Política

Iglesias asume el toque de Sánchez y trata de atenuar su reunión con Junqueras en prisión

Podemos intenta rebajar el suflé de la polémica generada por papel de mediador para sumar el apoyo de ERC a los Presupuestos, tras los recelos del PSOE y los ataques de PP y Ciudadanos a Sánchez

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en el Pleno del Congreso.
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en el Pleno del Congreso. EFE/Mariscal

Podemos intenta aplacar la polémica levantada por la visita de Pablo Iglesias al líder de ERC en prisión, Oriol Junqueras. Frente a las críticas que emanan desde las filas socialistas, populares y de Ciudadanos, en el partido morado insisten en que se trata de una entrevista del presidente de un grupo parlamentario del Congreso con un dirigente de un partido clave para sumar apoyos a las cuentas públicas de 2019. 

Pero más allá de persuadir al dirigente catalán para que los republicanos dejen de lado la cuestión de los presos y se sienten a negociar los Presupuestos, el líder de Podemos insiste en que no actúa en nombre del Ejecutivo de Pedro Sánchez, que tiene sus propios canales de diálogo con la Generalitat al más alto nivel. Sin ir más lejos, la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, y el vicepresidente del Govern y consejero de Economía, Pere Aragonès (ERC), se reunirán este viernes en Madrid.

"Agradezco a Iglesias el apoyo a esta propuesta, pero también recuerdo que la negociación en nombre del Gobierno la hace el Gobierno", avisó el Presidente este jueves desde Bruselas. No quieren aclarar si ambos intercambiaron mensajes a lo largo de la jornada. En la misma línea que Sánchez se expresó horas antes la ministra de Hacienda, María Jesús Montero: "No hay ningún tipo de encargo. Él ha dicho que tenía esa reunión programada desde hace meses (...) Yo me sentaré con Esquerra y con el PDeCAT, pero para hablar de Presupuestos".

Fuentes próximas al secretario general del partido morado consideran que se ha creado una especie de burbuja mediática tras el malestar expresado por algunos dirigentes del PSOE como Emiliano García-Page o la propia presidenta andaluza Susana Díaz, que llegó a acusar a Iglesias de "querer aparecer como si fuera un vicepresidente en la sombra". Todo un toque de atención dirigido a Sánchez, mediante el argumento esgrimido por los partidos de centro-derecha.

Susana Díaz llegó a acusar a Iglesias de "querer aparecer como si fuera un vicepresidente en la sombra"

PP y Ciudadanos tampoco quisieron dejar pasar la polémica para desgastar al Ejecutivo. "El Gobierno manda a Iglesias a negociar con un preso golpista", reprochó Pablo Casado en la sesión de control este miércoles. Y Albert Rivera le echó en cara que e líder de Podemos vaya "a una cárcel a negociar los Presupuestos en su nombre (de Sánchez), con los que han dado un golpe a la democracia, para seguir un cuartito de hora más en La Moncloa". 

Las fuentes cercanas al secretario general inciden en que su visita estaba prevista desde comienzos de verano. Y fue, precisamente, a petición de Junqueras, según desveló Iglesias este jueves en los pasillos del Congreso. El nacimiento prematuro de los dos hijos que tiene con la portavoz parlamentaria Irene Montero y el traslado de los presos al centro penitenciario catalán obligó a suspender cualquier tipo encuentro. 

Ahora, en el partido no entienden las críticas que emanan en los últimos días desde las filas republicanas, sobre todo de sus portavoces en la Cámara Baja. Aunque Iglesias trató de evitar la polémica, el diputado de ERC Gabriel Rufián lleva días atacando la estrategia de Podemos para sumar el apoyo de ERC. "En lugar de ir a presionar a una celda de Lledoners para aprobar los Presupuestos del PSOE se puede ir a presionar a un despacho de La Moncloa para liberar a nueve demócratas de una condenada salvaje, injusta y vengativa", llegó a manifestar el portavoz independentista a través de Twitter. 

El pacto de PGE

Ahora, el contenido del acuerdo firmado entre Sánchez e Iglesias el pasado jueves cobra especial relevancia, pues contiene medidas de carácter social que los republicanos ven con muy buenos ojos y que difícilmente podrán rechazar, según el argumento de Podemos. Así se lo intentará hacer ver a Junqueras en la entrevista en prisión, a la que dice acudir más bien a "escuchar" y sin orden del día. 

Pero al margen de las cuentas públicas, Iglesias también pretende abordar también la cuestión del conflicto separatista, como ya hizo cuando se vio en junio con el presi­dente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, en la prisión madrileña de Soto del Real. Allí mismo pudo saludar al expresidente de la ANC, Jordi Sànchez. En aquella ocasión, recuerdan desde el partido, el primero aseguró a Iglesias que "los presos" no iban "a consentir se moneda de cambio".  

El líder de Podemos ha defendido siempre que los encarcelados preventivamente por la causa del procés deberían estar en libertad, pues no comparte el criterio de la Fiscalía, pero cree que su situación no puede condicionar que las cuentas públicas salgan adelante. El líder morado insistirá en que un Gobierno socialista apoyado por Podemos siempre será mejor para los intereses de los independentistas, frente al riesgo de que PP y Cs lleguen a La Moncloa tras un hipotético adelanto electoral.  

Los dirigentes separatistas, en cambio, insisten en que el Gobierno de Sánchez debe hacer un "gesto" e instar a la Fiscalía General del Estado a que retire los cargos de rebelión que pesan sobre ellos. A la reunión de Lledoners se sumarán el presidente de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, y el portavoz de los republicanos en el Congreso, Joan Tardà, así como la portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Lucía Martín, y el teniente de alcalde de Barcelona Jaume Asens (BComú). Algo que refuerza la teoría de una negociación a tres bandas para aprobar las cuentas del Estado, de la Generalitat y del Consistorio de la ciudad condal, controlado por Ada Colau.

Últimas noticias



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba