Podemos Iglesias aprovecha el enfado pensionista para superar el 'bache' catalán

Podemos intenta capitalizar frente al PSOE la reivindicación de un sector del electorado -mayores de 65- que apenas le brinda el 3% de los apoyos en las urnas

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la diputada, Irene Montero, durante la presentación del libro, "España, un proyecto de liberación".
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la diputada, Irene Montero, durante la presentación del libro, "España, un proyecto de liberación". EFE/Kiko Huesca

Podemos ha encontrado en el éxito aparentemente espontáneo de las protestas de los pensionistas la herramienta perfecta para intentar dejar atrás el batacazo del 21-D y los malos resultados que obtiene en las encuestas. El partido morado quiere encarar el nuevo ciclo electoral 2019-2020 con un regreso a los orígenes: la defensa en las calles de derechos sociales y la agitación contra las políticas del Partido Popular.

El secretario general de la formación morada, Pablo Iglesias, fijó a comienzos de año el rumbo que debe guiar a la organización hasta la próxima cita con las urnas. Un giro de 180 grados en el discurso que debe relegar el debate territorial y donde su discurso sobre Cataluña quedará en manos del coordinador de los 'comunes', Xavier Domènech, que aspira a hacerse también con las riendas de Podem.

"En este país tenemos unos pensionistas que van a dar la cara y que están planteando en las calles lo que significa la democracia en España. Es la generación de los pensionistas la que nos trajo la democracia y nos está enseñando otra vez cómo se defienden los derechos sociales", enfatizaba Iglesias en los pasillos del Congreso de los Diputados este mismo viernes. "Sospecho que el señor M. Rajoy subestima la entereza, el coraje y la conciencia de país de nuestros mayores. Lo pagará caro", advertía horas más tarde a través de su canal de mensajería Telegram

Parecía que la crisis catalana, que avanza a trompicones, iba a hacer muy complicado que Podemos pudiese cambiar el marco mental en el que se movía durante los últimos meses, con repetidos cambios de criterio. Pero desde comienzos de año, el partido morado ha lanzado una ofensiva parlamentaria con la presentación de iniciativas y proposiciones de ley centradas fundamentalmente en la agenda social, adelantándose a un PSOE al que acusa de ir a rebufo de sus propuestas. 

Es precisamente a los socialistas a quienes Podemos puede intentar disputar el pastel del electorado en la franja de mayor edad. Pero mientras que los de Pedro Sánchez tienen en los jubilados un gran caladero de votantes, los de Iglesias son quienes más dificultad tienen para conquistarlos. Un 19% de los mayores de 65 años elige al PSOE (casi diez puntos menos que el PP), mientras que sólo un 3% de los electores se decantaría por la formación morada, según los datos del último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). 

El líder del PSOE, Pedro Sánchez
El líder del PSOE, Pedro Sánchez EFE

El secretario general socialista implementó una gira de asambleas abiertas por toda España para abordar con sus bases del futuro de las pensiones públicas. Ahora intenta sumarse a las convocatorias de la Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema Público de Pensiones, aunque no ha encontrado la acogida esperada. Frente a él tiene a un partido morado a cuya estrategia beneficiaría reeditar una especie de '15-M de las pensiones' en las calles frente al Ejecutivo del PP. En cualquier caso, la coordinación parlamentaria entre ambos partidos ha quedado prácticamente enterrada. Cada formación presenta iniciativas muy similares por su cuenta y muy cercanas en el tiempo.

En el partido morado insisten en que su labor no será tanto de organizadores, sino que quieren situarse "al lado" de los convocantes. "Nuestro papel como Podemos es el que nos pidan las organizaciones de la sociedad civil. Ni más ni menos", enfatizaba la pasada semana el secretario de Organización del partido morado, Pablo Echenique. Sin embargo, el número tres del partido sí llamaba al mismo tiempo a "una primavera de las movilizaciones" para protestar contra la precariedad y "los ataques a la libertad de expresión". Además, ya tiene listo un gran encuentro con las bases (En Marcha 2019) para el próximo 7 de abril, que servirá para "formar" a militantes y simpatizantes de cara al ciclo electoral de 2019-2020.

En Podemos insisten en que su labor no será tanto de organizadores, sino que quieren situarse "al lado" de los convocantes

Si Podemos intenta ahora lanzarse a por los mayores, tampoco se olvida de los más jóvenes; su principal nicho de electores. Pero les reclama un cambio de actitud. Durante la presentación del libro 'España. Un proyecto de liberación', del diputado de Unidos Podemos Manolo Monereo y el doctor en Derecho Héctor Illueca, Iglesias hizo hincapié en su anhelo de que el partido morado cuente con una organización juvenil. "Hemos sentido mucha nostalgia a los pensionistas frente al Congreso con mucha beligerancia. Pero faltaban los nietos. Necesitamos a los jóvenes con instrumentos propios y discursos propios y una manera de relacionarse con las calles propias", sentenciaba. 

De momento, en menos de dos semanas se celebrará en la Cámara Baja un Pleno monográfico sobre el sistema de pensiones, que inicialmente había solicitado el grupo de Unidos Podemos junto a Compromís y que finalmente Rajoy no sólo ha aceptado, sino que ha terminado pidiendo comparecer a petición propia ante el respaldo de PSOE y Ciudadanos a la petición de los morados. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba