Politica

Elías Bendodo, el artífice en la sombra del futuro gobierno andaluz

Elías Bendodo, discreto artífice del gran pacto andaluz, es el cerebro en la sombra del PP regional y futuro 'hombre fuente' del Ejecutivo de Moreno Bonilla

El presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo.
El presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo. EP

Apenas se le conoce en Madrid. Tampoco mucho en Andalucía. En Málaga, sin embargo, es una autoridad, una presencia habitual. Este martes arranca la sesión de investidura para relevar a Susana Díaz. Luego, formación de Gobierno.  Elías Bendodo puede convertirse, tal y como auguran todos los pronósticos, en el 'número tres' del Gobierno andaluz y en el 'jefe de máquinas' de la nueva administración. 

Bendodo quedó simbólicamente investido como consejero de la Junta andaluza cuando aún nadie soñaba con que Juanma Moreno fuera a ganar las elecciones. "Tiene tal capacidad de gestión que su puesto está en el Gobierno", dijo Moreno Bonilla en plena campaña. Los augurios para el PP eran tristes. Olían a derrota. El candidato Moreno apenas gozaba de respaldo social, después de cuatro años de débil oposición a Susana Díaz. Nadie apostaba un euro por él. Ni siquiera Pablo Casado, que se personó en la región durante todo el proceso electoral. "La campaña la hizo Casado. Moreno Bonilla tocaba las palmas", según contaba un dirigente popular. 

Los tres padrinos

Poco extrañó cuando Moreno Bonilla anunció que le haría consejero y que se lo llevaría de Málaga a Sevilla. Bendodo, 45 años, es su compañero de fatigas desde hace más de veinte años. Ambos son de Málaga arrancaron su trayectoria en las juventudes del PP. También coincidieron como concejales de su ciudad. Luego, Moreno partió al Congreso de los Diputados y Bendodo se quedó en su tierra, en el partido y la diputación. Mantuvieron una relación muy estrecha, con algunos vectores concomitantes. Jorge Moragas, Javier Arenas, Soraya Sáenz de Santamaría son sus conexiones políticas, sus vínculos en el partido y, en su momento, en el Gobierno nacional, cuando Mariano Rajoy habitaba en la Moncloa.

Bendodo, 45 años, abogado, ha sido el gran muñidor en la sombre de los pactos entre 'las tres derechas' para defenestrar al socialismo de Andalucía. Moreno le puso al frente de su campaña electoral y luego lo colocó al frente del equipo negociador con Ciudadanos para el pacto de gobierno. Marta Bosquet, ahora presidenta del Parlamento, fue su interlocutora por parte del equipo naranja.

Encaje con Ciudadanos

"Bendodo marcaba la pauta y los de Cs asentían", comenta un conocedor de los encuentros. No hubo contratiempos para alinear los 90 puntos del texto. Coordinó luego los arreglos para montar la Mesa de la Cámara. Aquí ya hubo que convencer a Vox. No hubo mayores problemas ante la actitud intransigente de Podemos, que optó por quitarse de en medio. Ahora ultima el reparto de carteras y la organización del futuro Ejecutivo.

Muy conocido en Málaga por su actividad al frente de la Diputación, un organismo que Ciudadanos pretende disolver, Bendodo va a ser el vértice del equipo de gobierno del PP andaluz, según todas las versiones. Sus relaciones con la gente de Ciudadanos son correctas y, en algunos casos, espléndidas. Se ha comprometido a mantener los vínculos necesarios con Vox, una formación que pretende condicionar la actividad parlamentaria de la región. También será el encargado de que el experimento con Ciudadanos, funcione. El partido naranja nuca ha entrado en un Gobierno. "Todo será fácil si todos colaboran", se escucha en fuentes del PP.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba