Andalucía Cs avisa a Susana Díaz: romperá el pacto si se confirman las acusaciones de Alaya

El partido naranja dice que escuchará a la presidenta de la Junta, pero deja la puerta abierta a suspender su acuerdo con el PSOE. Una hipotética ruptura precipitaría el adelanto de las elecciones andaluzas 

Albert Rivera (c), junto al portavoz de Cs en Andalucía, Juan Marín (i), y el secretario general de Cs, José Manuel Villegas.
Albert Rivera (c), junto al portavoz de Cs en Andalucía, Juan Marín (i), y el secretario general de Cs, José Manuel Villegas. EFE

La denuncia de la juez Mercedes Alaya sobre las supuestas presiones del PP y PSOE durante su instrucción de las macrocausas de la corrupción en Andalucía amenaza la estabilidad política en la región. Ciudadanos ha pedido explicaciones a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, y deja entrever que su pacto de Gobierno corre peligro si el incendio de Alaya sigue creciendo. Una hipotética ruptura precipitaría el adelanto de las elecciones andaluzas, que los partidos sitúan en otoño pero que Díaz niega de momento. La legislatura finaliza en marzo del 2019.

Alaya asegura que el PSOE y el PP votaron en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) apartarla de la instrucción, porque había miedo a que siguiera investigando los cursos de formación. La juez dice además al diario ABC que recibió presiones de Díaz y de Alfonso Guerra, entre otros. Tanto el PSOE como el PP han negado las acusaciones.

La entrevista de Alaya, publicada en pleno juicio de los ERE, ha provocado una llamada urgente de Albert Rivera al líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín. Díaz gobierna con el apoyo parlamentario de Ciudadanos. El acuerdo que suscribieron hace cuatro años ha funcionado bien, a pesar de algunas tiranteces puntuales. El partido naranja aprobó el último presupuesto de Díaz y arrancó al PSOE una histórica supresión del impuesto de sucesiones.

Cs: "Interpelar, oír y decidir"

Pero Marín ha endurecido su oposición a Díaz en los últimos meses. El partido trata de ocupar su propio espacio ante la cercanía de las elecciones y la buena perspectiva de las encuestas. Las palabras de Alaya y el momento han sorprendido en Ciudadanos. “Es todo muy impreciso”, admiten sobre la entrevista fuentes de la dirección naranja en Andalucía. Ciudadanos no quiere fiar la polémica al azar y prefiere protegerse de una bola de nieve que no sabe lo grande que puede hacerse.

Marín ha llevado las acusaciones de la juez a la Comisión de Presidencia del Parlamento, el único cauce viable para forzar las explicaciones de la presidenta de la Junta. Alaya ha disparado al PSOE, pero también al PP. Y el entorno del líder andaluz de Ciudadanos sospecha que el PP no está interesado en agitar demasiado ese avispero. Si hay base o no para soltar amarras con Díaz, el partido dice que tomará la decisión una vez escuchen a la presidenta. Es su manera, como hicieron antes en Murcia y recientemente en Madrid por el caso Cifuentes, de dejar una puerta abierta a la ruptura sin estridencias.

“Nosotros primero escuchamos las explicaciones”, dicen estas fuentes. “Es lo serio y lo que procede. Interpelar, oír y decidir. Es lo que siempre hacemos”.

Uno de los compromisos que Ciudadanos arrancó a Díaz fue una comisión de investigación sobre los cursos de formación, que se cerró en falso en marzo del 2017. El dictamen que aprobó el pleno del Parlamento andaluz no señaló a ningún responsable político del caso, a pesar de que el borrador inicial incluía a Manuel Chaves y José Antonio Griñán. Díaz nunca apareció mencionada.    

Elecciones andaluzas en otoño

Alaya ha venido a alterar el frágil equilibrio que ahora mismo sostiene el pacto entre PSOE y Ciudadanos. La relación entre los dos partidos es buena, pero el final de la legislatura complica la supervivencia del acuerdo. Díaz tiene en su mano adelantar la cita con las urnas al próximo otoño, como creen la mayoría de los partidos, o agotar su mandato y celebrar las elecciones en marzo del 2019.

Ciudadanos obtuvo nueve escaños en las andaluzas del 2015. Las últimas encuestas sugieren que puede subir entre cuatro y seis escaños. Otros sondeos pronostican que Marín duplicará su número de diputados. La cuestión es si hay opciones de reducir el margen que les separa del PP, que según estos sondeos caería con respecto al 2015 pero se mantendría en el entorno de los 30 diputados. Díaz volvería a ganar las elecciones.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba