Política

El Gobierno cree que Puigdemont aún puede ser juzgado por rebelión

Moncloa insiste en que el proceso contra Puigdemont en Alemania "aún no ha terminado" y que el tribunal germano sólo se ha pronunciado sobre su libertad provisional y no sobre su entrega a España

El ministro de Educación y portavoz del Gobierno, Iñigo Méndez de Vigo.
El ministro de Educación y portavoz del Gobierno, Iñigo Méndez de Vigo. EFE/ Juan Carlos Hidalgo

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha pedido prudencia y ha querido hacer especial hincapié en que el procedimiento abierto en Alemania contra el expresidente Carles Puigdemont en aplicación de la Orden Europea de Detención y Entrega dictada por el Tribunal Supremo "aún no ha terminado". Además, no se conoce todo el contenido del auto judicial. 

El Ejecutivo de Mariano Rajoy prefiere mantener la máxima cautela hasta poder concluir si el expresidente de la Generalitat podrá ser juzgado finalmente por la Justicia española por el delito de rebelión o sólo por el de malversación, después de que la Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein lo descartase este mismo jueves por no apreciar la violencia que sustenta la acusación más grave del Alto tribunal español. 

Así lo ha manifestado el también titular de Educación en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que ha insistido en "esperar a que acabe el procedimiento" para poder determinar si Puigdemont será finalmente extraditado a España y en base a qué delitos. De momento, Puigdemont ya ha sido puesto en libertad bajo fianza de 75.000 euros. 

Méndez de Vigo no ha aclarado en qué se concretaría su esperanza de que el expresidente catalán aún pueda ser juzgado por rebelión si los tribunales alemanes no aceptan entregarlo por ese delito. La legislación en materia de extradición es muy clara: el encausado sólo puede ser juzgado en el país reclamante por el delito que ha sido entregado. Aunque el ministro portavoz ha insistido en que las autoridades judiciales germanas sólo se han pronunciado sobre la situación de prisión preventiva en la que permanecía el expresidente y no sobre su entrega a España, que es el fondo de la cuestión. 

Esto mismo pasa, según el portavoz del Gobierno, con el resto de imputados en la causa del procés que permanecen huidos de la Justicia española en otros estados. "Todavía ninguno de estos países se ha pronunciado sobre el fondo de la cuestión, ha habido medidas provisionales", ha sentenciado. Asimismo, Méndez de Vigo ha puesto en valor que Puigdemont ahora "está sometido a la justicia alemana puesto que huyó de la española" y ha recalcado que "las autoridades germanas" consideran al expresidente catalán como un "prófugo de la Justicia española incurso en una causa penal" y "no un perseguido político".

El titular de Educación también ha recalcado en que será el tribunal germano quien deba seguir estudiando el caso y el proceso de extradición y ha reiterado que el Gobierno "respeta y acata las decisiones de los tribunales". Aunque no ha dejado de subrayar que la decisión del juez "se aparta del criterio de la Fiscalía alemana", quien se mostró favorable al criterio del auto de procesamiento de Llarena.

Precisamente, el magistrado del Supremo que investiga la causa del procés está estudiando presentar una cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) de Luxemburgo sobre la decisión del tribunal alemán de este jueves. El juez podría preguntar al máximo intérprete de la legislación comunitaria si la legislación marco relativa a la orden de detención europea y a los procedimientos de entrega entre estados miembros justifica la decisión de la audiencia territorial alemana. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba