Partido Popular

Casado abre la puerta de Génova a Aznar dos años y siete meses después

El expresidente del Gobierno José María Aznar se ha reunido hoy con el líder del Partido Popular en la sede de Génova 

Aznar con Casado, en la sede del PP.
Aznar con Casado, en la sede del PP. EFE

José María Aznar vuelve a Génova. Y vuelve invitado por el propio presidente del PP, Pablo Casado. El expresidente de Gobierno ha acudido este martes la sede nacional del Partido Popular después de dos años y siete meses de su última visita. En aquel entonces aún era presidente de honor y acudió por sorpresa a la reunión del Comité Ejecutivo para pedirle a Mariano Rajoy la urgente renovación del partido.

La reunión con Aznar, según han explicado fuentes del partido a Europa Press, se ha celebrado en un ambiente "de confianza y esperanza en el futuro". Durante la conversación ha tenido "especial relevancia" la política internacional, en la que Casado trabajó durante su etapa como director de gabinete del expresidente del Gobierno entre los años 2009 y 2011.

Casado ha recibido a Aznar al igual que hizo ayer lunes con su inmediato antecesor, Mariano Rajoy. La visita del expresidente tiene lugar cinco días después de que el presidente de la comisión organizadora del congreso extraordinario del partido, Luis de Grandes, señalara que Aznar renunció en 2016 a ser presidente de honor de la formación y que desde entonces ha tratado con un "desdén expreso" al Partido Popular.

Un momento de la reunión de este martes.
Un momento de la reunión de este martes. EFE

El comité de 2015

Antes del encuentro con Casado, Aznar asistía al Comité Ejecutivo Nacional celebrado en 2015, donde se analizaban los resultados electorales de la víspera. Habían vuelto a ganar las elecciones, pero habían perdido más de tres millones y medio de votos, pasando de 186 a 123 escaños.

Nadie esperaba a José María Aznar, quien no obstante tenía su puesto reservado como miembro nato de la dirección en su calidad de presidente de honor del partido, aunque ya por entonces ejercía poco. Pero se presentó (hacía cuatro años que no pasaba por allí, desde la victoria por mayoría absoluta en 2011) y pidió la palabra.

Aznar apoyó los intentos de Rajoy de formar Gobierno como candidato de la lista más votada, pero a renglón seguido consideró que el partido necesitaba una "reflexión profunda" para recuperar la confianza de los españoles y del espacio de centro-derecha en España, amenazada ya su posición por Ciudadanos.

El presidente de honor del partido, que apeló a esa condición al inicio de su intervención, urgió la celebración de un congreso y consideró que este debería ser abierto para que los militantes pudieran "definir el futuro de nuestro proyecto y elegir -dijo- la dirección del partido".

En 2015, Aznar urgió la celebración de un congreso y consideró que este debería ser abierto para que los militantes pudieran "elegir la dirección del partido"

Aunque aclaró que no tenía "la más mínima intención de presentarse a nada", aquello no gustó en la dirección del PP y acrecentó el distanciamiento con el expresidente quien, cuatro meses antes, tras las elecciones catalanas en las que Ciudadanos superó al PP, hizo pública su valoración de los resultados pidiendo al Partido Popular que reaccionara y dejara de obviar los sucesivos avisos de los electores.

Lo que siguió fue la decisión de desvincular del PP la fundación Faes y en diciembre su renuncia a la presidencia de honor del partido, aunque se mantuvo como militante.

Este martes, Aznar vuelve a Génova una vez que Rajoy, la persona que él designó para liderar el partido, ya ha cerrado su etapa en la dirección del Partido Popular y con Casado como nuevo presidente.

Casado ya avanzó que quería contar con todos los expresidentes del partido.
Casado ya avanzó que quería contar con todos los expresidentes del partido. EFE



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba