La nueva legislatura

El plan de Gobierno de Sánchez con Podemos solivianta a la vieja guardia del PSOE

Las negociaciones con ERC encienden las alarmas de algunos barones, que advierten de los riesgos de pactar con el independentismo. González anuncia una crisis de Estado

Sánchez e Iglesias se abrazan tras la firma del pacto.
Sánchez e Iglesias se abrazan tras la firma del pacto. EFE

Vuelve la tensión al PSOE. La paz ha durado lo que ha tardado Pedro Sánchez y su socio de Gobierno Podemos en echarse en manos de ERC para la investidura. Algunos barones ya advirtieron que no pasarían por ahí.

A ellos se ha sumado la llamada vieja guardia socialista. El expresidente Felipe González, que ha anunciado una inminente crisis de Estado. O el expresidente extremeño, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, que ha ratificado que dejará el PSOE si Sánchez gobierna con Podemos y los separatistas.

Tal y como adelantó Vozpópuli, los principales barones del PSOE dieron su bendición a Sánchez para el acuerdo con Pablo Iglesias. Pero reclamaron evitar al independentismo.

Sin embargo, el PSOE ha empezado a tantear a ERC. La formación republicana mantiene de momento su 'no' a la investidura. Pero a diferencia de julio, el portavoz Gabriel Rufián ha guardado un escrupuloso silencio después de reunirse con su homóloga del PSOE, Adriana Lastra, en el Congreso. ERC reclama recuperar una mesa de partidos que aborde la autodeterminación y la figura del relator internacional.

Sánchez cambia de promesas

Y Sánchez ha olvidado de un plumazo algunas de las promesas que hizo en la recta final de la campaña electoral. La principal: recuperar el delito de convocatoria de referéndum en el Código Penal. En una rueda de prensa, el presidente del Gobierno ha recordado a ERC que PSOE y Podemos son “las dos únicas que apuestan por el diálogo dentro de Constitución para superar esta crisis política”. Es decir, crisis política y no de “convivencia”, como defendía hasta ahora.

El flirteo con ERC es algo que no gusta en el PSOE. Tal y como ha informado este diario, presidentes como los de Extremadura y Castilla La Mancha, Guillermo Fernández Vara y Emiliano García Page, no están dispuestos a tragar ese sapo. Y ambos han sugerido contar con los 10 escaños de Ciudadanos.

Page ha hecho este jueves un ejercicio de equilibrismo para criticar y defender al mismo tiempo el diálogo con ERC. "El Gobierno de Sánchez no debe en ningún momento depender de los independentistas", ha dicho.

“Defiendo que se puedan resolver los problemas políticos hablando políticamente. No es lo mismo hablar porque no te queda más remedio, porque en realidad te lo exige la otra parte, que hablar con el ánimo interesado y desinteresado al mismo tiempo, sin depender de nadie, hablar para arreglar. Eso es lo que reclamo", ha añadido.

González no ve claro el pacto

Más desinhibido ha estado el expresidente socialista González. Y ha advertido que España vive una crisis constitucional que puede derivar rápidamente en crisis de Estado

González tampoco ha estado especialmente comprensivo con el acuerdo PSOE-Podemos. Y ha criticado que se repartan los sillones antes de cerrar un programa completo de Gobierno.

"No conozco el pacto. No tengo elementos de juicio para saber si se ha hecho bien o mal", ha apuntado"Creo que hay una consulta a las bases, y tengo derecho a ser consultado (...) Lo primero que hay que hacer es ponerse de acuerdo con un programa, no en cómo se reparten los cargos, eso no me gusta".

En el mismo foro que hablaba González, Rodríguez Ibarra ha ratificado que se irá del PSOE si hay pacto PSOE-Podemos y separatistas. "Si se forma gobierno con Podemos, ERC y los independentistas me iré del PSOE", ha asegurado.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba