Política

El Gobierno elegirá un nuevo lugar para enterrar a Franco si la familia no reclama sus restos en 15 días

El Consejo de Ministros confía en que el proceso de exhumación del dictador esté acabado antes de final de año. "Es inasumible que Franco tenga una tumba de Estado", dice Carmen Calvo

El Valle de los Caídos.
El Valle de los Caídos. Efe

El Gobierno elegirá un nuevo lugar para enterrar a Francisco Franco si la familia no reclama sus restos en 15 días. Así consta en el decreto para la exhumación del dictador de su tumba en el Valle de los Caídos, que ha aprobado el Consejo de Ministros. El Ejecutivo pedirá el permiso de "inhumación" pertinente al Ayuntamiento que se decida, asegurando una "sepultura digna".

El Gobierno ha dado este viernes el primer paso para exhumar a Franco del Valle de los Caídos 43 años después de su muerte. El decreto del Consejo de Ministros, histórico por su trascendencia, prevé sacar al dictador del mausoleo en el plazo máximo de 12 meses. El Gobierno confía en completar el proceso antes de final de este año. El Congreso tiene 30 días para convalidar el decreto. La votación se producirá seguramente a mediados de septiembre.

Franco no es víctima de la guerra

La vicepresidenta ha anunciado que la intención del Ejecutivo es abrir un período de diálogo con todos los grupos para decidir el futuro del Valle de los Caídos. Es una de las reclamaciones de la oposición. Pero que ahora lo urgente, ha asegurado, es sacar a Franco. La fórmula legal que ha elegido es una reforma de la Ley de la Memoria Histórica (2007) en la que se argumenta que Franco no es una víctima de la Guerra Civil (1936-1939). Calvo ha dicho que es "inasumible para una democracia madura" que Franco tenga una tumba de Estado junto a las víctimas del conflicto.

"Es urgente porque vamos muy tarde. Nosotros también vamos tarde", ha dicho Calvo. "Lo tenemos que hacer por la dignidad de nuestro recuerdo y nuestra memoria y pensando en el futuro de la gente más joven".

La propuesta introduce un nuevo apartado en el artículo 16 de la Ley de Memoria Histórica que literalmente dice: "En el Valle de los Caídos sólo podrán yacer los restos mortales de personas fallecidas a consecuencia de la guerra civil española, como lugar de conmemoración, recuerdo, y homenaje a las víctimas de la contienda". Para dar cumplimiento a este nuevo apartado, se incorpora una nueva disposición adicional pensada para articular la exhumación en varias fases.

El procedimiento se iniciará con un nuevo acuerdo de incoación del Consejo de Ministros el próximo 31 de agosto. A partir de ahí, el Gobierno dará un plazo de 15 días a la familia de Franco, que podrá presentar alegaciones y comunicar el destino que desea para los restos mortales. Si los Franco no cumplen en tiempo y forma o existen discrepancias entre los herederos, el Ejecutivo se reserva la facultad de elegir un nuevo lugar para inhumar al dictador. 

Una vez resuelto este primer trámite, el Gobierno remitirá el proyecto de exhumación al Ayuntamiento afectado, en este caso a San Lorenzo del Escorial (Madrid). Además, solicitará un informe no vinculante a la Comunidad de Madrid en materia de sanidad mortuoria. Finalizado ese segundo paso, se abrirá un nuevo plazo de alegaciones por un período improrrogable de 10 días. Transcurrido ese plazo, un nuevo acuerdo de Consejo de Ministros resolverá la exhumación y el traslado al destino previamente elegido, bien por la familia, bien por el propio Gobierno.

El futuro del Valle de los Caídos

Calvo ha admitido que el decreto afecta solo a Franco, porque en su opinión es "lo urgente" y porque así lo ha pedido reiteradamente la ONU. En ese sentido, ha admitido que de momento no se tocarán los restos de José Antonio Primo de Rivera. La vicepresidenta ha recordado que el entonces jefe de la Falange sí fue "una víctima de la contienda". 

"Su permanencia de los restos mortales están justificados", ha dicho. "Vamos a ir a lo urgente que es exhumar los restos de Franco, y en el debate que abriremos con el resto de los grupos seguiremos tomando las decisiones para aplicar la ley del 2007".

Calvo ha tomado como referencia la proposición que aprobó el Congreso en mayo del 2017. Dicha moción, apoyada por PSOE, Podemos y Ciudadanos y que contó con la abstención del PP, preveía exhumar a Franco, mover a Primo de Rivera a un lugar no preeminente y convertir el Valle de los Caídos en un gran memorial de reconciliación. Hay casi 30.000 personas, víctimas de los dos bandos, enterradas en esta obra faraónica construida a las afueras de Madrid.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba