Política

Podemos-Compromís: la complicada repetición del pacto electoral para 2019

Podemos consultará a sus bases la posibilidad de reeditar el pacto de 2016 con el partido valencianista e Izquierda Unida, al que buena parte de la formación de Mónica Oltra y Joan Baldoví se opone

Pablo Iglesias, entre Mónica Oltra y Joan Baldoví en una imagen de 2016.
Pablo Iglesias, entre Mónica Oltra y Joan Baldoví en una imagen de 2016. EFE

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, fijó el pasado sábado ante la cúpula de su partido las líneas maestras de la estrategia que desplegará la formación morada en las elecciones autonómicas y municipales de 2019. Entre los asistentes al Consejo Ciudadano Estatal -el máximo órgano entre asambleas- estaba el secretario general del partido en la Comunidad Valenciana, Antonio Estañ, que dirige la formación desde el pasado verano.

Sobre la mesa está posibilidad de repetir la coalición electoral con la que se presentaron a las elecciones generales de 2016 junto a Esquerra Unida del País Valencià (EUPV) y a Compromís, el partido de Mónica Oltra y Joan Baldoví, formado a su vez por cuatro partidos. 

Bloc Nacionalista Valencià, la formación a la que pertenece su portavoz en el Congreso, es la más reacia a la posibilidad de reeditar el pacto. Iniciativa del Poble Valencià, a quien pertenece la vicepresidenta de la Generalitat, no se pronuncia con tanta rotundidad. El pacto con Podemos en 2016 se acabó consumando in-extremis a pesar de las reticencias de los primeros. 

Por eso, la voluntad del partido morado es evitar esa precipitación a la hora de configurar la posible alianza. Así que la Ejecutiva valenciana decidió este lunes impulsar sus propias consultas a las bases sobre la posible confluencia y los actores con quien llevarla a cabo. 

La dirección estatal fijó una ronda de consultas para que la militancia refrende la propuesta realizada el pasado sábado por Iglesias para que las siglas de Podemos aparezcan en las papeletas de las europeas, autonómicas y municipales. En concreto, el partido preguntará si los inscritos apoyan que Podemos se presente a las elecciones "en coalición con las fuerzas políticas aliadas del espacio del cambio y con la palabra PODEMOS (en los idiomas que corresponda) formando parte del nombre de la candidatura".

En caso afirmativo, se establecerán mesas de negociación principalmente con Compromís y con EUPV, pero también con otras plataformas municipalistas para diseñar una candidatura que deberá ser de nuevo refrendada por la militancia en otra consulta posterior.

Distanciamiento

No será fácil que los de Oltra y Baldoví se avengan a un nuevo pacto. La fórmula de 2016 no reportó a Compromís más votos que en las autonómicas de 2015, donde concurrieron en solitario. Si en 2016 les sirvió para entrar en la Cámara Baja, en las autonómicas no tienen esa necesidad, argumentan fuentes consultadas.

Ambas formaciones aún no han establecido contactos formales para explorar la reedición de la alianza que en las pasadas generales se terminó denominando Compromís-Podemos-EUPV: A la Valenciana. La marca de Iglesias arrastra ahora un acusado desgaste en todas las encuestas, que podría frenar aún más la predisposición de los valencianistas para volver a presentarse unidos. Máxime cuando las siglas naranjas están fuertemente asentadas en la Comunidad.

Podemos firmó el Acuerdo del Botánico en 2015 por el que el PSPV de Ximo Puig gobierna junto a Compromís en la Generalitat. El partido morado no entró en el Gobierno y, a lo largo de los últimos meses, ha mantenido varios tira y afloja con sus socios en política regional. Por ejemplo, para la aprobación de los Presupuestos. Sobre la posible candidatura de Estañ para la presidencia, fuentes del partido aseguran que estará "donde decida la militancia", pero recalcan que "primero" debe "discutirse el qué y luego quién lo encabeza".

A nivel estatal, Compromís marca distancias con Podemos desde hace tiempo. Los de Baldoví decidieron no entrar a formar parte del grupo confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, sino que sus cuatro parlamentarios se integran en el Grupo Mixto. Uno de los hitos del distanciamiento fue la petición a Iglesias para frenar la presentación de la moción de censura a Mariano Rajoy hasta después de las primarias del PSOE. También que se alinearan con Ciudadanos para votar en contra del Cupo vasco. Por su parte, Oltra no acudió a ningún acto de la campaña de Catalunya En Comú-Podem, la coalición de Podemos y el partido de Ada Colau para las elecciones catalanas del 21 de diciembre.  



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba