Política

Los diputados presos pasan "dicharacheros y tranquilos" su primer día en el Congreso

Desde JxCat se quejan que queden "incomunicados". No les dieron los dispositivos electrónicos y tuvieron que devolver la cartera marrón que se entrega a cada parlamentario

Los cuatro diputados electos que se encuentran en prisión preventiva por la celebración del juicio del 'procés' han llegado al Congreso poco antes de las 10.00 horas para llevar a cabo los trámites que les permitirán mañana tomar posesión de sus escaños en la Cámara Baja. En todo momento han estado relajados y afectuosos con sus compañeros de JxCat y ERC que les han arropado en este trámite.

Oriol Junqueras, de ERC, y Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull, de JxCat, a los que el Tribunal Supremo ha dejado salir del centro penitenciario de Soto del Real (Madrid) para que en el Congreso entreguen las credenciales que certifican que fueron elegidos en las urnas el pasado 28 de abril, han llegado a la Cámara Baja en dos furgones de la Policía Nacional.

Diputados de Esquerra, con su futuro portavoz, Gabriel Rufián, al frente, han esperado la llegada de los presos en la planta del edificio del Congreso en la que los diputados electos en prisión cumplimentaron los trámites.

También han estado presentes en el interior de la sala Alberto Garzón (Podemos), la próxima portavoz de JxCat, Laura Borrás, junto a Miriam Nogueras, y los parlamentarios de Bildu, Maite Beitialarrangoitia yJon Iñarritu.

"Todos han puesto de su parte para que el trámite fuera lo más normal posible. Ellos están muy contentos de estar unas horas en libertad"

Precisamente,la portavoz de la izquierda abertzale destacó a Vózpopuli que los parlamentarios catalanes pasaron "muy dicharacheros y tranquilos" los trámites que tuvieron que realizar en dependencias del Congreso ante la atenta mirada de policías vestidos de paisano y los ujieres de la Cámara baja.

"Todos han puesto de su parte para que el trámite fuera lo más normal posible. Ellos están muy contentos de estar unas horas en libertad", subrayó Beitialarrangoitia antes de entrar en la Diputación Permanente en la sala Constitucional, que en su última sesión de la legislatura tuvo que retrasar el inicio de la misma ante la aglomeración de medios de comunicación y el importante dispositivo policial que había en esa misma planta.

"¡Estamos encerrados!", exclamó Noelia Vera, diputada de Podemos cuando intentó cruzar con Rafael Mayoral el enjambre de periodistas y fotógrafos que se agolpaban junto a las dependencias del Congreso mientras los diputados presos de JxCat y ERC se acreditaban como tal.

Josep Lluis Cleries, uno de los representantes de Junts que acompañó a Sànchez, Turull y Rull, se quejó que la Cámara baja no les entregase los dispositivos electrónicos -un Ipad y un móvil- y que los presos tuviesen que dejar a sus compañeros de bancada la cartera marrón que se entrega a cada diputado. "Son unos diputados incomunicados", subrayó Cleries.

Custodiados por la Policía Nacional

Una vez en la Cámara, custodiados por la Policía Nacional, entregaron sus credenciales y tras ello, registraron sus bienes e informar de sus actividades; igualmente, completarán los trámites con la Oficina de Asuntos Económicos para que se proceda al pago de las retribuciones como parlamentarios y se acojan al régimen de protección social de los diputados.

Asimismo, se hicieron la foto que posteriormente se verá en sus correspondientes perfiles de la web del Congreso. En el Senado se vivió la misma escena con Raül Romeva (ERC), quien se acreditó como senador y lanzó un mensaje en las redes: "Somos políticos, hacemos política y la seguiremos haciendo", hizo hincapié en su cuenta personal.

Mañana regresarán a la Cámara para estar presentes en la sesión constitutiva, lo que el Tribunal Supremo también ha permitido. Tampoco podrán contactar con la prensa mañana martes y al igual que el resto de sus señorías, deberán jurar o prometer la Constitución para adquirir la condición plena de diputado.

En esta segunda jornada, los cuatro presos serán llevados al hemiciclo y allí permanecerán mientras dure la sesión, sin salir a los pasillos. Tampoco hará falta porque el Salón de Plenos cuenta con servicios y hasta con una cafetería.

Estando dentro tendrán libertad de movimiento y subirán y bajarán al menos tres veces las escaleras del hemiciclo para participar en las sucesivas votaciones para la nueva Mesa del Congreso. Junqueras tiene intención de acercarse al presidente en funciones, Pedro Sánchez, y conversar con él, según indicó La Vanguardia el pasado sábado. Eso sí, nada más acabar la sesión deberán regresar a Soto del Real.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba