Desafío secesionista

ERC planta cara al 'abrazo del oso' de Puigdemont

ERC no quiere elecciones. Puigdemont, sí. ERC reclama una investidura 'los próximos días'. Puigemont pide tiempo. ERC intenta escapar al 'abrazo del oso' que le prepara Puigdemont

Sergi Sarriá, portavoz de ERC.
Sergi Sarriá, portavoz de ERC. EFE

Confianza y tiempo, pedía este domingo Carles Puigdemont en la entrevista de TV3. "Una investidura rápida", le responden desde ERC, donde intentan frenar los planes del expresident que conducen inevitablemente a las urnas. Y a la fagocitación del partido de Junqueras.

Con sus líderes en prisión o fugados, sin referente mediático de relevancia, en ERC se preparan para el peor escenario. Unas elecciones anticipadas que, inevitablemente, se convertirán en un plebiscito a mayor gloria de Puigdemont. Los republicanos se revuelven sin excesiva firmeza contra los planes del prófugo, reconvertido en el líder único del 'procés'. Desde ERC se reclama una salida inmediata al actual bloqueo, en respuesta a las vagas pistas anunciadas por el expresidente este domingo en TV3. "Cada día que perdemos, el país se debilita un poco", acaba de declarar Sergi Sabrià, su portavoz parlamentario. 

Puigdemont controla de forma absoluta la sala de máquinas del independentismo. Asegura que no desea nuevas elecciones y pide "un poco de confianza" para designar al candidato 'de la gente'. Rechaza "un gobierno genuflexo" a los dictados de los jueces y del 155. Es decir, que nada del 'plan D' con un presidente de transición. El único candidato posible es él mismo. Para eso ha puesto en marcha la reforma de la ley de Presidencia, un nuevo intento de forzar la fórmula imposible de la investidura telemática. Ni ERC ni el presidente de la Cámara, Roger Torrent, están en esa vía. Por lo tanto, elecciones.

El 'gobierno monárquico'

En su refugio en Berlín, a la espera de la decisión de la Audiencia de Schleswig-Holstein, Puigdemont ultima su estrategia. Aguantar hasta el límite los plazos del 155, que concluyen el 22 de mayo y, llegado el momento, ir a las urnas "por culpa de Madrid". El expresidente se pondrá al frente de una plataforma independentista que absorberá tanto a ERC como al PDeCat. Los cálculos de su 'sanedrín' hablan de una victoria arrolladora del bloque separatista con veinte escaños por encima de los constitucionalistas. Nadie se opondrá a este plan. Si ERC intenta concurrir de nuevo por separado, será tachado de 'traidor', de hacerle el juego a Rajoy, a Llarena, al 155 y al 'gobierno monárquico'. 

"Está intratable, rebosante de soberbia, piensa que toda Europa le apoya, que hasta la ONU le respalda, y que en Cataluña no hay más voz que la suya", señala un dirigente del PDeCat que ha conversado con algunos de los más estrechos colaboradores del prófugo. ERC no se ve capaz de frenar este acelerón hacia las urnas, este 'abrazo del oso' que engullirá a todo el secesionismo para convertirlo en una especie de 'movimiento nacional patriótico'.

En su entrevista en TV3, Puigdemont mencionó tangencialmente y con displicencia, a Oriol Junqueras, que cumple ya seis meses en prisión y este lunes desfiló ante el juez Llarena. Se refirió, en tono muy positivo, a Marta Rovira, antigua número dos de ERC, y fugada en Ginebra. 

Los republicanos son conscientes de que la celebración de unos comicios en julio sería el primer paso a su extinción. O, al menos, a su irrelevancia. Abducidos en el conglomerado electoral de Puigdemont, se convertirían en meros comparsas de un 'empeño personalista', de acuerdo con la mencionada fuente. Habló Puigdemont el domingo de "buscar fórmulas para evitar elecciones". Nadie le ha creído. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba