Congreso del PP Pablo Casado, un millenial al frente del PP

Nacido en 1981, Casado se convierte en el líder político más joven de España tras derrotar a Sáenz de Santamaría en el congreso extraordinario del partido

Pablo Casado.
Pablo Casado. Javier Martínez

Pablo Casado se ha convertido en el quinto presidente de la historia del PP (teniendo en cuenta su pasado como AP) tras derrotar con más contundencia de la esperada a Soraya Sáenz de Santamaría en el congreso extraordinario del partido. Casado ha culminado este sábado la carrera política soñada dentro de un partido político. De la base a la cúspide en poco más de una década. Casado, con 37 años, es un millenial al frente del primer partido político de España.

Casado ha logrado más del 57% del voto de los compromisarios del congreso, frente al 42% de su rival. Casado ha sido el outsider que supo colarse en un enfrentamiento que parecía reservado a Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal. El nuevo presidente del PP ha sabido aprovechar esa enemistad, que quedó tan patente en el ninguneo de Sáenz de Santamaría a la secretaria general en su discurso como candidata ante el plenario del congreso. Su segunda posición en las primarias -1.546 votos por detrás de Santamaría- se ha traducido en un triunfo holgado entre los casi 3.000 compromisarios tras la integración de Cospedal en su candidatura y el apoyo que ha recibido del aparato de Alberto Núñez Feijóo en Galicia.

"No tengo palabras para agradecer todas vuestras muestras de ilusión, de entusiasmo, también de ambición de futuro. Y sólo os puedo decir que no os voy a defraudar, que no vais a defraudar a quienes depositaron su confianza para que lleváramos a cabo este proyecto", ha dicho nada más ser proclamado presidente del PP. "Quiero que volváis a casa y contéis lo que ha pasado aquí, que volváis a transmitir la ilusión, la renovación tranquila y constructiva y la unidad que hemos conseguido entre todos".

Casado (Palencia, 1981) era un político relativamente desconocido hasta el 2015. La irrupción de los nuevos partidos le convirtió en un valor refugio del PP para las tertulias políticas en televisión, que vivieron picos de audiencia inéditos durante el boom de este formato. El PP era el saco de todos los golpes en el ocaso de la legislatura. Casado era (y es) joven. Tenía la soltura necesaria para interactuar en las redes y el verbo ajustado a esos 30 segundos que exige la televisión para colocar un mensaje. "Cuando pasas esa raya, ya nadie te escucha o peor te cortan", dice un experto en comunicación política.

Esa capacidad abrió a Casado las puertas de Génova. Mariano Rajoy le entregó la vicesecretaría de Comunicación. No lo tuvo fácil. El PP se ha enfrentado a un progresivo deterioro de su espacio electoral por un sinfín de casos de corrupción y la irrupción de Ciudadanos en el centro derecha. Casado dio la cara en momentos difíciles y se la partieron muchas veces.

Casado y las tertulias

Pero Casado llegó al PP mucho antes de las tertulias. Han sido poco más de 15 años de militancia, desde que entró como afiliado al distrito madrileño de Moncloa. "Formamos un grupo de unas ciento y pico personas en Nueva Generaciones de Madrid muy chulo", cuenta Isabel Díaz Ayuso, portavoz del PP en Madrid y uno de los apoyos de su candidatura. "Hacíamos mucha política. Llegó un momento en el que algunos medios asignaron un periodista sólo para cubrir Nuevas Generaciones de Madrid por la cantidad de actividad que hacíamos".

Casado fue elegido presidente de Nuevas Generaciones de Madrid en un congreso que tuvo primarias, como él mismo ha recordado muchas veces. A partir de ahí, empezó una carrera en la que ha sido mimado por los más altos dirigentes del PP. Primero Esperanza Aguirre, que le hizo diputado autonómico, después José María Aznar, que le entregó la dirección de su gabinete en FAES con 30 años recién cumplidos. Y finalmente llegó su salto al Congreso como diputado por Ávila y la Ejecutiva nacional del PP.

¿Quién es Pablo Casado? Dicen los que le conocen que nunca deja un Whatsapp sin responder. "Aunque hayan pasado horas, acaba contestando. No lo olvida", dice un diputado del PP que le ha tratado esta legislatura. "Es perfeccionista hasta la extenuación. Le da 45 vueltas a todo", asegura Ayuso. A Casado tampoco le gusta llevar séquito y cuando participa en algún programa de televisión suele acudir solo. Algo extraño en la política moderna.

Esa perseverancia ha sido una de las claves de su exitosa campaña en estas primarias. La llamada Vuelta a España, en su doble sentido, le ha llevado a recorrerse casi 25.000 kilómetros en tres semanas. "A veces no sabía ni dónde había estado el día anterior", recuerda unos de sus colaboradores. "Lo que tengo claro es que esta campaña sin Casado habría sido muy diferente. Su irrupción entre Soraya y Cospedal ha sido clave para animar el proceso", comenta un veterano del partido.

Casado es un conservador en el sentido más anglosajón del término y un liberal en su acepción económica centroeuropea. Cree en la libertad individual por encima del Estado y en los valores de la familia en su sentido más católico. Casado va a misa los domingos. Participa habitualmente en los debates de Davos, es un atlantista convencido y está integrado en cualquier foro que tenga que ver con Estados Unidos. En su discurso como vencedor desgranó varias claves de sus ideas de futuro para el partido. Lo primero que hizo, dijo el propio Casado, fue comunicar a la Casa Real su elección y su compromiso con la Corona. Y un guiño inesperado cerró su intervención citando unos versos de Antonio Machado, poeta tradicionalmente vinculado a la izquierda.

Los problemas del currículum

Está casado con Isabel Torres, su pareja de siempre, desde 2009. Tienen dos hijos. Uno de ellos nació muy prematuro, con apenas cinco meses de gestación. Salió adelante con muchas dificultades. Estos días Casado lo ha recordado en un cariñoso mensaje a Pablo Iglesias e Irene Montero, padres de mellizos con apenas seis meses.   

Casado es dueño de un currículum envidiable, que le ha costado más de un disgusto el último año. Es Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense y en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Rey Juan Carlos. Un diario reveló que superó la mitad de las asignaturas de la primera carrera, que cursó en el centroGabriel Cisneros de la Complutense, en tan solo cuatro meses, después de ser elegido diputado madrileño en 2007 y que hubo presiones politicas para que fuera así. El diputado también cursó un Máster en Derecho Administrativo en la Universidad Rey Juan Carlos, el mismo que Cristina Cifuentes.

Casado ha reconocido que sacó 12 asignaturas en cuatro meses porque, según explicó, dos las tenía ya superadas en Icade; otras cinco las llevaba preparando tres años, pues "no era la primera convocatoria a la que se presentaba", y otras cinco las aprobó de una vez. Después de aquella revelación, dijo "no es nada extraño" que se presentara y aprobara en tan poco tiempo todas esas asignaturas.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba