Política

Ferraz tranquiliza al PSOE: no pedirá una quita para Cataluña

El secretario de Organización, José Luis Ábalos, provocó un pequeño terremoto al defender como "razonable" que el Estado perdone una parte de la deuda para Cataluña, pero la portavoz del Grupo Socialista ha puesto voz a lo que es el mensaje de Ferraz: ésa no es la posición del PSOE.

Margarita Robles y Adriana Lastra, en sus escaños en el Congreso de los Diputados
Margarita Robles y Adriana Lastra, en sus escaños en el Congreso de los Diputados EFE

El PSOE da ya por contenida la tormenta que provocó el lunes su secretario de Organización, José Luis Ábalos, al proponer que el Estado perdone parte de la deuda contraída por Cataluña para ayudar a resolver sus problemas de financiación y cree que todo el partido ha entendido ya que ese planteamiento fue una "opinión personal" del 'número tres' del partido y no va a ser una propuesta oficial de la dirección federal.

Tal y como adelantó este periódico, el PSOE no ha hecho suyas las palabras de Ábalos, que algunos socialistas atribuyen a una "improvisación" en la rueda de prensa en la que se le preguntó por el nivel de inversión del Estado con Cataluña y la petición del PSOE de que alcance los niveles que fijaba el Estatut en su disposición adicional tercera. 

El propio Ábalos -que en esa rueda de prensa ejercía de portavoz de la Ejecutiva- explicó después que se trata de una opinión personal que no fue tratada en la reunión de ese lunes ni tampoco en las conversaciones previas, en el PSOE y con el PSC, que dieron lugar a la aprobación de la denominada 'Declaración de Barcelona'.

Pero, por si quedaba alguna duda, este martes la portavoz del Grupo Socialista, Margarita Robles, ha puesto voz al desmarque de Ferraz. A su llegada a la reunión interna de los martes, insistió en que el propio secretario de Organización ya había dicho que sus palabras eran "a título particular". "Es una opinión personal muy respetable, pero la posición del PSOE es la que es y está en la Declaración de Barcelona", insistió, remitiéndose a ese pacto entre Ferraz y el PSC, que no habla para nada de ninguna quita. 

Robles puso así una venda antes de presidir la reunión del Grupo Socialista, en la que la diputada por Barcelona Meritxell Batet explicó a sus compañeros el acuerdo que se suscribió el pasado viernes y que concentra la propuesta de los socialistas a la crisis territorial en Cataluña.

Y entre los escasos asistentes a la cita -no hay Pleno esta semana y no están todos- sí hubo una intervención que hizo referencia a la situación en Cataluña y el papel del PSOE. El diputado por Badajoz Ignacio Sánchez Amor tomó la palabra para, con un tono nada beligerante, hacer una advertencia a sus compañeros.

Ser "muy cuidadoso" con las propuestas

Según varios presentes en la cita, Sánchez Amor defendió que el PSOE tiene que ser "muy cuidadoso" con sus propuestas para resolver la situación en Cataluña para evitar que pueda percibirse como el establecimiento de asimetrías entre territorios. El diputado pacense está convencido de que el partido debe proponer soluciones políticas a esa crisis, pero cree que deben exponerse de tal forma que no se entiendan como una ruptura de la simetría.

Eso sí, y aunque el mar de fondo es la quita planteada por Ábalos, el diputado explicó que había escuchado las declaraciones del secretario de Organización -que no ha estado presente en la reunión- aclarando que se trataba de su opinión y no de la postura del partido. Y ningún otro socialista de los presentes pidió otras explicaciones al respecto.

Así que Ferraz da por sofocado el incendio. Eso sí, este martes tuvo que escuchar algún aviso dentro y fuera, como ya se temían desde el principio en la dirección que iba a ocurrir. Desde Andalucía, el Gobierno de la Junta no descartó por completo estudiar la posibilidad de perdonar parte de la deuda de Cataluña con el Estado, pero advirtió de que dirá 'no' si implica "cerrar la puerta" a que haya más dinero para la financiación de las comunidades autónomas.

El diputado Sánchez Amor cree que las propuestas del PSOE deben exponerse de tal forma que no se entiendan como una ruptura de la simetría

Según informa Efe, el portavoz del Ejecutivo andaluz, Juan Carlos Blanco, aseguró que les parece "perfecto" que el Gobierno central pueda "barajar" una condonación de la deuda en Valencia, Cataluña o cualquier otra comunidad, pero quiso dejar clara también su "advertencia", al defender que eso no puede significar que se impida que haya "más dinero" para las autonomías. Es decir, adelante con esa fórmula, siempre que se le dé a Andalucía "lo que le corresponde". 

La postura de Ábalos tampoco ha levantado pasiones fuera del PSOE: Podemos la ha rechazado y ha defendido que la situación en Cataluña no se va a resolver con "una bola mágica", inventando "soluciones mágicas". Así lo ha dicho su portavoz parlamentaria, Irene Montero, que ha añadido que si el PSOE cree que el problema se puede solucionar con medidas "económicas o fiscales", no están entendiéndolo. La solución, para este partido, es "un referéndum pactado y con garantías". 

Aunque se ha puesto el acento en Cataluña y Ábalos defendió la condonación de parte de su deuda para evitar el colapso de su "institucionalidad", la propuesta que explicó en la rueda de prensa es que se pueda perdonar también parte de la deuda a otras comunidades autónomas, entre las que citó a la valenciana, en el marco de la revisión del sistema de financiación autonómica que está pendiente.

Y aunque este asunto ha sido objeto de debate en otras ocasiones y el PSC ya lo planteó hace tres años, pidiendo al gobierno que asuma una parte de la deuda de las comunidades autónomas como primer paso para establecer un nuevo modelo de financiación, parece descartado del argumentario del PSOE por el momento.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba