Cumbre del Clima

La presidenta de la Cumbre del Clima: "Es una crisis climática sin precedentes"

Tras semanas de conferencias, reuniones y negociaciones para lograr un acuerdo global contra el cambio climático, Carolina Schmidt asegura a 'Vozpópuli' que el negacionismo de la existencia de este fenómeno es cada vez más minoritario

La ministra de Medio Ambiente de Chile, Carolina Schmidt.
La ministra de Medio Ambiente de Chile, Carolina Schmidt. EFE/ Alberto Valdés

La ministra de Medio Ambiente de Chile, Carolina Schmidt (Santiago de Chile, 52 años), pone fin este sábado a la 25ª Cumbre del Clima de la ONU (COP25) con la misma sensación con la que la inauguró: "El cambio climático es el desafío más importante que enfrenta la humanidad".

Es la primera cumbre que ha tenido la oportunidad de presidir y lo ha hecho desde Madrid, después de que Sebastián Piñera se viese obligado a suspender el encuentro debido a las protestas que sacudían las calles de Santiago. Pedro Sánchez fue el primero en ofrecerse a ejercer de anfitrión de un evento que ya ha sido bautizado por algunos como la Cumbre de Greta Thunberg, en referencia al protagonismo adquirido por la joven activista sueca.

Han sido cerca de dos semanas de actividades, conferencias, debates, reuniones y negociaciones in extremis en las que Schmidt no ha parado de insistir en la necesidad de aumentar la ambición de la acción climática y de basar las decisiones en ciencia. Se trataba de lograr un acuerdo global contra el cambio climático. Prácticamente no ha salido de Ifema. 

En su primera comparecencia ante los medios, la del pasado 27 de noviembre, la ministra chilena aprovechó para hacer una radiografía de la situación que está atravesando su país y un ejercicio de autocrítica de la gestión del Gobierno chileno de la crisis política y social que les llevó a suspender la COP25. "Hemos cometido errores. No estábamos preparados y lo sentimos", entonó junto a su homóloga española, Teresa Ribera.

Según la ministra chilena, el modelo de éxito de Chile lamentablemente no llegó por igual a todos los chilenos. "No fue suficientemente repartido, compartido y distribuido entre todos los chilenos y chilenas", reconoce. En la misma línea, advierte en Vozpópulique el cambio climático también es injusto y afecta más severamente a los países más vulnerables. "La crisis social y la crisis ambiental son las crisis del siglo XXI y son dos caras de la misma moneda, no se puede enfrentar una sin hacernos cargo de la otra", explica.

¿Qué supuso para Chile tener que suspender la COP25?

Ha sido muy doloroso no poder recibir la COP25 en Chile. Tuvimos que renunciar a ser sede de esta conferencia, sin embargo, no renunciamos a la convicción profunda de la necesidad para los ciudadanos de Chile y el mundo, de impulsar con urgencia la acción climática.

¿Ha perdido Chile una oportunidad de posicionarse como un referente en la lucha contra el cambio climático en favor de España?

Aunque tuvimos que renunciar a tener la COP en nuestro país, mantuvimos la Presidencia de la COP25 porque mantenemos nuestro compromiso con la acción climática y el multilateralismo. Como ya comenté, no renunciamos a la convicción de la relevancia que tiene para los ciudadanos de Chile y del mundo, dar la batalla, con sentido de urgencia, por la acción climática ambiciosa con una transición justa y con un enfoque especial en el impacto de las políticas para las personas y los países más vulnerables.

¿Cómo ve el Gobierno de Sebastián Piñera que Pedro Sánchez fuese el primero en levantar la mano para acoger la cumbre en Madrid?

Como Gobierno de Chile agradecemos enormemente a España, al presidente Sánchez, a la ministra Ribera y a todos los equipos y ciudadanos españoles. Gracias por recibirnos y por haber actuado de esta manera tan generosa y solidaria con Chile. Además, es una demostración del compromiso que tiene España con la acción climática.

El Parlamento Europeo declaró recientemente "la emergencia climática en la UE", pero hay grupos que no lo consideran como tal y otros hablan de falsedad sin demostrar. ¿Cree que se trata de una emergencia en Europa?

Estamos ante una crisis climática y ambiental sin precedentes y así lo señaló el Parlamento Europeo. Es una demostración más de que no sólo Europa, sino que todo el mundo vive una crisis climática y ambiental sin precedentes: la temperatura global está camino a convertirse en la más cálida de la historia, el nivel de CO2 en la atmósfera es el más alto que haya existido jamás y las emisiones de la industria energética siguen creciendo a un ritmo frenético, y la Antártida se está derritiendo tres veces más rápido que hace una década, sólo por nombrar algunos ejemplos.

¿Cree que la lucha contra el cambio climático y la defensa del medio ambiente es una preocupación única de las fuerzas políticas socialistas y de izquierdas? 

El cambio climático es el desafío más importante que enfrenta la humanidad hoy y, por lo mismo, todos debemos avanzar en una acción climática decidida.

¿Existen fake news en torno al cambio climático? ¿Cuáles son las mentiras más extendidas en torno al medio ambiente?

Lamentablemente las fake news se han extendido a distintas áreas de interés y el cambio climático no es la excepción. Sobre este punto, el negacionismo de la existencia de este fenómeno es lo más recurrente, aunque cada vez más minoritario ante la abrumadora evidencia científica que no da espacio a dudas sobre los impactos del cambio climático en la humanidad.

Es por eso que como presidenta de la COP25 he señalado con fuerza que la ciencia es clave para tomar decisiones y que su participación no es negociable. Eso lo vamos a mantener siempre.

La contaminación afecta a todas las grandes ciudades, pero en el caso de Santiago de Chile se percibe casi diariamente. A veces no se ven los cerros, ¿qué está haciendo su Gobierno para disminuir la contaminación?

En la Región Metropolitana, desde finales de la década de los 90, contamos con un Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica (PPDA) que ha sido exitoso en su implementación. Por ejemplo, la fracción fina del material particulado es monitoreada desde el año 1989 a la fecha, por ser la fracción con mayor impacto en la salud de la población, y se evidencia una reducción acumulada del 71% de este elemento. Esto se explica por el control que hemos aplicado en la disminución de las emisiones de los distintos sectores productivos.

Estos resultados son muy alentadores, considerando la mala calidad de ventilación dada la geografía de la ciudad. Sin embargo, sabemos que debemos ir más allá, por eso en 2018 comenzó a regir un nuevo plan de descontaminación para la Región Metropolitana y, en paralelo, avanzamos con otras medidas como el impulso a la electromovilidad. Santiago es la ciudad, fuera de China, con mayor cantidad de buses eléctricos y nos pusimos la meta de que, en 2040, todo el transporte público en Chile sea electromóvil, lo que tiene un impacto profundo en la calidad del aire.

Chile es uno de los países más vulnerables ante el cambio climático, ¿por qué? ¿Qué van a hacer para impedirlo?

Principalmente por su geografía, Chile es uno de los países más vulnerables ante el cambio climático. Contamos con siete de los nueve criterios de vulnerabilidad ante este fenómeno establecidos por Naciones Unidas. Por eso levantamos nuestra voz y asumimos el desafío de presidir la COP25 para llevar a todo el mundo el mensaje de lo urgente que es actuar ahora para enfrentar el cambio climático.

Es así que, como país, elaboramos un anteproyecto de actualización de NDC que es sumamente ambicioso –tal como ha sido calificado por instancias internacionales- y que junto con contener medidas claras de mitigación, realzamos la adaptación como un punto fundamental en la acción climática.

El detonante de las protestas fue la (irrisoria) subida del precio del transporte, pero las reivindicaciones se fueron extendiendo a todos los sectores, ¿qué reclaman los chilenos en materia de medio ambiente?

La crisis social y la crisis medioambiental son dos caras de la misma moneda. Y no se puede enfrentar una sin hacernos cargo de la otra. La crisis climática tiene un efecto multiplicador, profundizando severamente las desigualdades sociales y medioambientales existentes.

Al asumir esta COP en el nombre de América Latina y el Caribe, queremos traer esta realidad a las discusiones por la acción climática. Donde son justamente nuestros países los más vulnerables al cambio climático, y donde el calentamiento global profundiza las inequidades existentes.Nosotros creemos que trabajando en conjunto, reconociendo el problema que tenemos, poniéndonos una meta clara en que podamos construir juntos una posición, una salida y una meta, para tener los cambios que Chile está buscando, vamos a poder avanzar de mejor manera.

Chile tiene desierto, viñas, costa, montaña, glaciares... ¿Cree que los chilenos podrán seguir disfrutando de estos paisajes en el futuro?

El cambio climático es una realidad y sus efectos los estamos viendo hoy. Los aumentos de la temperatura tendrán impacto en los territorios y la sequía que por 10 años azota a la zona central de Chile es un ejemplo. Sin embargo, avanzar en la acción climática, tanto en mitigación como adaptación, es fundamental para poder preservar la calidad de vida, no sólo de los chilenos, sino que de todos los ciudadanos del mundo. Es claro que el cambio climático genera desafíos enormes en los territorios y trabajar en la adaptación será clave.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba