REACCIONES

Ciudadanos aprueba la entrada de los 'negociadores' Nadal y Montserrat

Los nuevos ministros de Energía y Sanidad participaron en la gestación del pacto de investidura entre populares y naranjas. Rajoy mantiene a Montoro pese a que el partido de Rivera había reclamado que fuera apartado. El nombramiento de Cospedal y Zoido en Defensa e Interior tampoco convence a la formación centrista. 

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera (d), y su portavoz parlamentario, Juan Carlos Girauta.
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera (d), y su portavoz parlamentario, Juan Carlos Girauta. EFE

El portavoz parlamentario de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, que ha rehusado valorar las personas elegidas por Mariano Rajoy para que le acompañen en su segundo mandato, sí que ha querido aplaudir la entrada de Dolors Montserrat, al frente de Sanidad, Política Social e Igualdad, y de Álvaro Nadal, en la nueva cartera de Energía, Turismo y Agenda Digital. Tanto ellos dos como Fátima Báñez, que permanece en Empleo y Seguridad formaron parte, según ha explicado Girauta, de la delegación del PP con la que Ciudadanos trabajó bien y pudo entenderse para cerrar el pacto de investidura de los 170 diputados.

Así mismo, el nombramiento del nuevo ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, hasta ahora alcalde de Santander gracias al apoyo del partido naranja, también ha sido recibido con buenos ojos por la dirección de C's, señalan fuentes parlamentarias consultadas por Vozpópuli. C's también permitió que los populares sacaran adelante los presupuestos del presente año en el Ayuntamiento santanderino.

En rueda de prensa en el Congreso, Girauta ha querido dirigirse a todos los integrantes del nuevo Consejo de Ministros para advertirles de que "ha empezado una nueva etapa, una nueva era política que se va a caracterizar por el diálogo permanente, la negociación constante y la vigilancia de la acción del Gobierno".

Sin embargo, ha habido designaciones que han decepcionado al equipo de Rivera, según reconocen a este diario las fuentes citadas. Por ejemplo, Rajoy no ha prescindido de uno de los dos nombres que Ciudadanos había puesto sobre la mesa como descartes necesarios para dar un aire nuevo, de renovación, al Consejo de Ministros.

El nombramiento de De la Serna, hasta ahora alcalde de Santander gracias al apoyo de C's, ha sido recibido con buenos ojos por la dirección naranja

La formación naranja pidió que fueran apartados el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y el de Interior, Jorge Fernández Díaz. Pero el jefe del Ejecutivo sólo ha prescindido del último, cuya salida era reclamada por toda la oposición. En cambio, ha mantenido a uno de los principales responsables del área económica del anterior gobierno. También llevará la Función Pública.

"Queremos que la gente se ilusione con el nuevo Gobierno de España. Si no es así, si el Gobierno es continuista, si sigue el señor Rajoy al frente, el señor Fernández Díaz, y el señor Montoro, nosotros estaremos en la oposición, pero en una oposición responsable, como hemos hecho siempre", declaró Rivera el pasado 28 de junio, dos días después de las generales del 26J. 

Respecto a Fernández Díaz, Ciudadanos había insistido en pedir la cabeza del ya extitular de Interior por su responsabilidad en el caso de las grabaciones en dependencias de su departamento donde presuntamente se buscaban pruebas contra políticos catalanes de la oposición.

Una "policía política"

De hecho, C's apoyó el pasado septiembre en el Congreso a iniciativa del PSOE la creación de una comisión de investigación sobre ese supuesto uso "partidista" de los medios del Ministerio del Interior por parte de Fernández Díaz con el objetivo de actuar judicialmente contra determinados partidos a través de una "policía política". No obstante, esa comisión seguirá su curso pese al nuevo nombramiento.

Además, Ciudadanos votó el pasado octubre en la Comisión de Interior de la Cámara baja a favor de la reprobación de Fernández Díaz por los mismos hechos. La proposición no de ley fue presentada por el PDC, la antigua Convergència, y sólo el PP se posicionó en contra. 

En cambio, la elección del nuevo responsable de Interior, Juan Ignacio Zoido, tampoco ha convencido a C's, según el relato de las mismas fuentes parlamentarias. El diputado popular es uno de los dirigentes con más peso en el PP de Andalucía, donde el partido de Rivera ejerce como socio del PSOE de Susana Díaz. Además, Zoido es un hombre de la confianza de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que sustituirá a Pedro Morenés en la cartera de Defensa.

El perfil de Cospedal también generaba recelo en la cúpula de C's. Tanto que los negociadores naranjas vetaron a Cospedal, junto a Fernández, para la Presidencia del Congreso que terminó recayendo en Ana Pastor. "No nos gustaba Cospedal como presidenta del Congreso por representar a un partido imputado por corrupción", reconoció Rivera.

Cultura, sin cartera única

Otro desengaño de Ciudadanos ha sido la continuidad de la competencia de Cultura dentro la cartera de Educación al frente de la cual seguirá Íñigo Méndez de Vigo. El partido naranja venía reclamando una cartera propia para Cultura. Además, desde C's lamentan que Méndez de Vigo tendrá ahora menos tiempo para atender los temas culturales puesto que asumirá además la portavocía del Gobierno, en detrimento de la vicepresidencia Soraya Sáenz de Santamaría, queserá ministra de la Presidencia y también para las Administraciones Territoriales, encargándose de la cuestión de Cataluña.

Desde el derrocamiento del exsecretario general socialista Pedro Sánchez el 1 de octubre, la dirección de Ciudadanos siempre mantuvo que no entraría en un gobierno de Mariano Rajoy. Y ello pese a que, tal y como publicó Vozpópuli, no faltaron ofrecimientos desde Moncloa para que el nuevo Ejecutivo gozara de una mayor estabilidad parlamentaria. La entrada en el Gobierno incluso era bien vista por algunos miembros destacados de la Ejecutiva naranja.

No obstante, el deseo de contar con ministros propios en nuevo Ejecutivo popular fue mayor en la cúpula centrista el pasado verano, justo antes de la investidura fallida de Rajoy. Entonces, con el argumento poder "controlar mejor al Gobierno desde dentro que desde fuera", sonó la predilección de C's por las carteras de Educación y Justicia, claves en su apuesta por un Pacto Nacional en la enseñanza y en la regeneración democrática. Hasta se escuchó que había dirigentes centristas partidarios de ocupar una vicepresidencia. Sobre la permanencia de Rafael Catalá al frente de Justicia, C's ha manifestado que "es un ministro que declara buenas intenciones", confiando en que su buen "talante dialogante" se transforme en "reformas y pactos", ha informado Ep.

Podemos prevé "recortes"

Por su parte, el secretario de Relación con la Sociedad Civil y Movimientos Sociales de Podemos, Rafael Mayoral, ha manifestado que el nuevo Gobierno es de "continuidad" y ha augurado que la ausencia de cambios en los ministerios económicos traerán "recortes". Así mismo, ha dicho que no cree que la incorporación de Cospedal a Defensa sea "el mejor camino para profundizar en la regeneración".

"Nada nuevo bajo el sol", ha resumido Mayoral en rueda de prensa en el Congreso tras conocer el nombre de los ministros de los que se rodeará Rajoy. Con ellos, ha proseguido, es difícil imaginar un Gobierno que no sea "lo mismo de siempre", esto, "ajustes, privatización y asalto a las pensiones".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba