Política

El Gobierno quiere extender el estado de alarma al menos hasta el 29 de junio

María Jesús Montero confirma que el Ejecutivo quiere mantener el estado de alarma vigente hasta "la vuelta a la nueva normalidad", algo que no se producirá antes del 29 de junio tras negar la fase 1 a Madrid y otros territorios

María Jesús Montero, ministra portavoz
María Jesús Montero, ministra portavoz

A pesar de la menguante mayoría con la que el Gobierno logró el pasado miércoles en el Congreso de los Diputados la cuarta prórroga del estado de alarma, el Ejecutivo de Pedro Sánchez quiere mantenerlo hasta "la vuelta a la nueva normalidad", algo que no se produciría antes del 29 de junio en la Comunidad de Madrid y otros territorios a los que se ha denegado entrar en la fase 1 de la 'desescalada' este lunes. 

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha aclarado este domingo que el Ejecutivo quiere mantener el estado de alarma vigente, aunque se hagan variaciones, hasta "la vuelta a la nueva normalidad" o hasta que deje de ser necesario limitar la movilidad de los ciudadanos

Así lo ha asegurado en la rueda de prensa que ha ofrecido en Moncloa junto al ministro de Sanidad, Salvador Illa. Una comparecencia en la que ha defendido que el estado de alarma es el instrumento legal "más garantista " que tiene la Constitución para restringir derechos fundamentales. 

"El estado de alarma es un mecanismo que es necesario para hacer el ejercicio de la restricción de los derechos de los ciudadanos, por eso no es un instrumento caprichoso y no es vocación del Gobierno mantenerlo más allá del tiempo que sea preciso para que todo el trabajo realizado previamente no se tire por tierra", ha explicado.

El Congreso aprobó la semana pasada la ampliación del estado de alarma hasta el próximo 24 de mayo con 178 votos a favor, 75 en contra y 97 abstenciones. El Gobierno de Sánchez logró la ampliación de la alarma con el voto a favor de Ciudadanos y del PNV, formaciones que desde entonces han insistido en la necesidad de que las medidas excepcionales no se prolonguen 'sine die'.  

También gracias a la abstención de los 89 diputados del PP, que ha dejado claro en fechas recientes que no volverá a apoyar la prórroga del estado de alarma tras haber votado a favor de las tres anteriores. 

"El instrumento más garantista"

A pesar del menguante apoyo al estado de alarma en el Congreso, Montero ha insistido en que el Gobierno cree que el "tiempo necesario" que debe estar vigente alcanza "hasta esa vuelta a la normalidad o al menos hasta que las fases de la desescalada no obliguen a que haya movilidad restringida por parte de los ciudadanos".

Según el plan aprobado por el Gobierno, la libre movilidad no será total hasta que todas las áreas territoriales alcancen esa última fase de "nueva movilidad", que podría no ser efectiva en todas las regiones hasta el 29 de junio, teniendo en cuenta que la fase 1 que entrará en vigor sólo en algunas regiones este lunes y que las previsiones anunciadas por el Gobierno cuando explicó la aplicación de las cuatro fases de 'desescalada', cada una de las cuales tendrá una duración de al menos dos semanas.

Precisamente, la negativa a pasar a la siguiente fase a Madrid, Granada, Málaga y varios distritos sanitarios de la Comunidad Valenciana, ha provocado un aluvión de críticas y reproches contra Sánchez durante la reunión que el jefe del Ejecutivo ha mantenido este domingo con los presidentes de las comunidades autónomas

"El decreto de estado de alarma es el único instrumento constitucional que garantiza y tiene todas las garantías cuando se trata de restringir derechos fundamentales como la movilidad de todos los ciudadanos. Y es una medida que obliga a que sea el Congreso el que dé el visto bueno, nada comparable con ningún tipo de ley orgánica u ordinaria, por muchas modificaciones que se produjeran", ha afirmado Montero en varias ocasiones.

Sin 'plan B'

Montero no ha hecho referencia a las dificultades que ya ha tenido el Gobierno, y que previsiblemente tendrá en el futuro para seguir aprobando prórrogas del estado de alarma, ni a la posibilidad de desarrollar alternativas en el caso de que no consigan mantenerlo, por las que le han preguntado varios medios de comunicación.

"El decreto de estado de alarma no es ningún tipo de programa político. Es un instrumento, el más garantista que tiene la Constitución para que se pueda, en una situación extraordinaria, restringir algunos de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como la movilidad, que hay que contraponer al derecho a la salud colectiva", ha recalcado.

Abierto a modificaciones

En todo caso, ha recordado que los decretos de alarma que se vayan aprobado "no tienen que ser iguales", sino que se pueden ir incluyendo nuevos elementos, como la cogobernanza que se ha introducido en el último.

A este respecto, ha señalado que tampoco la movilidad funcional igual que cuando se decretó por primera vez el estado de alarma. "Ahora las personas pueden salir de manera ordenada pero requiere todavía tener esta herramienta legal plenamente constitucional y más garantista que cualquiera de las leyes ordinarias", ha insistido.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba