Política

El Gobierno prohíbe a los españoles salir de casa salvo para comprar o trabajar

El Consejo de Ministros limita los movimientos a los ciudadanos, pero no cierra el transporte ni las fronteras. El Gobierno asume las competencias sanitarias en el decreto que desarrolla el estado de alarma

El Consejo de Ministros extraordinario de este sábado.
El Consejo de Ministros extraordinario de este sábado. Pool Moncloa

El Gobierno ha ordenado el confinamiento parcial de los españoles en casa para frenar el avance del coronavirus. Se limita la libertad de movimientos, pero no se ha cerrado el transporte público -se reduce la oferta a la mitad-, ni las fronteras. Y se podrá salir para realizar compras de primera necesidad o ir a trabajar, según consta en un borrador del real decreto que desarrolla el estado de alarma al que ha tenido acceso Vozpópuli.

Según la comparecencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el Real Decreto para declarar el estado de alarma ante el Covid-19 que ha aprobado este sábado de forma extraordinaria el Consejo de Ministros incorpora dos cambios fundamentales con respecto al borrador: permite movimientos limitados restringidos de forma individual en todo el país y entra en vigor esta misma noche, y no el lunes. Las Fuerzas de Seguridad y hasta la Fuerzas Armadas, si fuera necesario serán las encargadas de que se cumpla.

Los escenarios en los que se permiten los desplazamientos abandonando el domicilio se refiere a salidas "individuales".

El Gobierno permite que los ciudadanos salgan de sus casas con una serie de "requisitos", entre los que no se contempla "irse a cenar a la casa de un amigo o el ocio". "No podrán ir a una terraza, a la montaña o a una estación de esquí", ha añadido.

De acuerdo al Real Decreto, se permite salir de las casas para ir y volver al trabajo, asistir a centros sanitarios, comprar alimentos, medicamentos o productos de primera necesidad, cuidar de las personas que lo necesiten por su dependencia o también para ir a entidades financieras o de seguros. Aquí se incluye también necesidades como pasear a un perro.

Causas de fuerza mayor

En cualquier caso, el texto del Gobierno hace mención a "causas de fuerza mayor o situación de necesidad" o "cualquier otra actividad de análoga naturaleza debidamente justificada" en los casos en los que se permite salir de los domicilios en prevención para evitar la propagación del coronavirus.

En el turno de preguntas, el presidente ha explicado que cualquier español en el exterior puede volver a España, siempre que justifique su residencia, y desde ese momento tendrá, como el resto de ciudadanos, limitados sus movimientos dentro de las excepciones mencionadas en el Real Decreto.

El decreto establece la recentralización de las competencias sanitarias. El Gobierno asume la gestión de la pandemia. Y se reserva la posibilidad, por un lado, de intervenir o requisar cualquier bien para la lucha contra el coronavirus. Y, por otro, desplegar al Ejército para asegurar el cumplimiento de las medidas.

Las restricciones que afectan a la libre circulación de los ciudadanos entrarán en la medianoche de este sábado. El estado de alarma establece que los españoles solo podrán circular por las calles y carreteras para adquirir alimentos, medicamentos y productos básicos de primera necesidad, pero también para asistir a sus centros de trabajo. El Gobierno autoriza los movimientos para atender a mayores y menores, que seguirán sin escuela durante las próximas dos semanas. 

Transporte público al 50%

El decreto también permite los movimientos para regresar a la residencia habitual. Esta medida facilitaría el regreso de los miles de madrileños que abandonaron masivamente la comunidad el viernes por la tarde.

El Gobierno no cierra las fronteras. Tampoco el transporte público, pero se reduce la oferta de operaciones a la mitad. Los servicios ferroviarios de cercanías, media distancia y AVE; así como el transporte por carretera y por vía marítima tanto público como privado se reducirán a al menos el 50%.  

El Gobierno asume, según este borrador, las competencias sanitarias. Y toda la gestión en la lucha contra el coronavirus recaerá en la presidencia y los ministerios de Defensa, Interior, Sanidad y Transportes. El estado de alarma también facultará al Gobierno poner los medios de la sanidad privada a disposición de la pública y requisar bienes que se consideren necesarios en el combate contra la pandemia.

Tanto el Ejército como los cuerpos policiales -incluidos los autónomicos- quedarán a disposición de la autoridad nacional para que garanticen el cumplimiento de todas las medidas. 

Cierre de restaurantes y cafeterías 

El Ejecutivo también podrá intervenir los mercados con la idea de asegurar el abastecimiento de alimentos, medicamentos, y servicios básicos como luz o gas. 

El borrador del estado de alarma suspende los espectáculos públicos, tanto culturales como deportivos. Y ordena el cierre de cafeterías y restaurantes en todo el país, que podrán prestar servicios de entrega a domicilio. El decreto también suspende todo tipo de desfiles y fiestas populares.

El Gobierno establece medidas de contención en la asistencia a lugares de culto y ceremonias civiles y religiosas, incluidas las fúnebres. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba