Caso Moix El Gobierno ve "feo" lo del fiscal Anticorrupción y espera que se explique

Catalá evita defenderle y se limita a señalar a quienes piden su comparecencia ante el Congreso que él desconoce las "cuestiones tributarias o patrimoniales de ningún fiscal"

El ministro de Justicia, Rafael Catala
El ministro de Justicia, Rafael Catala EFE

La presión sobre el fiscal Anticorrupción, Manuel Moix, para que dimita es máxima, después de conocerse que comparte con sus hermanos la propiedad de una casa familiar domiciliada fiscalmente en Panamá.Fuentes gubernamentales consultadas por Vozpópuli admiten que "el asunto es estéticamente feo", teniendo en cuenta, además, que Moix está muy cuestionado por la oposición, pero le mantiene la confianza hasta que se explique.

Por eso la primera reacción, tanto el ministro de Justicia, Rafael Catalá, como del Fiscal General del Estado, José Manuel Maza, ha sido de defensa tibia de Moix, dejando claro que es un "asunto personal" que tendrá que explicar. De lo cual cabe inferir que su continuidad dependerá de esas explicaciones.  Desde algunos sectores del Ejecutivo de Mariano Rajoy y del PP se reprocha al fiscal Anticorrupción que no haya tenido los "reflejos" suficientes como para vender a sus hermanos su parte de la herencia nada más ser nombrado para el cargo.

La vivienda era de sus padres, que son quienes la pusieron a nombre de la sociedad panameña en origen y, según alguna otra fuente, no es "barato" liquidarla y trasladar el domicilio fiscal a España.El ministro de Justicia, Rafael Catalá, cuya comparecencia urgente para explicar este episodio han pedido ya el PSOE y otros grupos, se ha limitado a asegurar en los pasillos del Congreso que ignora el contenido de la información publicada y que si es llamado a comparecer para hablar de "aspectos tributarios o patrimoniales de un miembro de la carrera fiscal" le parece "un poco inadecuado".

Albert Rivera asegura que la relación del fiscal Anticorrupción con un paraíso fiscal es "la gota que colma el vaso"

Pero la oposición cree que la situación de Moix es insostenible cada hora que pasa. El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, socio de investidura y presupuestario del Gobierno de Rajoy, cree que la participación del fiscal Anticorrupción en una empresa con domicilio en un paraíso fiscal es "una gota que se suma al vaso lleno".

Rivera ha avanzado que presentarán la semana próxima una reforma de la ley del Ministerio Fiscal para tener fiscales independientes. Ciudadanos ya habló con el PP para decirle que en el cuerpo de fiscales tenía que haber uno que "no sea el preferido" del encarcelado expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, Manuel Moix. "Parece que es el único y me preocupa que Rajoy haga una defensa a ultranza del fiscal Anticorrupción", ha subrayado el presidente de la formación naranja.

La reforma del Ministerio Público que prepara su grupo parlamentario, ha explicado, va precisamente dirigida a contar con una Fiscalía "de los españoles", que trabajen de forma autónoma para poder dejar de hacer "quinielas" sobre "quién es el preferido de los corruptos".

Y la portavoz adjunta del Grupo Socialista, Isabel Rodríguez, cargó hoy contra Catalá porque, al igual que Moix, ha demostrado que "no están del lado de los ciudadanos sino de los corruptos". Rodríguez ha recordado que el exministro de Industria José Manuel Soria tuvo que dejar su puesto por su vinculación con el mismo paraíso fiscal, y ha recomendado a Moix que siga sus pasos y dimita.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba