La sucesión de Rajoy

Santamaría gana por la mínima pero Casado tiene el aparato a su favor para presidir el PP

Cospedal es la gran derrotada de las primarias, pero el apoyo de sus compromisarios puede ser decisivo para que Casado derrote a Sáenz de Santamaría en el congreso de los días 20 y 21 de julio

Casado y Sáenz de Santamaría.
Casado y Sáenz de Santamaría. EFE

Soraya Sáenz de Santamaría ha ganado las primarias del PP por 1.546 votos a Pablo Casado, que emerge como el gran favorito a presidir el partido en el congreso extraordinario de los días 20 y 21 de julio. El batacazo de María Dolores de Cospedal, que le deja fuera de la carrera por la sucesión de Mariano Rajoy, ha sido un sonado revés de la militancia al aparato. El enfrentamiento personal y político de Cospedal con Sáenz de Santamaría facilita las opciones de Casado como candidato de la tercera vía si suma a los compromisarios de la secretaria general y del resto de aspirantes que concurrían a las primarias. El nuevo presidente del PP será elegido por 3.184 compromisarios en el congreso. 

Saénz de Santamaría ha obtenido el 36,9% de los votos (21.513 papeletas), frente al 34,3% (19.967 votos) de Casado. La diferencia entre ambos ha sido de 1.546 votos. Cospedal ha quedado en tercera posición con el 25,9% (15.090 votos). Los otros tres aspirantes apenas han logrado apoyos. José Manuel García-Margallo ha obtenido 680 votos, José Ramón García Hernández 668 y Elio Cabanes 185. La participación ha sido el 87% de los 66.706 inscritos, que representan un 7,6% del censo de militantes que dice tener el PP. 

Soraya Sáenz de Santamaría.
Soraya Sáenz de Santamaría. EFE

Andalucía, clave en la victoria

Sáenz de Santamaría ha dado la vuelta a un escrutinio que Casado lideró durante toda la noche. La ex vicepresidenta se ha impuesto en Andalucía, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Canarias, La Rioja, Cantabria, País Vasco y la ciudad autónoma de Melilla. La diferencia de votos tan exigua con Casado se ha fraguado en Andalucía, donde Sáenz de Santamaría ha arrasado a sus rivales (5.581 votos frente a los 1.663 de Casado). Por su parte, Casado se ha impuesto en Aragón, Cataluña, Extremadura, Baleares, Murcia, Navarra y Madrid. Cospedal ha ganado en su feudo de Castilla La-Mancha, en Galicia y Ceuta.

El sistema de elección a la presidencia del PP es de doble vuelta. Las primarias eran solo un primer paso. Los compromisarios son los que eligen al presidente en el cónclave de finales de julio. La mayor parte de esos compromisarios -más de 2.000- se ha elegido este jueves en otra urna, pero el partido no ha comunicado los resultados de esa votación. Lo hará el viernes.

El presidente de la Comisión Organizadora del Congreso, el eurodiputado Luis de Grandes, ha anunciado que la jornada transcurrió sin incidentes reseñables. Y se ha felicitado por la participación de los afiliados. De Grandes no ha querido valorar si lo más conveniente es que el partido acuda con una candidatura unida al congreso. "Si lo hacen bien, si no lo hacen el congreso será igual de factible, democrático y oportuno", ha afirmado.

La integración de las candidaturas ganadoras es hoy por hoy inviable. La ex vicepresidenta ha anunciado que tenderá la mano a Casado y al resto de aspirantes para llegar al congreso con una lista de unidad. "Nuestros militantes quieren y merecen un esfuerzo de integración y unidad", ha dicho. "Cumpliré mi palabra y haré un esfuerzo de generosidad. No podemos prescindir de nadie", ha añadido.

Pablo Casado.
Pablo Casado. EFE

Integración complicada

Mientras se abre esa negociación de final incierto, Sáenz de Santamaría ha anunciado que seguirá haciendo campaña por toda España. "Tengo la firme determinación de dejarme la piel para ganar el congreso de mi partido para presidir el PP y ser la futura presidenta del Gobierno de España", ha afirmado.

Casado, sin embargo, ha dejado claro en su discurso que su objetivo es sumar los apoyos de Cospedal y de otros candidatos como García Hernández y Margallo para ganar la batalla final del congreso. El candidato ha dicho que hay "coincidencia en los esencial" con el proyecto que defendía la todavía secretaria general. "Los dos que pasamos a segunda vuelta tenemos un resultado muy igualado", ha afirmado Casado. "Nos quedan 15 días muy intensos para poder decir en manos de quien queda el PP".

Cospedal no ha querido enseñar sus cartas de cara al congreso. Pero ha revelado que no aceptará un cargo en la futura dirección del partido a cambio de su apoyo. "Tenemos que abrir un periodo de reflexión y acordar lo que sea mejor para el partido", ha dicho Cospedal. "Es precipitado responder (si apoyamos a alguien). Teniendo en cuenta la igualdad de las cifras debemos ser prudentes e iniciar un periodo de reflexión".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba