Política

Ciudadanos repite 'modus operandi' ante los casos de corrupción del PP

Ciudadanos no desalojará de la alcaldía leonesa a Antonio Silván, miembro de la Ejecutiva nacional del PP, y que se enfrenta a una moción socialista después de ser salpicado por la trama Enredadera

Albert Rivera y José Manuel Villegas en una imagen de archivo.
Albert Rivera y José Manuel Villegas en una imagen de archivo. Efe

Ciudadanos descartó este martes apoyar la moción de censura que preveía presentar el PSOE contra el alcalde de León, Antonio Silván. El que fuera consejero de Fomento durante más de una década en la Junta de Castilla y León se ha visto salpicado por la operación Enredadera, que investiga una red de contratos presuntamente amañados. 

Según los pinchazos telefónicos incorporados al sumario, Silván retransmitió en directo el desarrollo de una mesa de contratación al constructor, José Luis Ulibarri, imputado en Gürtel y que permanece en prisión provisional desde hace un mes. Tras el pleno extraordinario celebrado este martes en el consistorio leonés, Ciudadanos consiguió la dimisión del número tres del Ayuntamiento, José María López Benito; el único concejal imputado formalmente. Es calificado por la Brigada de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional como "indudable intermediario y conseguidor" de la trama.

Si finalmente Silván es investigado, el partido de Rivera pedirá su dimisión

La formación naranja evitó propiciar el desalojo del PP de la alcaldía, alegando que Silván no ha sido imputado por la Justicia. Eso sí, si finalmente es investigado, el partido de Rivera pedirá su dimisión. Para ello, sería necesario un suplicatorio a las Cortes de Castilla y León, ya que además de regidor, Silván es procurador en el parlamento regional. El exconsejero de Fomento con Juan Vicente Herrera dijo que no hay delito imputable en sus conversaciones con Ulibarri, dueño también de la mitad de la televisión regional y de varias cabeceras en distintas provincias.

"La firmeza y capacidad de influencia de Cs ha logrado torcer el pulso a un alcalde, el señor Silván, empeñado durante días en proteger a su concejal imputado por corrupción", dijo Villarroel tras conocerse el cese de López Benito. De momento, además de cobrarse esa cabeza, a Ciudadanos le sirve con la puesta en marcha de una comisión de investigación para aclarar el contenido de las conversaciones entre el regidor popular y Ulibarri. Sobre las explicaciones ofrecidas por Silván este martes, la portavoz naranja, Gema Villarroel, reconoció que eran "escasas y en un formato en el que se ha podido esconder y donde no ha contestado a nada". Silván mantiene que no hizo nada ilegal y acusó a los socialistas de querer llegar al poder sin haber ganado las elecciones. 

El Grupo Municipal de Ciudadanos se reunirá este miércoles para analizar cómo poner en marcha "una investigación política firme, seria y rigurosa" que sirva para esclarecer "si Silván puso la Alcaldía de León al servicio de la trama Enredadera". El partido naranja tuvo tres imputados en el caso. El diputado provincial, Juan Carlos Fernández, y el asesor Sadat Maraña, habrían pedido a los cabecillas de la trama 20.000 euros cada uno para mediar en adjudicaciones en los ayuntamientos leoneses de San Andrés del Rabanedo y Villaquilambre. Tras conocerse su implicación, la dirección de Ciudadanos los expulsó del partido. 

Ultimátum de Cs

Con el ultimátum que dio Ciudadanos tras el pleno extraordinario, el partido naranja repite su 'modus operandi' frente a presuntos casos de corrupción que afectan a las filas populares. El partido de Rivera siempre defiende en estos casos que siga gobernando la lista más votada. Y sólo cuando el PP no da su brazo a torcer, accede a negociar una moción de censura. Únicamente en 2016 apoyó una moción socialista contra los populares en el Ayuntamiento de Granada.

En la Región de Murcia, Ciudadanos permitió que el PP siguiera gobernando mediante un cambio de presidente, forzando la salida de Pedro Antonio Sánchez en 2017, implicado en el caso Auditorio y acusado de prevaricación y fraude. Fue sustituido por Fernando López Miras.

En la Comunidad de Madrid, Ciudadanos también permitió que el PP continuase al frente del Gobierno regional después de que el PSOE amenazase con presentar una moción de censura tras el caso del máster de Cristina Cifuentes. El número dos de esta última, Ángel Garrido, tomó las riendas del Ejecutivo de la Comunidad. Ahora, la situación se complica por momentos para el PP a menos de un año de las elecciones municipales y autonómicas y en plena crisis por el máster de su nuevo presidente nacional, Pablo Casado



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba