Política

Casesa, la empresa que tenía la grabación de Cifuentes robando, llevó durante años la seguridad del ayuntamiento de Gallardón

Durante la época en que se produjo el incidente con la expresidenta de la Comunidad de Madrid, la compañía encargada de las cámaras de seguridad ganaba suculentos contratos con el consistorio

Alberto Ruiz Gallardón
Alberto Ruiz Gallardón

Castellana de Seguridad, S.A. (Casesa) era la compañía que ofrecía los servicios de seguridad a Eroski aquel día de mayo de 2011 cuando Cristina Cifuentes fue sorprendida sustrayendo dos cremas antiedad por valor de 40 euros en un Eroski próximo a la Asamblea de Madrid. Según ha podido saber este periódico, esta compañía de seguridad, hoy desaparecida, era famosa dentro del sector por estar muy ligada al Partido Popular de Madrid en la época de Alberto Ruiz Gallardón. De hecho, empezó a trabajar con el consistorio en 2004 y a través de una UTE, llevó directamente la seguridad en el Palacio de Cibeles (sede del Ayuntamiento de Madrid) en la época en que Gallardón presidía el consistorio de la capital y Esperanza Aguirre era la presidenta de la Comunidad de Madrid.

Para llevar la seguridad privada de la sede del consistorio, Casesa había creado la Ute Palacio de Cibeles Casesa Protección Castellana.

En esas fechas de inicio de la segunda década del siglo XXI, Casesa se vanagloriaba de su buena relación con el Ayuntamiento de Madrid de Gallardón, quien además le concedió contratos de vigilancia y seguridad para las Áreas de Gobierno de Hacienda y Administración Pública, y Seguridad y Movilidad. En virtud de estos contratos, "Casesa prestará servicios de protección y seguridad en los edificios dependientes del Área de Gobierno de Hacienda y Administración Pública. Asimismo, la compañía será la encargada de la seguridad en el aparcamiento municipal de la calle Sacramento s/n y en el complejo Julián Camarillo, ambos adscritos al Área de Gobierno de Seguridad y Movilidad", aseguraba su director general, Francisco Javier García Saldaña, a quien algunas fuentes del sector atribuyen muy buenas relaciones con el Partido Popular, y que se felicitaba porque Gallardón renovara "su confianza en nosotros, lo cual es un aval de la profesionalidad de nuestra compañía".

En aquella época, la empresa de seguridad consiguió muchos contratos públicos y privados en empresas como Metro de Madrid, Patrimonio Nacional, Gas Natural Fenosa, Renfe, ADIF, FCC, Iberdrola, Repsol YPF, Vodafone, France Telecom (Orange), Cableuropa (ONO), PC City, Bolsa de Madrid o el Museo Thyssen-Bornemisza.

Comprada por Ombuds

En la actualidad Casesa ha sido absorbida por la empresa de seguridad Ombuds en una operación que adelantó este periódico en 2015 y se hizo efectiva en 2016. Este periódico se ha puesto en contacto con fuentes de Ombuds, que han recordado que este caso que se está tratando data de una época en la que Casesa era una compañía independiente y nada tiene que ver con la actual dirección de su empresa.

Desde Eroski se ha señalado la "sorpresa" de la compañía porque se den a conocer ahora unas imágenes de un circuito de seguridad cerrado de hace 7 años. Y la filtración se podría haber producido por parte de alguien de Casesa y por tanto con acceso a las cámaras de seguridad hace muchos años.

En 2011 Casesa amplió su acuerdo con Eroski para dar servicios de seguridad al grupo en Murcia, Almería, Málaga, Madrid, Tarragona, siendo el proveedor de referencia en esas zonas. En 2010 Casesa facturaba 140 millones de euros, estando participada mayoritariamente por el fondo de inversión Baring (62%) y por Javier García Saldaña, con un 33%.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba