Cataluña

El Gobierno avisa a Torrent: si Puigdemont es investido cometerá un delito

En La Moncloa no se creen que el presidente del Parlament, que ha evitado cuidadosamente hasta ahora desobedecer al Tribunal Constitucional, se arriesgue a ir a la cárcel

El presidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent
El presidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent EFE

"¿Sí? ¿Se va a atrever Roger Torrent?... ya veremos", reflexionaba este lunes para Vozpópuli una alta fuente gubernamental sobre la posibilidad de que el presidente del Parlament, convoque un pleno de investidura de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat "de verdad", como quiere su mano derecha en el grupo parlamentario de Junts per Catalunya, Elsa Artadi

De hacerlo, recuerdan varias de las fuentes consultadas, Torrent estaría cometiendo un delito de desobediencia al Tribunal Constitucional (TC), que ha dejado claro que solo cabe una investidura "presencial" con candidato en la tribuna, no en la cárcel.

Y si algo ha demostrado la máxima autoridad de Cataluña en estos momentos de vacío institucional, es que no quiere traspasar ninguna línea roja camino de un procesamiento como el que ha llevado a prisión preventiva a su antecesora en el cargo, Carme Forcadell.   

Por eso, en La Moncloa y en el PP interpretan que el pleno de este jueves hará un pronunciamiento "puramente simbólico", para contentar al soberanismo más emocionalmente afectado por el encarcelamiento en Alemania del expresident, en particular las CUP y el sector más afín a Puigdemont en JxCat en el grupo parlamentario. Una declaración sin valor jurídico alguno.

El Ejecutivo busca una salida razonable con los sectores más realistas del soberanismo para que la legislatura eche a andar, al margen de los avatares judiciales de Puigdemont y el resto de los encarcelados

ERC y los sectores más templados del PDCat que integran JxCat quieren pasar página cuanto antes (Marta Pascal y Artur Mas) y huyen de un escenario de bloqueo indefinido que desemboque en una repetición de elecciones el 15 de julio.

El Gobierno lo sabe y por eso este lunes no quiso echar más leña al "aderezo" de Torrent y los soberanistas con el pleno del miércoles, en palabras de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. "Si quiere ser el presidente de determinados frentes antidemocráticos esa no es tarea del presidente del Parlament, espero que sea consciente de que no está ahí para atender a sus seguidores", dijo la número dos del gabinete.

"Yo les pediría a Elsa Artadi, que ha lanzado esta propuesta- y a todos sus seguidores que piensen en Cataluña", insistió Sáenz de Santamaría, en clara alusión a que Torrent se ponga ya a buscar candidato para un cuarto intento -tras Puigdemont, Jordi Sánchez y Jordi Turull-; su "primera y única función" es buscar un candidato "viable" para presidir la Generalitat, le recordó la vicepresidenta.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba