Política

La pelea de Iglesias y Errejón divide a Podemos

El adelanto de las primarias para Madrid impuesto por Iglesias reabre el debate público sobre las cuestiones internas del partido en pleno escándalo de Cristina Cifuentes

Varios miembros del grupo parlamentario de Unidos Podemos en sus escaños del Congreso.
Varios miembros del grupo parlamentario de Unidos Podemos en sus escaños del Congreso. Mariscal

El adelanto de las primarias para ratificar a Íñigo Errejón como candidato para la Comunidad de Madrid en 2019 han reavivado la bronca interna en Podemos. El secretario de Análisis Estratégico dejó en el aire su candidatura este jueves por el intento de imponerle por parte del sector 'pablista' un modelo de primarias en dos tiempos para rebajar su control sobre la futura lista electoral, el equipo que le acompañará a la Asamblea de Madrid.

Tras las palabras pronunciadas en el pasillo del Congreso, el secretario general, Pablo Iglesiasse mostró rotundo contra las dudas de su ex número dos, a quien ha obligado precisamente a acelerar los plazos al calor del caso Cifuentes: "Los inscritos e inscritas no van a permitir que nadie se dedique a marear la perdiz ni a tonterías cuando de lo que estamos hablando es de ganar al PP". 

Solo apenas doce horas antes, la dirección autonómica celebró una reunión urgente para sentar las bases del proceso interno, a la que no asistió Errejón a pesar de haber sido invitado por el secretario regional, Ramón Espinar. Este último explicó ante los medios al término del encuentro que se había negociado que las primarias para elegir al candidato fueran en mayo y la votación para elegir la lista se dejase para "más adelante".

Un extremo que el sector errejonista se encargó de negar. Según sostienen, no se cerraron dichos plazos sino que sólo se aprobó la voluntad de acelerar el proceso y seguir discutiendo los términos. De lo contrario, los errejonistas no hubieran votado a favor, explican miembros de esta familia que asistieron al encuentro.

Fuentes cercanas a su potencial rival en las primarias; la portavoz en la Asamblea de Madrid y afín a la corriente anticapitalista, Lorena Ruiz-Huerta, -también presente en la reunión- aseguran que la descripción del acuerdo por parte del secretario regional fue muy clara sobre la votación en dos tiempos. 

Si se separan ambas votaciones -algo que nunca ha ocurrido en Podemos- Errejón podría verse como candidato oficial elegido y encontrarse después con una lista y un proyecto ajenos a su línea política. "Yo he recibido un encargo y una responsabilidad que para mí es un honor: construir un proyecto entero", dijo ante la prensa. Y "no contemplo otra cosa", zanjó.

Evitar la polémica

La máxima en Podemos desde la asamblea estatal de Vistalegre II es evitar hacer públicas las disputas internas. Pero este jueves se quebró la tregua. De ese cónclave nació el pacto táctito para que Errejón se retirase a la política madrileña. Pero este no quiso quedarse callado ante la voluntad de Espinar -afín a la corriente pablista- y advirtió, a su manera, que confiaba en que las "cosas" se iban "a hacer bien".

Errejón quiere votar ambas cosas a la vez y conformar una lista integradora de todas las sensibilidades

Esto se traduce en que el futuro candidato quiere votar ambas cosas a la vez, en contra de lo que explicó el secretario general autonómico a los periodistas. Además, su voluntad pasa también por conformar una lista integradora de todas las sensibilidades que permita huir de las disputas internas y el conflicto en los medios de comunicación. El objetivo no es otro que generar confianza en el electorado sobre el proyecto en el que lleva meses trabajando.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba