JOSÉ MARÍA AZNAR

Aznar descarta fundar un nuevo partido y emplaza al PP a dar la batalla de las ideas

El expresidente del Gobierno impulsará un plan de acción para defender los principios liberales y conservadores, pero solo desde su fundación (FAES): "Ahí vamos a participar, ahí nos podrán encontrar". Los exministros Josep Piqué y Alberto Ruiz-Gallardón le arropan en el primer acto de su organización desde que se desvinculó del PP.

José María Aznar.
José María Aznar. EFE

José María Aznar ha vuelto a la primera línea política, pero no para competir electoralmente. El expresidente del Gobierno ha dejado claro este jueves que los rumores acerca de un posible plan para lanzar un nuevo partido desde la fundación que preside, FAES, no tienen ninguna base. Su intención es defender las ideas liberales y conservadoras con fruición, algo a lo que dedicará sus mayores esfuerzos en los próximos meses, pero sin fijarse la meta de presentarse a unos comicios para confrontar con el que sigue siendo su partido, el PP. FAES desarrollará toda su actividad "desde nuestro sitio", ha dicho Aznar: "Ahí vamos a participar, ahí nos podrán encontrar".

El exjefe del Ejecutivo ha pronunciado estas palabras al clausurar un acto de FAES en Madrid, el primero desde que la organización se desvinculó del PP en octubre. El evento, desarrollado bajo el epígrafe 'Ideas para España', pretende ser el primero de muchos a través de los cuales se exponga esa defensa de los principios y valores que Aznar considera mejores para vertebrar la sociedad y guiar la acción política. Una tarea que, a su juicio, debe dar todo el centro derecha. Para FAES propone una "vuelta a los orígenes": recuperar el impulso que originó su nacimiento, en 1989, para contribuir con las mejores "soluciones" e "ideas" al debate público.

Aznar ha subrayado que desde el primer momento concibió la fundación como diferenciada del PP, aunque trabajara junto a este partido durante casi 28 años. Mantuvo su "sede", "estructura" y "programa" propios y ahora desarrollará su actividad aún con mayor autonomía y el mismo afán de luchar por la transformación "reformista" de la sociedad, sin mayores pretensiones: "Cada uno en su sitio".

El exlíder del PP quiere un colectivo decidido "a confrontar ideas con la izquierda", como empezó a hacerse a principios de los 90. El proyecto tuvo éxito y logró alcanzar el poder porque, a su juicio, siguió "el orden correcto": "Empezando por las ideas, siguiendo por los programas y terminando en las políticas". Ganó las elecciones con un ideario y unas propuestas claras, ha reivindicado, y lo desarrolló desde la Moncloa -"lo respetamos y lo cumplimos"-.

Aquella obra se empezó, pero está "naturalmente inacabada". FAES, "la fábrica de ideas más influyente de España", trabajará para proporcionar "un diagnóstico compartido" sobre los retos del país y de Occidente, "superar la suma de fragmentaciones que alimentan tantas agendas personales" y combatir "axiomas" que de tan propagados desde ciertos ámbitos se dan por válidos. Así ocurre, según Aznar, con las dicotomías "disolución o fractura" en torno al desafío secesionista catalán -"digo 'no' a los dos"- o "acuerdos o reformas" a la hora de abordar problemas estructurales -"necesitamos los dos"-.

Gallardón, contra el electoralismo del PP

Los exministros Josep Piqué y Alberto Ruiz-Gallardón y la economista Rocío Albert -patronos de la fundación- han protagonizado este primer coloquio en la "nueva etapa de FAES", que ha moderado el secretario general de la organización, Javier Zarzalejos, y ha cerrado Aznar. Gallardón, extitular de Justicia en el primer Gobierno de Mariano Rajoy, ha sido muy contundente al criticar que el PP haya antepuesto el electoralismo a la defensa de sus principios en los últimos años.

El también exalcalde de Madrid cree que ha habido "miedo a la definición ideológica, porque pensábamos que esa indefinición nos podía permitir aumentar nuestra base electoral". Desde las filas del PP actuaron, ha reconocido, "avergonzándonos de proclamar aquello que en realidad pensábamos". Esos complejos por un lado y la campaña de la izquierda para "deslegitimar" el proyecto liberalconservador, por otro, han vaciado de contenido ideológico a una formación entregada a la gestión tecnocrática del poder, ha venido a resumir Gallardón.

Además, ha lamentado que el PSOE haya renunciado a "la bandera de España" y ha advertido de que el independentismo catalán busca la confrontación total con el Estado para conseguir "un final justificador" a su desafío. Sin citarlo expresamente, el exministro ha dicho que la aplicación del artículo 155 de la Constitución y la suspensión de la autonomía de Cataluña, mecanismo que habría que activar si la Generalitat sigue adelante con sus planes, proporcionaría a los secesionistas el "dramatismo" que persiguen para "justificar" su fracaso. "Cataluña no va a ser independiente, que nadie tenga la más mínima duda", ha zanjado.

Piqué, exministro de Industria, portavoz y de Exteriores con Aznar, ha añadido en este punto que el proyecto soberanista no es más que "una forma de populismo": decir que "todos los problemas que tenemos se van a solucionar cuando seamos un país independiente". También ha apuntado que los contrarios a la secesión no han sabido "prever" la situación, incluyendo el PP que él presidió en Cataluña de 2003 a 2007.

En primera fila han escuchado los vicesecretarios del PP Javier Maroto y Andrea Levy, enviados por Génova al acto para tratar de rebajar tensiones en un centro derecha convulsionado desde el portazo que pegó el expresidente del Gobierno en vísperas de Navidad al renunciar a la presidencia de honor del PP y rechazar participar en su próximo Congreso (10-12 de febrero). Maroto y Levy han encajado bien las palabras de su hoy anfitrión, con las cuales se descarta por completo que esté pensando en competir en las urnas con los populares.

FAES ha logrado llenar el auditorio, en el centro de Madrid, con unos 200 asistentes. Entre ellos, la portavoz del PP en el Ayuntamiento de la capital, Esperanza Aguirre; el exdirector general de la Policía, Ignacio Cosidó; la exdiputada popular Cayetana Álvarez de Toledo; el escritor Fernando Sánchez Dragó; o el líder de Vox, Santiago Abascal.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba