Política

Los Comunes presionan a ERC con la promesa de echar a Ciudadanos de la ecuación del Gobierno

El partido de Ada Colau busca atraer a los republicanos en un eje izquierdista que también recele de JuntsXCat para las elecciones catalanas. Intentan con Podemos convencer a ERC sobre el estado de alarma

Gabriel Rufián
Gabriel Rufián EFE

Mientras el PSOE y ERC empiezan a acercar posturas de cara a la prórroga del estado de alarma, Podemos maniobra para romper la entente cordiale de Pedro Sánchez con Inés Arrimadas. Las mayores presiones provienen de Cataluña, según afirman en Podemos, donde los morados buscan la vía para “aislar” tanto a Ciudadanos como JuntsXCat.

El partido de Oriol Junqueras está dividido desde hace mucho tiempo sobre su postura ante Sánchez. Por un lado se encuentran los más pragmáticos, que creen en la mano tendida al PSOE como solución útil para lograr la anhelada hegemonía en Cataluña. Por el otro se mueven los más idealistas, que siguen anteponiendo la independencia a todos sus razonamientos, incluso en la época de la covid-19.

Podemos es el partido que desde Madrid tiene más capacidad de acercamiento a ERC. De ahí que cuando Gabriel Rufián anunció su voto negativo en la última prórroga del estado de alarma la irritación se disparó en el entorno de Iglesias.

La acusación más repetida es que ERC sigue anteponiendo su interés coyuntural y de lucha con JuntsXCat a la estabilidad del gobierno de izquierdas. Aunque también hay sectores que creen que lo de ERC es sobre todo “teatro”, a la hora de la verdad siempre estará al lado de un Ejecutivo con Podemos en la ecuación.

"Con ERC es más lo que nos une"

Es por ello que el pasado lunes el portavoz de los Comunes Joan Mena desveló parte de las cartas de los morados sobre su malestar ante el acercamiento de Ciudadanos. "Con ERC, es más lo que nos une que lo que nos separa. Compartimos la voluntad de una salida a la crisis opuesta a la de 2008, y eso es incompatible con regalarle espacio político a Ciudadanos y también con alargar eternamente el Govern con JxCat", afirmó.

El partido de Ada Colau no tiene demasiado interés en que Iglesias se refuerce en el Ejecutivo. La alcaldesa de Barcelona sigue esperando su momento para dar el salto a la política nacional, pero entre los suyos también crece el interés en buscar un nuevo tripartido que pueda gobernar Cataluña.

La previsión que en los Comunes hacen es que en otoño o en primavera el President, Quim Torra, convocará las nuevas elecciones, y su interés es evitar una ruptura con los republicanos y que parte de su electorado se vaya definitivamente a las filas de Junqueras.  

Un Podemos que forme parte de un grupo de gobierno con Ciudadanos crea enorme malestar entre los Comunes. Ciudadanos es un partido que se fundó en Cataluña y es claramente antiindependentista. Explicar el acercamiento táctico hacia Arrimadas es más fácil hacerlo en Madrid que en Cataluña. 

Evitar que Cs sea el socio preferente de Sánchez

En Podemos aseguran que Moncloa dirige las negociaciones. Pero a nivel oficiosos todos admiten que Iglesias va moviendo ficha y que su juego es patrocinar la vuelta al esquema del bloque de investidura, con Podemos como “puente” hacia los independentistas.

Todo lo que sirva a Iglesias y los suyos para permanecer en el Gobierno es bienvenido. Así se explican los tímidos guiños de Iglesias a Ciudadanos, cuya utilidad para los morados siempre ha sido coyuntural de cara a la salvación del Gobierno en la crisis del coronavirus.

Otra cosa es que el entorno del Presidente, ya cansado de los republicanos (ERC tumbó los presupuestos el año pasado que obligó a convocar elecciones), suba la presión para entrar en una nueva fase de geometrías variables. Ese esquema no le preocupa a Iglesias, aunque comprende que a veces las geometrías variables pueden convertirse en convertir a un socio temporal en socio preferente. Y su táctica pasa por impedir esa situación. 

Moncloa desearía que tanto Ciudadanos como ERC voten a favor del próximo estado de alarma. Pero Ciudadanos ya ha advertido de que no respaldará una prórroga de más de 15 días (Sánchez hasta ahora plantea una de "alrededor de un mes"). ERC, por otro lado, se acerca al Gobierno, pero su credibilidad está bajo mínimo.

En definitiva, Podemos tiene la sensación de estar en el medio de un camino tortuoso en el que desconfía de todos los puntos de apoyo. Pero en el que se agarra al único clavo ardiendo: el acercamiento de Ciudadanos no puede ser estructural. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba