Política

Cifuentes vs Errejón: primer asalto con el caso Púnica de por medio

El exnúmero dos de Podemos someterá a Cifuentes a un tercer grado en clave electoral. Los dos equipos han preparado durante días este 'cara a cara' en el Congreso de los Diputados

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. EFE

La comparecencia de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, este martes en la comisión de investigación que se sigue en el Congreso de los Diputados sobre la presunta financiación ilegal del PP tiene una relevancia especial. Ya no sólo por las explicaciones que pueda dar la líder de los populares madrileños sobre la trama Púnica, sino también por el 'cara a cara' que protagonizará con uno de sus principales rivales en las autonómicas del año próximo, el diputado de Podemos Íñigo Errejón. Con las espadas en todo alto ante este primer duelo en la carrera hacia la Puerta del Sol, los equipos de ambas partes otorgan a la cita un punto extra de responsabilidad.

La de este martes no es una comparecencia más, porque cualquier error de los contendientes, cualquier desliz, puede acompañarles en lo meses que restan hasta la formalización de candidaturas. En el caso de Errejón, si no realiza una intervención contundente y sale lo suficientemente reforzado en su papel de presidenciable de Podemos, corre el riesgo de dar argumentos a sus detractores en el seno de Podemos para promover otro cabeza de lista. Errejón todavía debe someterse a unas primarias en su partidos, mientras que Cifuentes tiene asegurado su pasaporte para la reelección. 

Además, es sabido, y así lo ha publicado este diario, que un sector de la formación morada se inclina por que sea Lorena Ruiz-Huerta, la portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, quien dispute a Cifuentes la Presidencia del Gobierno regional. Ruiz-Huerta cuenta con amplios apoyos en la corriente anticapitalista. El Grupo Parlamentario de Unidos Podemos-En Comú-En Marea ha encargado a Errejón, en cumplimiento del pacto que alcanzó con Pablo Iglesias tras Vistalegre II, que sea él quien interrogue a Cifuentes, dándole de alta como vocal en esta Comisión hace sólo once días, puesto que antes no formaba parte de ella. El diputado morado viene centrando su trabajo en el futuro de Madrid desde hace meses.

Por todo ello, Errejón es consciente de que su interrogatorio a Cifuentes este martes va a ser visto con lupa dentro y fuera de su partido. Así, no es de extrañar que el responsable de Análisis Estratégico de Podemos haya preparado este asalto inicial concienzudamente. Según fuentes de su equipo consultadas por Vozpópuli, Errejón ha estado "días" preparando esta cita, por su cuenta y también con el apoyo de compañeros. En el día de ayer permaneció recluido junto a sus asesores para dar los últimos retoques a sus plantillas y estudiar las posibles salidas de Cifuentes a cada una de sus preguntas. La presidenta madrileña también ha trabajado esta comparecencia desde hace algunos días atrás.

Errejón someterá a Cifuentes a un tercer grado en clave electoral que pilotará sobre tres ejes: su papel en las campañas del PP de Madrid de 2007 y 2011, a las que los populares acudieron "dopados", según el argumentario del diputado de Podemos; su responsabilidad en el caso Púnica y su actuación en el caso cafetería de la Asamblea de Madrid. Cifuentes presidía la Mesa de Contratación que adjudicó en 2009 y 2011 el servicio de restauración de la Cámara de Vallecas al Grupo Cantoblanco, propiedad del empresario Arturo Fernández, quien había realizado donaciones a Fundescam, fundación vinculada al PP de Madrid. 

El exsecretario general del PP de Madrid Francisco Granados ha declarado ante el juez instructor de la 'Púnica', que Cifuentes estuvo al tanto de las campañas que se organizaron al margen de la contabilidad oficial en 2007 y 2011. Granados ha señaladoque Cifuentes formó parte del núcleo de esas campañas paralelas porque tenía una supuesta "relación sentimental" con el exjefe del Gobierno regional Ignacio González. La presidenta madrileña se ha querellado contra él por esas afirmaciones. La pasada semana, también en el seno de la misma comisión de investigación en el Congreso, el que fuera número tres de Esperanza Aguirre, evitó en todo momento -estaba obligado por ley a decir la verdad- involucrar a Cifuentes en una presunta financiación irregular del PP y manifestó: "Jamás he visto un sólo euro de dinero negro en mi partido". 

El cese de Taboada

Errejón interpeló a Granados, exconsejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, sobre si Jaime González Taboada, exnúmero tres de Cifuentes y actual senador madrileño por designación autonómica, estaba bajo sus órdenes como director general de Administración Local. En concreto, el diputado de Podemos se interesó sobre si Taboada participaba en las contrataciones de Arpegio, empresa pública de suelo de la Comunidad de Madrid salpicada por la trama Púnica.

Errejón recordó a Granados diciendo al juez que Taboada era quien "mangoneaba con los contratos". Al igual que el exsecretario general del PP de Madrid, que rehusó entrar en detalles ("No es objeto de la comisión", contestó), Cifuentes también se enfrentará a preguntas sobre Taboada, al que cesó a petición propia en septiembre del año pasado.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba