Investidura en Cataluña

Choque frontal entre Puigdemont y Junqueras por la 'conselleria' de Presidencia

La disputa por la consejería de Presidencia sube de tono. Puigdemont quiere controlar el futuro 'Govern'. ERC reclama carteras políticas

Imagen de archivo de Oriol Junqueras y Carles Puigdemont
Imagen de archivo de Oriol Junqueras y Carles Puigdemont EFE

Las negociaciones entre JxCat y ERC para delinear el futuro 'Govern' se han atascado. La consejería de Presidencia tiene la culpa. Puigdemont acepta una investidura simbólica a cambio de mantener un control directo sobre el 'Govern'. Necesita para ello hacerse con el departamento de Presidencia, eje central del Ejecutivo. Oriol Juqueras reclama también su protagonismo. Las posturas aparecen ahora muy distantes.

La estructura de la cúpula de la Generalitat centra ahora las negociaciones entre JxCat y los republicanos. Se da por hecho que el prófugo de Flandes anuncie en las próximas jornadas su renuncia a una investidura formal como 'president'. Toca ahora el reparto de poder. Aparece entonces el pulso por Presidencia. JxCat quiere hacerse con ella y colocar al frente a Jordi Turull, fiel al prófugo de Bruselas.

Los pasos serían los siguientes: Puigdemont es investido presidente 'florero' con algunos atributos decorativos para salvar la cara. Jordi Sánchez sería proclamado presidente 'legal' por el Parlament. Dado que está en prisión, imputado por tres delitos muy graves, no podría ejercer sus funciones con normalidad por lo que este papel le correspondería al titular de Presidencia, 'número tres' del aparato de poder catalán. Así, Turull se transformaría en el presidente 'de facto' en la nueva etapa.

Todos quieren TV3

Junqueras no comparte este diseño. Cedería Presidencia a los neoconvergentes pero pretende asumir algunas funciones que antes correspondían a esta consejería. Por ejemplo, las secretarías de Comunicación y Difusión, así como la Corporación de Medios Audiovisuales. Es decir, TV3 y Catalunya Rádio, tal y como en su día informó Vozpópuli.

El resto de las consejerías se habrán de repartir en un 50 a 50, es decir, la mitad para cada una e las formaciones independentistas. Nadie quiere la de Interior porque tendrá problemas con los 'Mossos' y con la calle. Hay también disputa por Economía, que antes asumía el propio Oriol Junqueras. Parece que JxCat pretende colocar a Elsa Artadi, su jefe de filas en el 'Parlament', para esta cartera. 

Este fin de semana se resolverá el problema, dicen fuentes secesionistas. Puigdemont resiste. Quiere el aparato de la Generalitat bajo su control. En su partido amenazan: "No se descarta ninguna eventualidad". Las relaciones en el seno independentista ya hace tiempo que transcurren por los senderos del enconamiento y la crispación. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba