Política

De los Cobos justifica las cargas del 1-O por las "acciones de violencia directa"

Critica las actuaciones de los Mossos ya que la "inoperancia" del dispositivo que desplegaron los días antes y el 1 de octubre hizo que hubiera muchas personas concentradas en los centros

Imagen de archivo de la Policía Nacional durante el 1-O.
Imagen de archivo de la Policía Nacional durante el 1-O. Europa Press

El director del Gabinete de coordinación y estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad, Diego Pérez de los Cobos, justifica las cargas durante el dispositivo para impedir el referéndum del 1 de octubre en Cataluña por las "acciones de violencia directa" de concentrados en los colegios e inacción de los Mossos d'Esquadra, en un informe remitido al Juzgado de Instrucción 7 de Barcelona al que ha tenido acceso Europa Press.

Este juzgado es el que investiga las denuncias de particulares que resultaron heridos -algunos han presentado querella-, que ascienden a 218 casos durante las actuaciones policiales en colegios de Barcelona ese día, y reclamó a la Secretaría de Estado de Seguridad un informe que detallara todas las actuaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad ese día, que le fue entregado el 23 de noviembre.

En el informe, De los Cobos critica las actuaciones de los Mossos ya que la "inoperancia" del dispositivo que desplegaron los días antes y el 1 de octubre hizo que hubiera muchas personas concentradas en los centros, además de que apostilla textualmente que las patrullas de la policía catalana desplegadas en los colegios tuvieron una actitud de inacción generalizada.

La "pasividad" de los Mossos

"Con carácter general, su actitud fue de absoluta pasividad y nula colaboración ante la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para tratar de cumplir el mandato judicial", llegando en algunos casos a una actuación todavía peor, según sus palabras, ya que intentaron entorpecer y obstruir la actuación de dichos cuerpos.

El informe explica que el dispositivo policial para impedir el 1-O, en base a la orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) y en cumplimiento del mandato del Tribunal Constitucional, prevía que los Mossos d'Esquadra se encargarían de las labores previas y de garantizar que las mesas no se constituyeran, mientras que la Guardia Civil y la Policía darían apoyo el día del referéndum.

Imagen del referéndum del 1 de octubre
Imagen del referéndum del 1 de octubre EFE

Sin embargo, al recibir desde primera hora del 1 de octubre informaciones de la "muy limitada eficacia" de la actuación de los Mossos para impedir la ocupación y apertura de los locales de votación, se activaron las unidades de los otros cuerpos y, según De los Cobos, la intervención se focalizó en intervenir los materiales y no en el desalojo de puntos de votación para que tuviera la menor afectación posible.

Según su relato, se encontraron en los colegios con "concentraciones organizadas y preparadas entre los pocos cientos y 1.500 personas en actitud de resistencia pasiva y en algunos casos ejerciendo la fuerza", lo que hizo que la intervención se viera considerablemente dificultada y ralentizada, teniendo que apartar una a una a personas que hacían de parapeto.

La actitud de los Mossos "fue de absoluta pasividad y nula colaboración ante la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para tratar de cumplir el mandato judicial"

Diego Pérez de los Cobos,

"Estas acciones activas de impedimento de acceso de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad no se improvisaron, no fueron fruto de una reacción espontánea en casa punto de votación. Todo lo contrario, se trataba de acciones organizadas, premeditadas, con reparto de roles", argumenta.

Según dicho documento, la fuerza pública "fue recibida con acciones de violencia directa", lo que obligó a usar medios antidisturbios, y asegura que estas situaciones podrían haber sido evitadas mediante una actuación anterior de cierre de locales por parte de los Mossos d'Esquadra, que tenían el encargo de hacerlo.

Identificaciones

Este juzgado que investiga las lesiones del 1-O ha reclamado identificar a los agentes actuantes y en la causa ya obra un informe de la Brigada de Información de Barcelona de la Policía Nacional que detalla la relación de policías intervinientes, la categoría, su indicativo y número orgánico, especificándose en qué colegios actuaron, según informa eldiario.es.

Con estos datos, los agredidos personados en la causa han empezado a identificar a los policías que actuaron y que pueden ser los que cometieron las lesiones en base a los números identificativos que llevaban en la espalda y las imágenes captadas -de hecho, los Mossos d'Esquadra han remitido al juez un informe con las imágenes recopiladas-.

Sobre el informe de De los Cobos, Monge ha valorado que pone de relieve que "pese a que se intenten excusar, se trataba de un operativo policial absolutamente desmedido y preparado para hacer frente a situaciones de violencia extrema que en ningún caso se produjeron".

"La ausencia de ninguna actitud violenta a lo largo de la jornada del referéndum por parte de los ciudadanos es la mayor prueba de que la actuación policial fue desmedida y que no respeto los principios de oportunidad, proporcionalidad y mínima intervención", afirma el letrado.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba