Aniversario de la Constitución

El rey Felipe VI: “Esta es la primera Constitución que no divide a los españoles”

La Constitución es “el gran pacto nacional de convivencia”, subrayó el rey Felipe VI en sus palabras del 40 aniversario de la Carta Magna

Un gran pacto de convivencia entre españoles. El mayor éxito político de la España contemporánea. La primera que “no divide a los españoles sino que los une”. El rey Felipe VI ha protagonizado un encendido elogio a nuestra Carta Magna, que cumple 40 años. En un acto que ha reunido a las tres generaciones de la Casa Real, con el regreso de don Juan Carlos al Congreso, a los expresidentes, a los ponentes de la ley de leyes, a todos los poderes el Estado bajo la cúpula del palacio legislativo. 

Ha querido el Rey efectuar un reconocimiento muy especial a su padre, motor de la Transición, cuyo papel fue “decisivo y determinante durante aquel periodo trascendental de nuestra historia; y siempre. Junto a él, el apoyo permanente de mi madre, la Reina Sofía”.

Felipe VI ha mencionado los tres valores del texto constitucional: el de la reconciliación, el entendimiento y la capacidad de integración. En ese punto ha recordado las enormes diferencias políticas que palpitaban entre los siete ‘padres de la Constitución’, pero supieron poner por encima los intereses de la nación y de la sociedad española. Ha efectuado un agradecimiento pormenorizado de los siete relatores de la ponencia, con adjetivos encomiables a Peces Barba, Miquel Roca, Solé Tura, Gabriel Cisneros, Pérez Llorca, Miguel Herrero, Manuel Fraga. Sólo tres de ellos han podido asistir a esta conmemoración.

“No es una constitución más, es la primera fruto del acuerdo y no de la imposición, es la primera que no divide a los españoles sino que los une, que los convoca para un empeño común y compartido, para el proyecto de nueva idea de España”, ha expresado el Monarca.

Es una mañana centrada en el reconocimiento, la exaltación del pasado, los 40 años de sufrimientos, dramas, luchas pero mucho empeño de superación. “España ha tenido que hacer frente a lo largo de estos 40 años a hechos muy graves y muy serios, que han afectado a nuestras libertades y también a nuestra convivencia. Pese a ello, nuestra Constitución, nuestra democracia, ha prevalecido”.

“La democracia está firme”

Optimismo ante el futuro. La democracia “está firme y plenamente consolidada, al amparo de la Constitución que “es el alma viva de nuestra democracia”. Y algunos líneas a seguir: “La Constitución es un mandato permanente de concordia entre españoles, la voluntad de entendimiento, a través de la palabra, la razón y el derecho”. Y ha cerrado sus palabras con un compromiso, en pleno vendadla republicano y antimonárquico que alientan tanto los separatistas como Podemos: “La Corona esta ya indisolublemente unida a la democracia y la libertad”.

Ana Pastor, la presidenta del Congreso, ha comentado en su intervención lo difícil trayectoria de la Carta Magna, a la que elogió, porque “nos ha permitido construir principios como la convivencia en libertad”. Ha mostrado su respeto y su gratitud hacia don Juan Carlos y doña Sofía, que habían recibido un largo aplauso a su entrada en el hemiciclo. El rey padre ha seguido notablemente emocionado estas horas de reconocimiento a la labor que impulsará hace 40 años.

Dos reyes en la sala

Estampas inéditas y circunstancias históricas. Es la primera vez en más de un siglo en la que dos reyes están presentes en el Hemiciclo. Y es también la primera vez en la que se reúnen en el Congreso las tres generaciones de la Familia Real. Felipe VI estuvo acompañado de su esposa, la reina doña Letizia, sus padres, don Juan Carlos y doña Sofía y sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía.

Don Juan Carlos regresaba al Congreso por vez primera desde su abdicación. Ni siquiera estuvo presente en la proclamación de su hijo, hace cuatro años. Tampoco asistió el pasado año a la celebración de las primera selecciones democráticas tras la restauración, lo que originó una ardua polémica. El Rey puso enorme empeño en que su padre asistiera como protagonista muy especial de un acontecimiento que impulsó y defendió. En un sitial de honor, en el centro del hemiciclo, el rey padre siguió, en compañía de su esposa, de los presidentes de la democracia y de los padres de la Constitución, una ceremonia austera, con momentos para la emoción y estampas para el recuerdo.

Regresó también a la Cámara Mariano Rajoy por vez primera desde su defenestración. Se saludó con cordialidad con José María soñar y con el resto de sus homólogos, Lepe González y José Luis Rodríguez Zapatero. El Gobierno en pleno, con Pedro Sanchez a la cabeza, y la práctica totalidad de senadores y diputados reunidos en la misma sala.

Asistieron asimismo todos los presidentes autonómicos salvo los habituales, Cataluña, País Vasco, Navarra y, esta vez tampoco, Baleares. No hubo representación del PDeCat, de ERC, de Compromís, de las Mareas, dado que, a su criterio, “nada hay que celebrar”. Los diputados de Podemos llevaban una escarapela morada con un rostro de mujer, quizás la República. No aplaudieron la entrada de los reyes en la sala, en su gesto de rechazo a la institución. Pablo Iglesias había reivindicado vivamente la república a su llegada a las Cortes. 

Jornada de concordia y entendimiento, elogios intensos al consenso y varias generaciones de diputados en las tribunas de invitados. Algunos incluso, protagonistas de aquellos tiempos seminales.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba