un mes, el reloj de los plazos echó a andar. La investidura fallida de Jordi Turull, al que la abstención de la CUP dejó tirado en la primera vuelta, puso en marcha el mecanismo fijado en la ley de Presidencia para elegir nuevo Gobierno. El 22 de mayo, por tanto, en el caso de no haberse despejado este trámite, el Parlament quedara disuelto y se convocarán nuevas elecciones para el plazo de 54 días. Es decir, en torno al 15 de julio. 

Faltan treinta días y todos los pasos que se han dado para desbloquear la situación han sido en falso. Roger Torrent, presidente del Parlamento, ha propuesto tres candidatos a la investidura. Dos de ellos, Carles Puigdemont y Jordi Jánchez, de imposible aprobación dados sus problemas procesales. El tercero, el mencionado Turull, se sometió a una primera votación, que no logró la preceptiva mayoría absoluta. Al día siguiente, entró en prisión por orden del juez Llarena y ya no pudo comparecer a la segunda vuelta.

Puigdemont no tiene prisa en encontrar una solución. Se encuentra con la moral muy alta tras los primeros pasos dados por el tribunal alemán que estudia la euroorden cursada desde el Supremo. Está libre, paseando por las calles de Berlín, y diseñando una estrategia que le permita mantener un protagonismo absoluta en la actual etapa política catalana. La disputa entre Cristóbal Montoro y el Supremo a cuenta de si hubo dineros públicos para sufragar el referéndum de independencia también anima a los separatistas, que consideran que el Estado atraviesa por un momento de debilidad. 

"Nos hemos ganado a gestionar los tiempos", dijo esta semana Eduard Pujol, portavoz de JxCat tras una reunión mantenida por su grupo parlamentario con el expresidente prófugo. "Esto no es una Operación Triunfo", respondió al ser preguntado por el nombre del siguiente candidato a la investidura. Turull, Sánchez y el propio Puigdemont siguen siendo los aspirantes que avala el secesionismo. Una burla a la realidad que imponen los tribunales. 

Apenas se habla ya púbicamente del 'plan D', es decir, buscar a un aspirante 'limpio' que pueda ejercer de presidente 'efectivo'. Lo reclaman tanto el PDeCat, la antigua Convergencia, como ERC, que urgen en solucionar el embrollo para archivar el 155. En la capital alemana se ven las cosas de otra forma. 

Una victoria arrolladora

JxCat mete prisa a Torrent para que se reforme la Ley de Presidencia y así permitir una investidura telemática del nuevo presidente. Un empeño que chocará frontalmente, de nuevo, con la Justicia. Se intentará, no obstante, dentro de los planes de Puigdemont de mantener la tensión directa con el Estado.

Las elecciones es, con todo, la opción que prefiere el expresidente. Prepara ya una lista de unidad que absorbería a todas las fuerzas de la secesión para, de esta forma, arrollar a los constitucionalistas. "Sacaríamos 20 escaños más que los unionistas", dicen en su entorno. Incluso acarician ya el nombre de esta plataforma electoral. "Movimiento 1-O", en homenaje al referéndum ilegal origen de todos los problemas. Hay otras opciones sobre la mesa. 

El 155 sigue vigente

ERC contempla con enorme preocupación este escenario, que le condenaría prácticamente a la extinción. No podría negarse a subirse al carro electoral de Puigdemont, salvo que se arriesguen a ser tachados de 'traidores'. Con su lider máximo, Oriol Junqueras, en prisión, su número dos, Marta Rovira, fugada en Suiza, el partido republicano apenas tiene peso específico en el reparto de funciones en el tablero. 

También en Moncloa se atisban elecciones. Bermúdez de Castro, el secretario de Estado para Cataluña, señaló días atrás que Puigdemont quiere forzar los tiempos para que haya nuevas elecciones. Unos comicios que, por cierto, convocará Mariano Rajoy ya que, hasta que el Parlamento catalán no haya logrado investir un 'president' que logre formar un 'Govern' legal, este artículo de la Constitución seguirá vigente. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba