Politica

Casado lanza una 'operación cerco' a Cs con la moción de censura a Torra y el pacto con Díaz

El PP exige a Ciudadanos una moción de censura en Cataluña y una retirada total de apoyos al PSOE en Andalucía

Pablo Casado y Albert Rivera.
Pablo Casado y Albert Rivera. EFE

El PP lanza una 'operación cerco' a Ciudadanos. En Cataluña y en Madrid. Pablo Casado ha reclamado este miércoles al partido naranja que lidere una moción de censura al gobierno de Quim Torra en Cataluña. "Así veremos con quién está Sánchez, si con los constitucionalistas o los independentistas". José Manuel Villegas, número dos de Cs, rechazó a primera hora esta posibilidad. "No salen los números. Nosotros estamos por la aplicación del 155". 

La iniciativa de los populares mete presión a Ciudadanos. Ante la fractura del bloque separatista, el PP considera razonable ese paso, incluso a riesgo de perderlo. El PP, que sólo tiene cuatro diputados en la Cámara catalana, espolea de este modo a Inés Arrimadas que ejerce como líder del partido más votado en las autonómicas de 21-D.

Cs: "El PP no nos va enseñar nada"

Fuentes del partido naranja enmarcan la propuesta de Casado en un nuevo intento por salir de la irrelevancia política en la que el PP se encuentra en Cataluña. "La moción sólo reforzaría al separatismo. Casado no nos va a enseñar a combatir a los nacionalistas", dicen estas fuentes. Ciudadanos recuerda que para para ganar la moción de censura hace falta 68 diputados -la mayoría absoluta- del Parlament de Catlauña. En el mejor de los casos -contando con un apoyo improbable de los Comunes, el PSC y el PP-, se sumarían 65

"Es bastante evidente. Los números son claros", explican. "Y además harían falta tres diputados del bloque independentista".

Se da la circunstancia de que fue la propia Arrimadas quien planteó la moción hace un año, tras aprobarse en el Parlament las leyes de desconexión y del referéndum. En aquella oportunidad tampoco tenía los números ni la mayoría, pero lo hicieron. Populares y socialistas se negaron a secundarla.

Arrimadas, este sábado en Sevilla
Arrimadas, este sábado en Sevilla EFE

Ahora es el PP quien empuja a Ciudadanos a plantar cara a los separatistas. Una jugada con trampa ya que el partido de Rivera piensa que no es positivo encabezar una propuesta condenada a la derrota. "Muchos demócratas en Cataluña no lo entenderá. Arrimadas tiene que asumir su papel de jefa de la oposición, de que dirige el partido más votado", señalan desde Génova

Cómplices de la corrupción

La presión sobre Cs se centra también en Andalucía, donde Susana Díaz acaba de convocar elecciones anticipadas para el 21-D. Casado insiste en reclamarle a Rivera que se comprometa, que desvele a quien va a apoyar en esa comunidad antes de que se acuda a las urnas, a no apoyar de nuevo a los socialistas para que lleguen al poder, tal y como hicieron en el último mandato. "Son cómplices de un régimen corrupto que lleva 40 años inundando de escándalos a Andalucía", han comentado con insistencia desde la cúpula del PP.

Susana Díaz, candidata a las elecciones andaluzas.
Susana Díaz, candidata a las elecciones andaluzas. EFE

Génova intensificará en las próximas semanas este empeño por acorralar a la formación de Rivera en dos zonas claves. En Andalucía, donde el PP teme un 'sorpasso' y convertirse en la tercera fuerza regional y en Cataluña, donde buena parte de sus votantes optaron por pasarse en masa  a las filas del partido naranja. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba