Política

La Universidad Rey Juan Carlos tumba la coartada de Cifuentes

La presidenta de la Comunidad de Madrid dio "permiso" para publicar el TFM que ella misma no habría encuentra entre sus cajas. La pelota volvía a los tejados de la URJC que, lejos del discurso protector de la primera rueda de prensa, ha trasladado la investigación a los fiscales

"Vicálvaro es la cueva de la parte choriza del PP"
"Vicálvaro es la cueva de la parte choriza del PP" M.A.

Las explicaciones sobre el máster en Derecho Público del Estado Autonómico que Cristina Cifuentes dio ante la Asamblea de Madrid no solo no han servido para frenar el terremoto político, sino que han avivado aún más el incendio en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) que, en una última vuelta de tuerca, ha preferido que la Fiscalía tome cartas en el asunto.

Durante su intervención en el pleno, la presidenta de la Comunidad de Madrid dio permiso para publicar, si así lo estimaba oportuno, el Trabajo de Fin de Máster (TFM) que ella misma habría realizado en el curso 2011-2012 en la institución. Un documento que aseguró no haber encontrado tras días y días buscándolo en distintas cajas. "Es la universidad la que debe justificar si ha existido alguna irregularidad como haría con cualquier alumno, ella ha cursado y aprobado el máster", aseguraba su entorno a este diario. La pelota, de nuevo, en los tejados de Vicálvaro.

La respuesta de la cúpula de la URJC no tardó en llegar. Tan solo un día después de la comparecencia de la integrante del Partido Popular, y tras las declaraciones de la profesora Alicia López de los Mozos -que habría reconocido ante los investigadores de la URJC que no formó parte del tribunal que evaluó a Cristina Cifuentes y que su firma en el acta del trabajo de fin de máster fue falsificada-, el actual rector Javier Ramos y su equipo decidieron trasladar a la Fiscalía los datos recabados durante sus pesquisas en relación con el máster de la presidenta de la Comunidad de Madrid por si pudieran ser constitutivos de delito.

Cambio de estrategia

El cambio de estrategia de la universidad pública es notorio. De aquella rueda de prensa a tres bandas en la que Ramos llegó a asegurar que "no hubo irregularidades en el máster de Cifuentes" y que lo que se produjo fue un "error de transcripción", la cúpula de la URJC pasó a abrir una investigación interna con observadores externos para, finalmente, derivar la materia a los fiscales.

Tiene el típico perfil de ingeniero con muchas conexiones en universidades americanas y poco a poco se va ganando la confianza de los docentes"

"La rueda de prensa fue bochornosa. Pero a partir del comunicado de después, donde el rector apostaba por observadores externos y prometía actuar con absoluto rigor y máxima transparencia, tiene mi confianza", reconoce una profesora de la Universidad Rey Juan Carlos a este medio que prefiere mantenerse en el anonimato. Al igual que ella, otra docente asegura que Ramos entró en la URJC como el "delfín" del anterior rector, Fernando Suárez, que decidió no presentarse a la reelección en 2017 salpicado por más de una decena de plagios.

"Tiene el típico perfil de ingeniero con muchas conexiones en universidades americanas y poco a poco se va ganando la confianza de los docentes. Fue quien cesó a la gerente general de la URJC Mª Teresa Sánchez Magdaleno, de la cuerda de Suárez, que llevaba en el cargo desde julio de 2013 haciendo lo que quería y la sustituyó por Luis J. Mediero, antiguo gerente de la Universidad de Salamanca que tiene muy buena reputación", comenta la misma fuente.

Sin embargo, el camino hacia la transparencia al que parece caminar el rector se ha vuelto a torcer este viernes tras las declaraciones que el director del ya extinguido máster, Enrique Álvarez Conde, ha facilitado a Más de Uno. Según Álvarez Conde, Ramos le habría solicitado un acta el mismo 21 de marzo, día en el que saltó el escándalo, y ante la negativa, le habría pedido reconstruirla. Una versión que Ramos niega "rotundamente".

La 'cueva' de Vicálvaro

Por otro lado, académicos de los campus de Alcorcón, Fuenlabrada, Móstoles y Aranjuez señalan al campus de Vicálvaro como el epicentro de las polémicas y el nepotismo. "Todos los problemas vienen de Vicálvaro, es una cueva de la parte choricera del PP, porque no todos los del PP son chorizos, pero allí se concentran los peores", señala otra profesora. Según la misma, la URJC nació para de descentralizar y diversificar la enseñanza universitaria y tenía campus especializados, pero poco después de su fundación tuvo que integrar el Centro de estudios Sociales y Jurídicos Ramón Carande de Vicálvaro, al noroeste de Madrid, y "fue entonces cuando empezaron los problemas".

Pese a la polémica generada en torno a su máster, Cifuentes continúa descartando dimitir y ha considerado "una buena noticia" la apertura de una investigación sobre su máster por parte de la Fiscalía para llegar hasta el final de lo sucedido. "Yo he sido la primera que todo este asunto lamentable lo he tenido que poner en manos de los tribunales", ha recordado en alusión a la querella que ha presentado contra eldiario.es por las informaciones sobre su máster. Cifuentes ha expresado su deseo de que la Fiscalía llegue "hasta el final" y, si ha habido "errores, irregularidades o lo que sea, que lo determine quien lo tenga que determinar".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba