Política

Iglesias sospecha que Sánchez podría traicionarle filtrando un dossier tras los presupuestos

En el partido morado sostienen que los socialistas llevan meses recogiendo información sobre Podemos. Algunos empiezan a mirar con atención también a Íñigo Errejón

Sánchez e Iglesias.
Sánchez e Iglesias. EFE

Podemos mira de reojo los movimientos de Pedro Sánchez, más aún tras el enigmático encuentro del ministro de Transportes, José Luis Ábalos, con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez. El aliado de Sánchez asume que el PSOE buscará en el medio plazo ganar terreno y no descarta una operación para obtener informaciones sobre los morados que puedan servir para dinamitar la coalición y volver a su primer planteamiento: un gobierno en minoría de Sánchez. La aprobación de los presupuestos puede convertirse en el momento ideal para activar esa estrategia.   

“Llevan meses recogiendo informaciones sobre Podemos”, asegura una fuente del partido morado en conversación con Vozpópuli. Se trata de una tesis que circula a nivel intermedio de Podemos, pero también en la cúpula, donde mantienen la alerta sobre las intenciones de los socialistas.

Hasta ahora, oficialmente las relaciones entre Podemos y el PSOE son idílicas. Los dos equipos colaboran en la definición de la política gubernamental e incluso a nivel de construcción del relato y la comunicación del Gobierno. Aun así, nadie se equivoca: “El PSOE antes o después buscará imponerse”. La clave para Iglesias es que sea más tarde que pronto.

Separación entre Gobierno y partido

De ahí que, según varias fuentes a niveles altos del partido, se perciba preocupación. Puede ser sobre el tema de la financiación, o sobre otro asunto polémico que todavía no haya aflorado. El secretismo interno es muy elevado. Iglesias ha blindado el equipo de gobierno y lo ha separado del partido. La preocupación es que se realicen filtraciones indeseadas. Sobre todo ante unos movimientos de los socialistas sospechosos.

En el PSOE, por ejemplo, dan por hecho que Iglesias y los suyos van preparando una estrategia de cara a esa situación. Incluso que Iglesias esté jugando al despiste, concentrado en revalidar su liderazgo en el Congreso de marzo y en difundir la idea de un Podemos responsable y leal al Ejecutivo. Pero miembros del partido morado, que recuerdan el peso limitado en el Ejecutivo de Sánchez, señalan: “Después de los presupuestos, Pedro puede volar”.

Para su estrategia, el PSOE puede activar una polémica sobre Podemos. Por ejemplo, sobre los presuntos vínculos financieros con gobiernos de América Latina, o con la profundización de las “irregularidades” que han denunciado los ex abogados del partido morado, enriquecida con las informaciones que el PSOE haya podido recopilar en los últimos meses.

Ábalos, Narbona y Sánchez.
Ábalos, Narbona y Sánchez. EFE

Decisión unilateral de Sánchez

La ley otorga al presidente del Gobierno la facultad de crear su equipo. Esto significa que, si Sánchez lo ordena, puede obligar a los ministros de Podemos a dejar sus cargos. Lógicamente, eso conllevaría una crisis de gobierno, pero desde el punto de vista parlamentario Sánchez puede decidir aguantar en minoría. Con los presupuestos cerrados, el PSOE aguantaría al menos un año, lo que garantizaría cierta estabilidad de cara a otro adelanto electoral en el ecuador de la legislatura.

En cuanto a las operaciones de los socialistas, hay al menos dos elementos que alimentan las sospechas en la casa morada. El primero es la visita secreta de la encargada de negocios de la embajada en Bolivia del pasado diciembre. La diplomática habló con exministros de Evo Morales en una maniobra que muchos aseguran fue orquestada desde Madrid.

El segundo punto es el encuentro en la madrugada del lunes entre Ábalos y Delcy Rodríguez, también envuelto en el misterio. “Está ocultando algo”, reflexionan en Podemos donde remarcan que el dispositivo del ministro ante la publicación de las primeras informaciones fue desastroso, y que Delcy Rodríguez es un “pilar” del Gobierno de Maduro. Lo único que aseguran desde Podemos es que Iglesias no estuvo involucrado en el encuentro de Ábalos.

La derivada Errejón

Sea como fuere, en Podemos son conscientes que los gobiernos de los países de América Latina prefieren hablar hoy en día directamente con Sánchez que con Iglesias. “Respetan a Pablo, pero su interés es Sánchez”, comentan en los círculos morados, donde también sospechan que algunas terminales mediáticas afines al PSOE guarden informaciones polémicas sobre Podemos. “El día que en que La Sexta dé una hostia a Iglesias se acabó”, dicen miembros de los morados, donde también abren sus sospechas a otros sectores de exdirigentes del partido, como el de Íñigo Errejón.

El líder de Más País tuvo una relación muy fluida con el PSOE durante la última campaña electoral: según Podemos los socialistas llegaron incluso a empujarle con militantes socialistas en algunos actos públicos. La preocupación ahora es que también gracias a Errejón y a su intención de librarse de eventuales investigaciones sobre el pasado de Podemos, el ex número dos del partido esté colaborando con Sánchez. “Íñigo sabe muy bien cómo funciona Podemos”, admiten algunos en el partido de Iglesias.  

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba