Política

España no es país para embarazadas

Mientras que en Alemania, donde nacen casi los mismos por cada mil habitantes, invierten 735 euros por mujer embarazada al año, en el país la media es de 7,6 euros anuales: "Resulta demoledor"

Mujer embarazada.
Mujer embarazada. Ryan Franco

La baja tasa de natalidad en España es cada vez más dramática. En 2017, se situó en 8,4 nacimientos por cada mil habitantes, según los últimos datos del INE, lo que la convierte en la más reducida de toda la serie histórica, que se remonta a 1976. Sin embargo, pese a vivir en un casi permanente invierno demográfico -desde 2015 mueran más personas de las que nacen- el país no se caracteriza por incentivar los embarazos. 

Mientras que en Alemania, donde nacen casi los mismos niños por cada mil habitantes (9), invierten 735 euros por mujer embarazada al año, en España la media es de 7,6 euros anuales. Así lo refleja el 'Mapa de la Maternidad 2017' elaborado por la Fundación RedMadre, donde se destaca además que esta cifra es un 24% inferior a la de 2016, cuando se dedicaban 10 euros anuales, y algo superior a la de 2015: 6 euros al año.

Pese a vivir en un casi permanente invierno demográfico España no se caracteriza por incentivar los embarazos

Tras consultar a todas las comunidades autónomas, diputaciones y capitales de provincia de nuestro país por el gasto dedicado a las mujeres embarazadas por el hecho de estarlo, sean o no trabajadoras, la fundación constata también notables diferencias en cuanto a la prestación por hijo a cargo entre estos dos países: 24,5 euros al mes para rentas inferiores a 11.547 euros frente a una ayuda universal de 194 euros mensuales.

"España solo destina 3,66 millones de euros a ayudar a las embarazadas en situación de vulnerabilidad, mientras que las Administraciones Públicas financiaron el aborto con 34 millones. A los 3,66 millones se añaden los 32,68 millones de ayudas por nacimientos, pero aún así, las cuentas reflejan que la Administración destina nueve de cada diez euros a financiar abortos y solo un euro a apoyar a embarazadas y madres", explica Antonio Torres,presidente de Fundación RedMadre. "Resulta demoledor e incomprensible".

Declive demográfico

"La maternidad es un bien para la mujer y para la sociedad. La mujer tiene derecho a que la maternidad no sea impedimento para desarrollarse en otros ámbitos de su vida, como puede ser el laboral, y para ello necesita que se le ayude y acompañe ante los problemas que le puedan surgir. Además, una política de apoyo a la mujer embarazada ayudaría a la lucha contra el declive demográfico de España", apunta María Calvo, patrona de la misma fundación.

Del total del gasto público encontrado, el 72,51% lo invierten los territorios de Galicia con 1.907.300 euros

La brecha entre comunidades autónomas también es notoria. Del total del gasto público encontrado, el 72,51% lo invierten los territorios de Galicia (1.907.300 euros). En segundo lugar se sitúa Madrid con 400.000 euros y en tercera posición País Vasco, con 350.000 euros.

De los otros 16 territorios, ocho no destinan ninguna ayuda a la mujer embarazada. Llama la atención, especialmente, el caso de Asturias y Canarias que, contando con los ratios de aborto más altos de España, han eliminado toda ayuda a la mujer embarazada en situación de vulnerabilidad. En cuanto a las capitales de provincia, el Ayuntamiento de Guadalajara es el más implicado con la mujer embarazada, ya que dedica 100.000 euros en ayudas. Le sigue el consistorio de Salamanca con 93.000 euros.

Generación 'sándwich'

Además, España se sitúa entre los 10 países de la Unión Europea con más riesgo de pobreza infantil (superamos el 30%) y, pese a atravesar una situación de despoblamiento del mundo rural o de dificultad para mantener el sistema de pensiones, está a la cola en el porcentaje del PIB dedicado a la familia. Al mismo nivel que Rumanía, Lituania y Grecia.

"En algunos casos los embarazos se complican y se requieren tratamientos privados , pero no hay ayudas para ello", comenta Belén del Castillo, embarazada de su segunda hija y trabajadora. "Por hijo, y por ser madre trabajadora, la Comunidad de Madrid me da 100 euros al mes durante sus primeros tres años,Sin embargo, teniendo en cuenta que la guardería cuesta entre 400 y 600 euros al mes, esa cantidad se queda en nada", considera. 

Por otro lado, se enfrenta a un problema del que ya se habló en EE.UU. Además de contar con una baja tasa de natalidad, quienes deciden ser madres y padres lo hacen a una edad cada vez más avanzada. Si en 1985 la edad media a la que las mujeres españolas tenían su primer hijo era de 25,8 años, hoy ha ascendido a 30,8 años. Es la llamada generación 'sándwich': parejas que afrontarán simultáneamente los gastos de las universidades de sus hijos y los de la residencia de sus padres.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba