Política

Iglesias reniega de su apoyo a Venezuela y niega la financiación irregular de Podemos

El líder de Podemos aporta las cuentas del partido morado ante las preguntas del PP y se enzarza con el senador popular que le acusa de haber recibido dinero de Venezuela e Irán

"Podemos no ha sido financiado por ningún gobierno extranjero de manera directa o indirecta". Así ha respondido el secretario general del partido morado, Pablo Iglesias, ante la comisión del Senado que investiga la financiación de los partidos políticos y en la que sólo participan los populares. Una sesión bronca en la que no se aportó ninguna novedad sobre las cuentas del partido morado, pero que ofreció casi cuatro horas de rifirrafes con el portavoz del PP, Luis Aznar.

Aznar repitió a lo largo de su interrogatorio que existen "indicios más que racionales" de que Podemos se ha podido financiar ilegalmente. Aunque no aportó ninguna documentación más allá de un informe que la Justicia acreditó como falso. Le preguntó al líder de Podemos por los presuntos pagos que habría recibido del gobierno venezolano -cobrados a través de un paraíso fiscal según indicaba un documento publicado en prensa y que los tribunales acreditaron manipulado-.

"Ustedes han sacado aquí una prueba falsa que fabricó el señor Cosidó", reprendió Iglesias, haciendo referencia a las conclusiones de la Comisión del Congreso sobre la 'policía política' del Ministerio del Interior durante la etapa de Jorge Fernández Díaz. Como parte del contraataque, el líder de Podemos decidió sacar a colación el mensaje de WhatsApp enviado por el portavoz de los populares en la Cámara Alta, Ignacio Cosidó, a su grupo de senadores. "Todo el mundo pensó que era un juez independiente, hasta que su jefe de bancada, en un WhatsApp dio a entender que era uno de los suyos", afirmó Iglesias sobre el juez Manuel Marchena, encargado del archivo de varias de las querellas contra la formación. 

Cosidó aseguraba en ese mensaje que el PP podría controlar "desde atrás" la Sala Segunda del Alto Tribunal tras el pacto entre socialistas y populares para repartirse los puestos del Consejo General del Poder Judicial. "Marchena ha sido el ponente en buena parte de estas querellas y no ha encontrado resquicio que sirviera para hacer una acusación contra Podemos. Tenemos bastante claro que no nos hemos financiado ilegalmente, porque si hubiéramos cometido un ilícito penal o administrativo, todo el peso de la Justicia habría caído sobre nosotros", ha sido la defensa empleada por Iglesias.

El líder de Podemos echó mano en todo momento de todos los autos de archivo de las querellas y denuncias presentadas contra la formación morada desde 2015. "Ha habido hasta 10 querellas y todas ellas han sido rechazadas por la Justicia. (...) Los tribunales acreditan que usted miente como un bellaco", espetó Iglesias ante las acusaciones de Aznar. "Nadie ha sido capaz de transformar las acusaciones que se han hecho sobre nosotros que han sido ingentes, en una resolución judicial", añadió. 

El portavoz popular intentó repetidamente que Iglesias entrara en el cuerpo a cuerpo. Y sacó toda la artillería. En respuesta a la alusión del líder morado al WhatsApp de Cosidó, Aznar le recordado el mensaje privado de Telegram en el que Iglesias aseguraba que "azotaría hasta que sangrase" a la presentadora Mariló Montero. "Siento muchísima vergüenza de haber hecho una broma machista imperdonable", respondió Iglesias. "A veces lo único que uno puede hacer es pedir disculpas y decir: 'Esto lo hice mal", añadió. 

Asimismo, Iglesias se resistió a entrar en las preguntas sobre su pasado académico o profesional y se ciño a desgranar las cuentas del partido. Sobre el crowfounding que usa Podemos para financiar determinado actos y eventos, Aznar le espetó que eso sonaba "a 'pitufeo'". "Hasta Irán le pagó el teléfono móvil", le llegó a decir.

Iglesias evitó dar detalles sobre la fundación CEPS (Centro de Estudios Políticos y Sociales), de la que formaron parte casi todos los fundadores del partido morado antes de su fundación en 2014. "Usted cobraba de la fundación CEPS que cobraba de Venezuela. Está documentado. Usted cobraba de CEPS como (Juan Carlos) Monedero e (Íñigo) Errejón. De hecho, ésta pagaba 200.000 euros en pagos de personal, y el día que ustedes se van para fundar Podemos, deja de pagar sueldos", le espetó Aznar. 

Iglesias se arrepintió públicamente de las posiciones políticas que defendía hasta hace muy poco tiempo sobre el país latinoamericano. Lo hizo después de que los senadores populares proyectaron un vídeo con una entrevista en la televisión del régimen en la que alababa al presidente Hugo Chávez como un "ejemplo democrático". "He podido decir cosas que políticamente ahora no comparto y rectificar en política está bien. La situación política y económica en Venezuela es nefasta", sentenció Iglesias. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba