Política

Ciudadanos rompe su alianza con Manuel Valls en Barcelona

"Dijimos que votar a la señora Colau no era lo correcto, ya ha entregado la alcaldía al separatismo", justificó Arrimadas. Villegas telefoneó a Valls para comunicarle la decisión

Ciudadanos ha anunciado este lunes que rompe su alianza con Manuel Valls en Barcelona. Ha sido la portavoz de la formación naranja en el Congreso de los Diputados, Inés Arrimadas, la que ha asegurado que tendrán un "grupo propio" con sus tres concejales. "Ciudadanos tendrá voz propia. Somos la voz del constitucionalismo en Barcelona", subrayó.

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, telefoneó a Valls al término de la reunión del Comité Permanente para comunicarle la decisión tomada en Madrid. Arrimadas explicó que el principal motivo por el que los de Albert Rivera no continuarán ligados al ex primer ministro francés se debe al apoyo sin condiciones que dio a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, tras las elecciones del 26-M.

La portavoz de Ciudadanos explicó que se mantienen en la postura que han defendido durante la campaña. "Dijimos que votar a la señora Colau no era lo correcto, ya ha entregado la alcaldía al separatismo", ha indicado antes de subrayar su "pesar" por la reelección de la regidora de En Comú.

"Teníamos razón porque la primera decisión (de Colau) es poner el lazo amarillo. Lo mismo que hubiera hecho (Ernest) Maragall: utilizar el balcón como el tablón de anuncios del separatismo", hizo hincapié Arrimadas, quien insistió en que la diferencia entre Colau y el candidato de ERC a la Alcaldía es "muy poca".

Grupo dividido por la mitad

La decisión adoptada hoy por Ciudadanos supone que el grupo quede dividido por la mitad. El exprimer ministro francés y los otros dos regidores no adscritos, Eva Parera y Celestino Corbacho, apoyaron la opción de Colau, permitiendo así su reelección. Mientras, los ediles de Cs -Mariluz Guilarte, Francisco Sierra y Marilén Barceló- votaron en blanco y serán a partir de ahora los que formen parte del grupo naranja. En el Ayuntamiento de Barcelona se necesitan únicamente dos ediles para formar grupo propio.

Teníamos razón porque la primera decisión de Colau es poner el lazo amarillo. Lo mismo que hubiera hecho Maragall: utilizar el balcón como el tablón de anuncios del separatismo"

Arrimadas dejó claro que Ciudadanos y el grupo de Valls votarán en muchas ocasiones de la misma manera de aquí en adelante, pero resaltó que la "discrepancia" con este último era "muy importante", por lo que habrá "grupos diferenciados" a partir de ahora.

Asimismo, opinó que Francesc de Carreras, uno de los fundadores de Ciudadanos, se equivoca al pedir a Rivera que los diputados naranjas se abstengan en la investidura de Pedro Sánchez. Arrimadas enumeró varios de los vaticinios errados por el escritor catalán en el pasado y dejó claro que su partido no puede sumar sus 57 escaños al sanchismo. "No vamos a hacer con nuestros votos presidente a Sánchez. El sanchismo es malo", dejó claro.

Sobre la eventual entrada de Vox en distritos del Ayuntamiento de Madrid, la portavoz de Cs insistió en que su partido y el PP se han repartido las nueve áreas de gobierno (5 para el PP y 4 para Ciudadanos), así como los 21 distritos, por lo que recomendó preguntar al equipo de Martínez-Almeida si está pensando en ceder puestos al partido de Santiago Abascal.

Posibles expedientes

Por último, Arrimadas anunció que su partido está recopilando información sobre las polémicas votaciones en los ayuntamientos de Huesca, Burgos y Melilla, entre otros, para "ver si tomamos iniciativas" contra alguno de los representantes naranjas.

En Huesca se desconoce, por el momento, si uno de los tres ediles de Ciudadanos fue el que votó en blanco y entregó de esta forma al PSOE la vara de mando. En Burgos fueron los de Vox los que incumplieron el pacto que hubiera dado la Alcaldía a Ciudadanos, mientras que el caso de Melilla es más complejo: su único representante, Eduardo de Castro, fue aupado al frente del Gobierno melillense con los votos del PSOE, CPM y el suyo propio.

La dirección nacional de Ciudadanos le había pedido que se abstuviese, lo que hubiera permitido a Juan Imbroda (PP) seguir en el poder, pero en la víspera de la votación De Castro comunicó a Madrid que presentaría su candidatura a la Alcaldía. En la noche electoral, Rivera no felicitó al presidente de Melilla en un tuit en el que sí mencionó a los regidores naranjas de Granada, Albacete y Palencia.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba