Política

Casado se vuelca en Andalucía, su primer gran test al frente del PP

El líder del PP viaja a Sevilla por primera vez desde que es presidente del PP. El adelanto electoral en Andalucía será el primer test a su liderazgo

El presidente del PP, Pablo Casado
El presidente del PP, Pablo Casado EFE

Pablo Casado acude este viernes a Sevilla por vez primera desde que asumió la presidencia del partido. Sus relaciones con Juan Manuel Moreno, el líder regional del partido, han mejorado. Hay colaboración sin excesiva confianza. Moreno era un hombre de Soraya Sáenz de Santamaría y de Javier Arenas. Pugnó en las primarias contra la lista de Casado. Episodios que dejaron huella.

El posible adelanto de las autonómicas andaluzas, tal y como parece pretender Susana Díaz obligan a Casado a olvidarse de rencillas pasadas. El presidente del PP ha viajado ya por media región desde su llegada a la cúspide de Génova. Faltaba Sevilla. Confirmó a Moreno Bonilla como candidato a las autonómicas en una entrevista radiofónica, pero ha evitado comparecer con él en su fortín sevillano. Este viernes al fin aparecerán juntos en Sevilla con motivo de la inauguración de la nueva sede del partido en la capital hispalense. 

Casado tiene previsto visitar la sede de la empresa Ybarra, cuya fábrica se ha reconstruido después de un terrible incendio que asoló sus instalaciones. Acudirá también a la Fundación Cámara, donde participará en un coloquio y, por la tarde, presidirá la inauguración de los nuevos locales del partido. El líder del PP ha instado en diversas ocasiones a "acabar con cuarenta años de fracasos en Andalucía", en referencia a las cuatro décadas de poder socialista en esa demarcación. Los populares jamás han gobernado la Junta de Andalucía, pese a que Javier Arenas, el hombre fuerte en la zona, logró imponerse en unas autonómicas. El pacto socialistas y comunistas le cerró el paso a la presidencia. 

Rumores sobre la fecha

El ambiente político andaluz respira ya elecciones anticipadas. Quizás el 2 de diciembre. Susana Díaz, luego de llevar a cabo una representación teatral de ruptura con Ciudadanos, el partido que le permitió llegar al poder, está dispuesta a convocar a las urnas. Será el primer test sobre el liderazgo de Pablo Casado. Un desafío complicado ya que Moreno Bonilla no parece ser un candidato con la pegada suficiente como para doblarle el pulso a Díaz. 

"La candidata ideal es Fátima Báñez", comentan en fuentes de la dirección nacional. Báñez, exministra de Empleo, fiel de Santamaría, no se ha incorporado a la nueva ejecutiva del PP, pese a las numerosas invitaciones y ofertas de que ha sido objeto. En el caso de que Moreno fracase de nuevo en este empeño, quizás cambien las cosas. Será el único responsable de un nuevo revés electoral. Esto lo tienen claro en Génova, donde prometen volcarse en una campaña en la que apenas tienen esperanza de victoria. Según el resulto, se promoverán los cambios que consideran necesarios para que el PP, al fin, pueda algún día hacerse con el poder en la comunidad 'prohibida'.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba