Consejo de Ministros

Moncloa resta importancia al choque con Ciudadanos: "Las relaciones políticas pasan por altos y bajos"

Méndez de Vigo encuadra dentro de la normalidad los desencuentros que el PP y el partido de Albert Rivera han mantenido esta semana en el Congreso y en Murcia. Apela a la "lealtad" de la formación naranja para evitar un acuerdo "extraño" PSOE-Podemos-Cs destinado a tumbar al presidente murciano.

Íñigo Méndez de Vigo, portavoz del Gobierno.
Íñigo Méndez de Vigo, portavoz del Gobierno. EFE

"Para el Gobierno, Ciudadanos es su socio principal". Moncloa no cree que la relación con el partido naranja se haya deteriorado de un modo irreversible esta semana, que ha estado marcada por los desencuentros PP-Cs en Murcia y a nivel nacional. "Las relaciones políticas atraviesan por altos y bajos", ha explicado el ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, y es "normal" que se produzcan este tipo de roces. El Ejecutivo garantiza que su voluntad es cumplir los "compromisos" que adquirió con Rivera y apela a la "lealtad" de éste para que no apoye una moción de censura junto a PSOE y Podemos contra el presidente murciano, Pedro Antonio Sánchez.

Las palabras de Méndez de Vigo llegan un día después de la ruptura de relaciones de PP y Ciudadanos en dicha región y al tiempo que Rivera comienza a buscar a su izquierda apoyos para sacar adelante las reformas con que Rajoy se comprometió el año pasado y ahora se resiste a impulsar. Cs explorará caminos alternativos para suprimir aforamientos, limitar mandatos y constituir una comisión de investigación sobre la financiación de Génova. Iniciativas que según el Gobierno no dibujan un distanciamiento destacable entre el PP y su socio preferente.

El PP, ha continuado Méndez de Vigo, es "un partido serio y responsable" que dará desarrollo al pacto que firmó con Ciudadanos, pero "llevamos cuatro meses de gobierno" y ese texto "es para cuatro años". Hay por delante "mucho tiempo para llevar a cabo todos esos acuerdos contraídos, es importante dejarlo claro". Méndez de Vigo no se ha referido a la parte del acuerdo que debía ser impulsada en los tres primeros meses de legislatura y que en su mayor parte está paralizada.

Lo que sí ha hecho es recordar que populares y naranjas "tienen el numero de escaños que tienen", no suman mayoría absoluta y todas sus iniciativas han de pactarse con otras fuerzas. Sobre la situación en Murcia, donde Ciudadanos ha retirado su apoyo al presidente del PP por su negativa a dimitir tras ser citado como investigado en el caso Auditorio, Moncloa entiende que "un caso administrativo" no puede desbaratar el pacto que ambos partidos firmaron en 2015.

El Gobierno califica de "caso administrativo" la investigación al presidente de Murcia y advierte de que Cs tendría que "explicar" a sus votantes un posible pacto con PSOE y Podemos "para arrebatar el Gobierno al PP"

"Lo que hay que hacer es esperar, no ponerse nerviosos", ha apuntado Méndez de Vigo, porque este asunto nace de una denuncia de la oposición -como otras, "vienen siempre del mismo lado"- y tiene "encausadas" a una veintena de personas cuya presunción de inocencia ha de respetarse. Moncloa considera a Ciudadanos un "partido sin duda responsable" que tiene el "mismo interés que tiene el Gobierno" en garantizar la estabilidad de la región. 

Sobre los contactos que el partido naranja ha iniciado con el PSOE para explorar una moción de censura, el Ejecutivo considera que no llegarán a término. "No dudamos de la lealtad de Ciudadanos", ha dicho el ministro portavoz. Además, ha indicado que sería "muy extraño" que los de Rivera se unieran a los partidos de izquierda "para arrebatar el Gobierno de Murcia al PP" cuando "le falta un escaño" para la mayoría absoluta. Si finalmente lo hacen, "tendrán que explicárselo a quienes les han votado".

Crisis de la estiba

En su comparecencia tras la reunión del Consejo de Ministros, Méndez de Vigo se ha referido también al contencioso que el Gobierno mantiene con los estibadores. El decreto que liberaliza al sector y contra el que se levantan los trabajadores ha sido analizado y aprobado por la comisaria europea de Transportes y ahora debe ser convalidado "rápidamente por las Cortes". Sin embargo, Moncloa no tiene el apoyo de ningún partido de la oposición y y su iniciativa podría ser tumbada en el Congreso -se debatirá la semana que viene o la siguiente-.

El Ejecutivo reclama "responsabilidad" a la oposición para convalidar el decreto que liberaliza la estiba y evitar así una multa millonaria

En ese caso, ha dicho el ministro portavoz, España se arriesgaría a ser multada por Bruselas con 21 millones en el momento en que viera la luz una sentencia de inejecución de la orden de liberalizar el sector. Y a partir de ahí, tendrían que abonarse 134.000 euros más al día hasta que se cumpliera la directriz. Por ello, Moncloa hace una "llamada a la responsabilidad" de los grupos parlamentarios y también de las "partes" en conflicto -trabajadores y patronal están en negociaciones para tratar de adaptarse a las órdenes de Europa canalizadas por el Gobierno- para salvar la situación.

Por último, Méndez de Vigo ha valorado la resolución del Consejo de Garantías Estatutarias de Cataluña, que este viernes ha fallado contra las partidas presupuestarias destinadas por la Generalitat a sufragar el referéndum independentista. El órgano consultivo las considera contrarias a la Constitución y al Estatuto de Autonomía, decisión que Méndez de Vigo subraya que se ha tomado "por unanimidad" y en el seno de una institución creada "por la propia Generalidad" para legitimar su desafío independentista.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba