Política

Casado prescinde de Arriola, el 'gurú' imprescindible de Aznar y Rajoy

Pablo Casado prescinde de Pedro Arriola, el eterno gurú demoscópico del PP, tras veinte años de ejercer como consejero imprescindible de Aznar y Rajoy

Pedro Arriola.
Pedro Arriola. EFE

Pablo Casado está en fase de reorganización. Movimientos en la estructura de Génova y preparación de las listas electorales para la primavera próxima. Pedro Arriola es uno de los nombres que están en la vía de salida. El eterno asesor demoscópico del PP finalmente abandonará el partido tras dos décadas de trabajos bien remunerados. 

"Estamos a falta de cerrar una serie de flecos", comentan en fuentes conocedoras de esta negociación. Es cosa de días, añaden. Se da la circunstancia de que Celia Villalobos, esposa de Arriola, cesó en la diputación permanente del Congreso después de treinta años en ese puesto.

Figura insustituíble

Vientos de cambios importantes en el nuevo PP. Arriola fue reclutado por José María Aznar cuando estaba al frente del partido en Castilla y León. Se lo llevó luego a Génova y a Moncloa, donde ha desarrollado todo tipo de actividades. 'El hombre de las misiones imposibles', le definía ayer un veterano de la formación conservadora. Participó en las conversaciones con ETA en los tiempos duros del terrorismo. Transmitió mensajes a personajes complicados de los que apenas se tiene noticia. Era la figura insustituible en la preparación de los debates electorales televisivos de los candidatos presidenciales del PP.

Tras su llegada a la presidencia de Génova, Mariano Rajoy también optó por renovarle el contrato. A él recurría en la elaboración de discursos parlamentarios importantes, iniciativas comprometidas y, desde luego, cara a cara electorales. Durante años se impuso el 'estilo Arriola' en el PP. No hacer nada, no provocar al contrario, no encender pasiones, pasar inadvertido. También se le achaca la estrategia de aupar a Podemos para acabar con el PSOE, una fórmula de éxito inicial y fracaso final. "Son unos frikis", dijo Arriola referido al partido de Pablo Iglesias. 

No le importaba pisar callos o granjearse enemigos. Algunos de los dirigentes del PP menos próximos a Rajoy no dudaban en criticarle sus métodos y su enorme influencia cerca del presidente. Esperanza Aguirre era una de de ellos. En los buenos tiempos sus estudios demoscópicos eran certeros, casi infalibles. Poco a poco, fue perdiendo el tino. Narcís Michavilla, director de GAD3, aparecía como el claro sucesor

Hace dos años ya anunció su retirada. El PP no era su único cliente. Trabajaba para importantes empresas del Ibex y no ocultaba su voluntad de poner punto final a sus trabajos en el mundo político. Rajoy recurrió a sus consejos elecciones de junio de 2016, en las que consiguió una menguada victoria que le llevó de nuevo a la Moncloa. Con la llegada de Casado a la cúspide del PP, finaliza una era. El arriolismo ha pasado a mejor vida. "Génova ya no será la misma", comenta irónicamente la mencionada fuente. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba