Cataluña

El Gobierno desoye al Consejo de Estado y recurre el rechazo del Parlament al Rey

La portavoz de Gobierno ya había puesto en evidencia el debate interno acerca del tema en las filas socialistas

El Consejo de Ministros ha decidido desoír, "por sentido de Estado", el informe del Consejo de Estado y seguir adelante con sus planes de presentar ante el Tribunal Constitucional (TC) un recurso de inconstitucionalidad contra la decisión del Parlamento de Cataluña de reprobar al Rey Felipe VI por su actitud en el referéndum ilegal del 1-O.

La decisión la ha tomado el gabinete en una reunión en Sevilla, que cumple así la "palabra dada" por Pedro Sánchez en agosto de celebrar una reunión del Consejo en la capital andaluza. El Consejo de Estado concluye que la resolución del Parlamento catalán no constituye objeto idóneo para ser impugnado, pero la portavoz del Gobierno, Isabel Celáa, recuerda que "no es vinculante" y anuncia que "no comparte su argumentación jurídica".

"El Consejo de Ministros solicitó un informe en relación a la impugnación de la resolución del 11 de octubre de 2018 del pleno del Parlament, por la que rechazaba el posicionamiento del rey Felipe VI (...) El Consejo de Estado ha concluido que dichas resoluciones no constituyen objeto idóneo para su impugnación por esta vía", ha dicho la ministra. 

El Gobierno replica al Consejo de Estado que no es "admisible" que la Camara catalana se "extralimite" contra el monarca

La portavoz del Gobierno ha comunicado así que interpondrán un recurso ante el Constitucional contra la resolución del Parlament "al no compartir el dictamen del Consejo de Estado y "no entender que sea admisible desde el punto de vista jurídico o político esta extralimitación"

En el Consejo de Ministros pasado la ministra ya avanzaba que estudiarían este informe y "en función del contenido" verían "si es vinculante o no es vinculante", poniendo en evidencia el debate interno que hay en el PSOE sobre la conveniencia de llevar a cabo una iniciativa contra lo que, para muchos, no es más que un ejercicio de libertad de expresión en un Parlamento.

No se modifica el delito de rebelión

Ya en el turno de preguntas, la portavoz ha matizado, respecto a la afirmación de la vicepresidenta, Carmen Calvo, y del propio presidente, señalando que el delito de rebelión debe ser cometido con armas, que "el Gobierno no entra para nada en el poder judicial y la Fiscalia".

"El Gobierno ni tiene dudas ni deja de tenerlas", con el delito de rebelión supuestamente cometido por los procesados por el 1-O. "Y la fiscalia no recibe ningún tipo de instrucción del Gobierno. Es autónoma en sus actuaciones", señaló. "El Gobierno no tiene ningún plan para modificar el delito de rebelión".

El presidente del Gobierno y Calvo no han hecho "ningún gesto" a los independentistas porque ni la Fiscalía ni los tribunales son influenciables

"Lo que ustedes oyeron en el Congreso (a Pedro Sánchez) fue una alusión a Federico Trillo y a la derechización del PP", explicó. "El Gobierno no marca el paso a nadie. Y si los tribunales son independientes, nadie tiene por qué alterarles el paso".

Por anto, las palabras de Sánchez y Calvo no son ningún "gesto" hacia los independentistas de ERC y el PDCat porque "el Gobierno no entra a decidir o impactar en las decisiones que puedan tomar los tribunales".

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba