Política

El Gobierno dilata la decisión del cambio de hora ante la división de la UE y los expertos

El comité de expertos que deberá emitir un informe sobre la posible supresión del cambio horario ha comenzado sus trabajos. Austria (en la presidencia de turno de la UE) sugiere ampliar el plazo hasta 2021

Pedro Sánchez, junto a la vicepresidenta, Carmen Calvo, y el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell.
Pedro Sánchez, junto a la vicepresidenta, Carmen Calvo, y el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell. EFE/Zipi

El Gobierno evita poner fecha a la decisión que tendrá que adoptar sobre la supresión del cambio de hora propuesta por la Unión Europea. En el Ejecutivo creen que, al margen de la disparidad de criterios de los expertos, la dificultad de poner de acuerdo a los socios comunitarios retrasará la iniciativa que puso sobre la mesa el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, el pasado mes de septiembre. Mientras se da este debate, a las 03:00 horas de la madrugada de este sábado habrá que retrasar los relojes hasta las 02:00.

Aunque la mayoría de países no ha explicado aún cuál es su postura, Portugal ya ha dicho que no comparte la idea de suprimir el cambio de horario. Además, Austria -que ocupa la presidencia de turno de la UE- ha propuesto esta misma semana retrasar la decisión hasta 2021. El Ejecutivo comunitario ha pedido a los Estados una respuesta "coordinada entre países vecinos", pero serán los países miembros quienes tendrán la última palabra. El debate estará sobre la mesa del consejo informal de ministros de Transporte y Medio Ambiente del próximo lunes 29 de octubre en Graz (Austria). 

Fuentes de la Vicepresidencia del Gobierno que dirige la ministra Carmen Calvo se muestran escépticas sobre el ambicioso plazo marcado por la UE (abril de 2019) y aseguran que el Ejecutivo español "no lo va a aprobar solo, sino que tiene que ser algo fruto del consenso social". El Ejecutivo quiere escuchar antes que nada las conclusiones que arroje el informe de la comisión de expertos nombrada en septiembre. Un texto no vinculante que el Gobierno pretende utilizar como base para establecer un debate más amplio en el Congreso. No en vano, ha que sopesar las implicaciones que puede tener tanto a nivel económico como en la salud de las personas.

Los trece miembros que componen el comité han celebrado ya una primera reunión donde quedó patente la disparidad de opiniones que existe entre aquellos que se sientan a la mesa. No será tarea fácil casar los argumentos de un equipo multidisciplinar formado por sociólogos, economistas, físicos y hasta filósofos. Aunque tenían un plazo inicial de tres meses, ni las fuentes del departamento de Calvo ni los miembros del grupo consultados saben precisar la fecha límite en que deben entregar el informe definitivo con las conclusiones. 

La Comisión Europea organizó una consulta ciudadana a nivel europeo el pasado verano donde el 84% de los 4,6 millones de personas que participaron se mostró a favor de acabar con el sistema horario dual. Pero las elecciones comunitarias de mayo de 2019 están a la vuelta de la esquina y dejan todo en el aire. Los países que quieran quedarse definitivamente con el horario de invierno -si el plan de la Comisión sigue adelante- podrían hacer el último cambio de hora el domingo 27 de octubre de 2019. 

¿Invierno o verano?

Jorge Mira Pérez, catedrático de Electromagnetismo en la Universidad de Santiago de Compostela, participa en el comité de expertos. Y no es partidario de suprimir el cambio horario como propone la Comisión. "Yo tengo claro que compensa soportar los pequeños inconvenientes que puede haber", explica. En todo caso, si finalmente se impone el criterio de suprimir el cambio horario, recuerda que deberán aportar su visión acerca de la conveniencia de quedarse con el de invierno o con el de verano. 

A nivel interno, la medida final que se acabe adoptando "no será favorable para todo el mundo"

Por su parte, Mª Ángeles Durán, profesora de investigación del CSIC, reconoce que "no había gran demanda social" al respecto y advierte de que no "hay unanimidad en lo que se prefiere". Recuerda el impacto económico que puede tener el cambio en España, pues a diferencia de otros países europeos, el sector servicios -y el turístico en particular- tiene mucho más peso que el industrial. A nivel interno, dice, la medida final que se acabe adoptando "no será favorable para todo el mundo", por la propia configuración geográfica de España y la distancia que separa a Galicia de Cataluña

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba