Política

La renuncia de Herrera abre la pugna por el PP de Castilla y León

Juan Vicente Herrera no sigue. Después de tres lustros al frente del PP en Castilla y León, desvela que renuncia a repetir. Lo ha comunicado a Mariano Rajoy mediante una fría misiva. Se anuncia un congreso caliente.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera
El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera GTRES

Juan Vicente Herrera mantuvo el suspense hasta el último día. En una misiva fría y protocolaria a Mariano Rajoy, anunció este jueves que no optará a la reelección al frente del PP en Castilla y León, del que ha sido presidente los últimos 16 años. Siempre anunciado y nunca cumplido, su paso al costado, sin sucesor claro, abrirá la puerta a un congreso regional más intenso de lo que Génova desea.

Herrera siempre pensó en Rosa Valdeón, ex alcaldesa de Zamora, como su sucesora tanto en el PP como en la Comunidad. Un incidente de automóvil le retiró de la política. Desde entonces ha mostrado su apoyo hacia Antonio Silván, a quien envió a la alcaldía de León, donde no ha logrado hacerse con toda la simpatía de la militancia. 

Una sorda pugna interna

Fernando Maíllo, coordinador general del PP, también zamorano, tiene otros planes. Su candidato es el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, uno de los dirigentes más consolidados en la comunidad y posible aspirante al relevo de Herrera una vez que concluya su mandato. Las relaciones entre Herrera y Maíllo nunca fueron muy fluídas. Tampoco las de Herrera con el propio Rajoy a quien, en un rapto de intemperancia, llegó a recomendarle que 'se mire al espejo' antes de presentarse de nuevo candidato. Eran los tiempos en los que en el PP bullía un movimiento de malestar hacia la continuidad del presidente, tras el fracaso en las generales. 

Herrera deja Castilla y León en una situación económica escasamente consolidada, con enormes diferencias internas, con realidades lacerantes como Soria, Ávila o Zamora. Población avejentada y sin apenas crecimiento, Herrera se enfrentó a Montoro por el trato de la financiación de la región e incluso tuvo sus palabras con Ana Pastor por las inversiones e infraestructuras. Pese a su trayectoria y experiencia, Herrera apenas ha tenido peso específico entre los barones del partido. Nunca aspiró a ir más allá de su región. No era dado a conspiraciones ni a maniobras políticas. Soltero y gris, no es infrecuente verle algún fin de semana en Burgos, donde frecuenta, en compañía de su familia, algunas de las barreas de la localidad. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba