Política

Cs se desmarca de sus pactos autonómicos: Castilla y León y La Rioja, los siguientes en caer

Andalucía es el tercer acuerdo de investidura que rompe tras Murcia y Madrid. El partido naranja no repetirá este tipo de pactos y espera a entrar a gobiernos de coalición a partir del próximo ciclo electoral

La Ejecutiva de Ciudadanos reunida en Málaga.
La Ejecutiva de Ciudadanos reunida en Málaga. Cs

La ruptura del acuerdo de investidura en Andalucía es el tercero que rompe Ciudadanos tras los de Murcia y la Comunidad de Madrid. De los cinco acuerdos autonómicos que la formación de Albert Rivera firmó en 2015 sólo quedan dos en vigor: Castilla y León y La Rioja. Probablemente por poco tiempo. Ciudadanos tiene en mente endurecer la evaluación de su cumplimiento en los próximos meses. Las elecciones municipales, autonómicas y europeas son el 26 de mayo del 2019.

El pacto andaluz tenía valor simbólico. Fue el primero del partido naranja como formación política nacional. Y era el único que tenía con el PSOE a nivel autonómico. El resto es con el PP. Los dirigentes de Ciudadanos admiten en privado que el acuerdo con Susana Díaz ha funcionado bien y que su grado de cumplimiento es alto. 

Las razones del divorcio son puramente electorales e interesan a las dos partes. Tanto el PSOE andaluz como Ciudadanos están cómodos con las urnas a final de año. Las fechas que se barajan son el 25 de noviembre o el 2 de diciembre.

Castilla y León, primero

La misma razón -electoral- empujará a Ciudadanos a revisar sus acuerdos todavía vigentes en Castilla y León y La Rioja próximamente. Así lo ha abordado la Ejecutiva del partido reunida este fin de semana en Málaga. La voluntad de mantener vivos estos acuerdos es política. El contenido de los pactos es diverso e incluye muchos puntos. Varios se han cumplido, otros no. Según ha sabido Vozpópuli, Ciudadanos revisará primero el de Castilla y León con Juan Vicente Herrera. Es prácticamente imposible que estos dos pactos sobrevivan hasta el 26-M.  

El acuerdo de investidura en Andalucía fue el primero de esta naturaleza que firmó Ciudadanos. El partido naranja facilitaba la gobernabilidad a cambio de una serie de reformas económicas y de regeneración. Rivera repitió la fórmula andaluza en otras cuatro comunidades y con Mariano Rajoy en el Congreso.

Los casos (máster y corrupción) que salpicaron a Cristina Cifuentes en Madrid y Pedro Antonio Sánchez en Murcia llevaron a Ciudadanos a romper sus acuerdos. Después de sendos pulsos políticos con el PP, el partido naranja logró que ambos presidentes dimitieran a cambio de investir a un nuevo presidente del PP. Los populares eran la fuerza política más votada en las dos regiones

Gobiernos de coalición 

En Madrid y Murcia, Ciudadanos brinda apoyo parlamentario puntual al PP, pero no está sujeto al cumplimiento de un pacto. Por ejemplo, Ignacio Aguado, líder de Ciudadanos en Madrid, ha condicionado su apoyo a los Presupuestos a que el Gobierno de Ángel Garrido apruebe que la educación infantil de 0 a tres años sea gratuita.

El acuerdo de Andalucía ha tenido una muerte natural. La legislatura andaluza finaliza en marzo. El adelanto es casi testimonial. En Castilla y León y La Rioja se repetirá este modus operandi. El divorcio llegará antes del 26-M. No es un momento tan sencillo como pueda parecer. Estos acuerdos han dado estabilidad y el partido intenta buscar un discurso equilibrado con el que poder justificar la ruptura y al mismo tiempo reivindicar las reformas, leyes y medidas logradas en este tiempo (impuesto de sucesiones, Presupuestos, etc).

Ciudadanos no volverá a repetir la fórmula de los acuerdos de investidura. El partido naranja aprobó en su IV Asamblea General (2017) que propondría la formación de gobiernos de coalición allá donde sea posible aritméticamente a partir del próximo ciclo electoral. El nuevo ciclo arranca ahora con Andalucía.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba