Política

Batet y Cruz se hacen con la presidencia del Congreso y el Senado

La candidata del PSOE tuvo que ir a una segunda votación. Frío saludo entre Sánchez y Junqueras. Los parlamentarios de ERC escribieron "Libertad" en sus papeletas nulas

La ex ministra socialista de Política Territorial Meritxell Batet ha sido designada por el Congreso como la nueva presidenta de la Cámara Baja para la XIII Legislatura, mientras que Manuel Cruz ocupará la presidencia del Senado.

La primera votación nominal y en urna para elegir a la próxima presidenta se saldó con una victoria insuficiente para el PSOE, lo que da una idea de lo difícil que va a ser para los socialistas el sacar iniciativas en la nueva legislatura que hoy comienza.

Batet lo logró en segunda votación por mayoría simple con 175 votos a favor, los del PSOE, Unidas Podemos, PNV, Coalición Canaria, PRC y Compromís. La candidata del PP Ana Pastor ha quedado por detrás con 125 apoyos -los de PP, Ciudadanos y Navarra Suma-. La votación ha dejado 35 papeletas en blanco -Vox, JxCAT y Bildu- y 15 nulas, las de ERC en las que aparecía escrita la palabra "Libertad".

En la primera vuelta, Batet -candidata pactada por PSOE y Podemos- recibió 175 votos favorables (a solo uno de la mayoría absoluta exigida), lo que implica que sumó votos del PNV y de formaciones minoritarias como Compromís, PRC y CC. En segunda posición quedó Ana Pastor (PP) con 67 apoyos. Sara Jiménez (Ciudadanos) recibió 58 votos e Ignacio Gil Lázaro (Vox) sumó 24.

También se  registraron siete votos en blanco, anunciados por Junts per Catalunya; y 19 nulos, en este caso de ERC con la misma palabra de "Libertad" y Bildu. La curiosidad es que tanto PP como Cs tuvieron un voto más que los que tienen en esta legislatura.

Vox 'okupa' los escaños del PSOE

El baile para ocupar un buen escaño en la sesión constitutiva empezó muy pronto. A las 07:15 de la mañana se presentaron los primeros diputados de Vox para sentarse en los asientos más visibles del PSOE en el hemiciclo.

Toda una provocación en busca de una de las fotos de la jornada, la de Santiago Abascal en el cogote de Pedro Sánchez. El enviado de los socialistas para ocupar las plazas que habitualmente les tocan, el catalán José Zaragoza, se quedó encajonado entre los corpachones de Abascal y el que será a partir de ahora el portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, con cara de qué demonios hago aquí, aunque el representante del PSC aguantó estoico entre las filas de Vox y hasta se le vio conversar en varios momentos con el líder del partido de extrema derecha.

Los parlamentarios que están siendo juzgados en el Supremo se presentaron en la Cámara baja con corbatas negras y sonrisas por doquier.

La 'performance' de Vox se diluyó al filo de las 10 de la mañana cuando entraron en el hemiciclo los cuatro diputados presos de JxCAT y ERC –Oriol Junqueras, Jordi Sànchez, Josep Rull y Jordi Turull- entre aplausos de sus compañeros de filas y gritos de “fuera, fuera” desde algunos asientos de la bancada ‘verde’.

Los parlamentarios que están siendo juzgados en el Supremo se presentaron en la Cámara baja con corbatas negras y sonrisas por doquier. Junqueras cruzó su primer saludo con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y se sentó junto a Gabriel Rufián en una segunda fila centrada ya que la primera había sido ocupada por los diputados de Santiago Abascal.

Mientras, JxCAT guardó para sus tres líderes los asientos de la primera fila más centrados que normalmente ocupa Ciudadanos y Sánchez, Turull y Rull quedaron junto a Iglesias, Irene Montero y Alberto Garzón mientras saludaban con la mano a sus huestes y a caras conocidas de la bancada socialista.

Los miembros del Gobierno en funciones fueron los últimos en acceder en el hemiciclo y se sentaron tal y cómo lo han hecho desde la moción de censura de hace casi un año, así que a Sánchez no le quedó más remedio que estrechar la mano de Abascal y sus ‘hombres fuertes’: Iván Espinosa de los Monteros y Javier Ortega Smith.

La "sacra urna" de Zamarrón

Tras el revuelo de los diputados presos, llegó la calma de la mano del diputado de mayor edad, el socialista burgalés Agustín Zamarrón, con sus gafas redondeadas, pañuelo en la solapa y barba blanca larguísima como si Ramón María del Valle-Inclán se hubiera colado en la Carrera de San Jerónimo.

Este médico jubilado cumplió con nota y buena voz su cometido. Abrió la sesión con la solemnidad del momento y sacó unas sonrisas a sus señorías cuando pidió que le dejasen ir con “la sacra urna” al sitio donde Pablo Echenique (Podemos) tendrá que sentarse en lo alto del hemiciclo al ir en silla de ruedas.

Cuando empezó la primera de las votaciones para la presidencia del Congreso, los presos catalanes acapararon todas las miradas. Junqueras se acercó a Sánchez para darle la mano e intercambiaron unas pocas palabras. El líder de ERC abrió el fuego: "Tenemos que hablar", le dijo al presidente del Gobierno en funciones y éste le respondió: "Dentro de la Constitución y la ley".

Tras las votaciones para nombrar a la presidencia de la Cámara, se dio paso a las de las vicepresidencias y secretarios de la Cámara baja. Para los cuatro primeros puestos salieron elegidos Gloria Elizo (Unidas Podemos), Alfonso Gómez de Celis (PSOE), Ana Pastor (PP) y Nacho Prendes (Ciudadanos). Mientras, para los cargos de secretarios, el orden fue el siguiente: Gerardo Pisarello (Podemos), Sofía Hernanz (PSOE), Adolfo Suárez Illana (PP) y Patricia Reyes (Ciudadanos).

Manuel Cruz, presidente del Senado

El senador del PSC Manuel Cruz ha sido elegido, por su parte, como nuevo presidente del Senado. El socialista catalán ha logrado 140 votos a favor de los algo más de 250 senadores que han estado presentes en la sesión constitutiva de las Cortes celebrada este martes en el antiguo Salón de Plenos de la Cámara Alta. El PSOE ha ofrecido al PNV un asiento en la Mesa por lo que los populares se quedarán sólo con dos de los siete puestos en el órgano de gobierno de la Cámara, pese a que el viernes anunciaron que los 'populares' mantendrían tres escaños.

Antes del nombramiento de ambos, el presidente del Gobierno en funciones Pedro Sánchez ha asegurado este martes que tanto Batet como el recién elegido presidente del Senado, Manuel Cruz, son "catalanes al servicio de España y españoles al servicio de Cataluña". El líder del PSOE ha insistido en que no los eligió porque sean barceloneses, sino porque son un ejemplo de "lo mejor que ha representado siempre el PSOE, que es el respeto al Estado y a las instituciones y la voluntad de diálogo y de tender puentes".

Meritxell Batet se comprometió el pasado domingo, por su parte, a no permitir "la confrontación, el insulto y el uso partidista de las instituciones" y aseguró que apostará por el diálogo.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba